«Hechos sí, valoraciones no». Así de contundente se ha mostrado hoy el juez Marchena ante la aceptación e impugnación de pruebas en la nueva fase que dio comienzo en la sesión 47, de ayer martes, del juicio al procés.

Esta misma mañana tenía que resolver el tribunal sobre las pruebas que habían sido propuestas tanto por las acusaciones como por las defensas.

Concretamente, el juez Marchena ha señalado que se verán los videos y no se leerán documentos. Concretamente, sobre la lectura de documentos ha señalado que «cuando las mismas acusaciones no han cuestionado ni la existencia, ni la integridad, ni el contenido, ni incluso su significación como prueba documental, esto nos lleva a la sala a rechazar la lectura de los mismos». 

Ha presentado una lista de una serie de pruebas documentales solicitadas por la fiscalía. Ha señalado que se tendrán en cuenta los hechos, pero no las valoraciones que se hagan. Por eso se aceptan las transcripciones y los vídeos, pero se rechaza cualquier informe de la Guardia Civil, noticia o enunciado donde haya valoraciones.

De esta manera, ha quedado rechazado como cualquier artículo o noticia periodista que contenta valoraciones de tipo personal, así como los comentarios o tuits que conlleven valoraciones. De esta manera, el tribunal ha tumbado gran parte de las pruebas presentadas por la Fiscalía. 

Un ejemplo: se aceptaría la transcripción de la famosa agenda Moleskine o del documento Enocats, pero no se aceptan los informes realizados sobre ellos por parte de la Guardia Civil, la considerar que contienen valoraciones de tipo personal.

También se ha denegado el cara a cara solicitado entre De los Cobos y Ferrán Lopez que fue solicitado por el letrado Melero, abogado de Quim Forn. Aún estamos pendientes de conocer las razones que el tribunal dará al respecto.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 + dos =