Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

La situación de Venezuela tras la autoproclamación como presidente de Juan Guaidó está generando comportamientos inexplicables, sobre todo en el sector progresista de la política española. No se trata de que estar en contra de la injerencia del mundo Occidental, España incluida, en la política de un país soberano sea sinónimo de posicionarse en favor de Nicolás Maduro. El hecho es sencillo: el pueblo venezolano debe ser el que decida el futuro que quiera, sin ningún tipo de intromisión exterior porque, además, el comportamiento de Occidente vulnera el derecho internacional.

El reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino lleva implícito la subversión del orden constitucional y los resultados de las elecciones venezolanas. Otro aspecto es si esos comicios tuvieron todas las garantías necesarias, un hecho por el que habría que preguntar al presidente José Luis Rodríguez Zapatero quien estuvo en Caracas como observador.

Cada día que pasa es obvio que la única postura adecuada para solucionar los problemas políticos y, sobre todo, sociales de Venezuela pasa por la celebración de unas elecciones libres y con todas las garantías democráticas. Esto sólo se puede lograr si hay una mesa de diálogo entre el gobierno de Maduro y la oposición que ahora está liderada por Guaidó. Cualquier otro arreglo o imposición no es otra cosa que una injerencia exterior semejante a lo que ocurrió en tiempos pasados en otros países de Latinoamérica.

Sin embargo, los intereses de Occidente y de las élites que gobiernan a los países desde la sombra, se anteponen incluso a lo estipulado por el derecho internacional. El propio Guaidó dijo que se autoproclamaba presidente de Venezuela con el compromiso de convocar de inmediato unas elecciones. En los últimos días ya se puso un plazo de seis a nueve meses. Por otro lado, Nicolás Maduro se enroca en el palacio de Miraflores mostrando el apoyo del Ejército como advertencia por si el pueblo decide tomar las calles para apoyar a la oposición. ¿Qué hace Occidente para intentar arreglar la situación? En vez de mediar, de buscar lugares comunes y abrir una mesa de negociación entre ambas partes, ha decidido de manera unilateral reconocer a Guaidó como «presidente interino». En ese lugar se ha situado la Unión Europea, los Estados Unidos de Donald Trump y el Brasil de Bolsonaro, entre otros. El hecho de que Manuela Carmena, la UE o el gobierno de Pedro Sánchez estén de acuerdo con el reconocimiento de Guaidó la lleva a posicionarse en la misma línea que la Administración de Donald Trump, la misma que ha afirmado, a través del vicepresidente Mike Pence, que el tiempo del diálogo ha terminado, es el tiempo de entrar en acción, en clara referencia a una posible intervención militar.

En España no sorprendió el posicionamiento de Felipe González, un viejo socialdemócrata que cada vez está más cercano a los postulados de la derecha, ni, por supuesto, el de Pablo Casado y Albert Rivera quienes, además, van más allá al pedir, directamente, la imposición de Guaidó como presidente.

Lo que sí es sorprendente es la postura adoptada por una parte del progresismo español, desde Pedro Sánchez, pasando por Josep Borrell, hasta llegar a Manuela Carmena. La alcaldesa de Madrid, en una entrevista en Espejo Público, declaró que apoyaba el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente porque en Venezuela «se está viviendo una dictadura horrorosa, y es imprescindible acabar con esa dictadura». Desde luego, Carmena tiene razón, pero tiene que ser el pueblo venezolano quien decida cómo acabar con el régimen de Nicolás Maduro, no por la injerencia de los países de Occidente, que es, precisamente, lo que defienden los partidos de la derecha contra los que ella se enfrentará en las elecciones de mayo.

Por otro lado, en ningún momento Carmena se ha posicionado respecto a los ciudadanos venezolanos que viven en Madrid, blanqueando dinero (tal y como está en distintas querellas y en documentación que obra en poder de la Audiencia Nacional), especulando con la compra compulsiva de propiedades en los barrios más exclusivos de la capital o de empresas que son utilizadas como método para lavar dinero que llega desde Luxemburgo, Hong Kong, Islas Vírgenes o Andorra. La alcaldesa de Madrid debería ser consciente de que esos capitales provienen del desfalco que se produjo de los recursos del pueblo venezolano que está pasando necesidades.

Manuela Carmena, en la misma línea de incongruencia que está invadiendo al progresismo español mientras la derecha crece asentándose, precisamente, en una unidad ideológica que les hace consecuentes con sus comportamientos y reivindicaciones, ha defendido en la misma entrevista la Operación Chamartín, ahora llamada Madrid Norte, afirmando que «Hemos roto el proyecto de Botella, porque no era bueno para Madrid. Hicimos la propuesta Puerta Madrid Norte, y empezamos a negociar con el Ministerio de Fomento, los propietarios del terreno, Adif, etc. Empezamos a trabajar poco a poco, y creo que es un proyecto precioso. Por fin Madrid va a tener la estación que tiene que tener, 4.000 viviendas y un centro de negocios». Sin embargo, estas declaraciones muestran nuevamente la incoherencia en su discurso puesto que, para un equipo de gobierno municipal sensibilizado por la vivienda accesible, sólo han destinado un 20% a pisos sociales, es decir, sólo 800 viviendas, con las necesidades que tiene Madrid, sobre todo tras la venta de los inmuebles del IVIMA a los fondos buitre. ¿A quién beneficia realmente la Operación Chamartín? Evidentemente, a los poderes contra los que, teóricamente, se debería luchar.

Por esta razón, Carmena se ha alineado con el eje de la derecha porque, tanto en el tema de Venezuela como en el asunto de la Operación Chamartín, los puntos de unión con algunos de los postulados conservadores son demasiados para alguien como la alcaldesa de Madrid.

7 Comentarios

  1. Carmena se alinea con argumentos de la derecha o con argumentos de sentido comun ?. No entiendo la mania que teneis de dividir a la ciudadania entre gente de derechas o de izquierdas cuando por medio hay temas donde lo que debe imperar es el sentido comun y no ideas rancias del pasado que llevan a encasillar a cada uno segun piense en un momento determinado, de forma que hoy Carmena es de derechas cuando ayer era de izquierdas, la politica no es una ciencia exacta y una persona con una base ideologica en base al sentido comun puede pensar segun los temas como le de la gana, sin que por ello haya que estar encaillandola cada dia en un ambito de la politica, ambitos por cierto, antiguos, rancios, obsoletos, hoy la gente ya no es de izquierdas o de derechas, hoy la gente piensa con sentido comun y segun las situaciones en unos casos se piensa de una manera y en otros de otra, sin que tenga que aparecer el inquisidor de turno que te encasille en uno u otro lado.

    • Asi que ahora si no se esta cn C´armena no se tiene sentido comun,
      …asi que sois ls listos ( ls inquisidores los demas…) =
      «por la boca muere el pez..di de lo que presumes y te dire lo que careces»

      Lo que hace no es de s-comun sino una estrategia electoral
      marcando el paso de ls medios mayoritarios y de VX que toca la musica.

      hablar de izda o derecha no son ideas rancias dl pasado,
      sino una forma breve de decir que un politico trabaja para la mayoria, pobres
      ( = izda , para que la gente pague la luz, tenga casa , pueda tyener hijos,
      y tajo cn buen sueldo que le llegue, no pase frio ni hambre
      se pueda desarrollar como persona etc etc etc )
      …..o para la minortia de ricos = derecha , que solo quieren esclavos brutos a la mayoria…

      … Por los hechos les conoceras…obras son amores…
      No se puede aislar ls hechos d un programa politico,
      por no querer decir a quien beneficia mas ese programa , como haces.

      Sus politicas siguen siendo para ricos ( PPelotazo de Chamartin = podia haber vendido mas caro el suelo publico, poca vpo etc etc etc)
      aunque haya reducido deuda dl Ayto , que es lo unico bueno que ha hecho.

    • Una agresión grotesca al derecho internacional ¿es denominada «sentido común»?
      Perdrito Sánchez, tiene pinta de «maniquí» y es que es un títere chupapollas de los EEUU. Luego verá en los votos el castigo que va a recibir por esa alta traicion al electorado socialista apoyando el golpe de estado de Trump en Venezuela.
      Ya veremos si de aquí no saltan chispas que incendian el mundo conocido.

  2. Ya me empieza a parecer raro que fuera la unica que sobreviviera «casualidad»
    del atentado d Atotxa y desde entonces ya fuera tan mediatica…
    Mas lo de Chamartin… en vivienda deja mucho que desear
    A esto se ha unido Errehode, que no hace mas que atacar incluso personalmente a P.I : Ahora no
    ser de la izda simPPatica es estar todo el dia enfadado…como si «morirse de frio-etc»
    tanta gente no fuera para tomarseel lo seriamnte…ya se va quitando la mascara
    de neoliberal el errehode, cada vez que abre la boca sube el PPan…

  3. Carmena que deje en paz a Venezuela y si habla que lo haga con propiedad,todos los que desean hablar de este tema,sólo tienen que informarse como se llevaron acabo las anteriores. Ahora si queremos ser amiguitos de Trump,nos vasta con decir que Maduro es un dictador,algo que solo esta en la cabeza de los grandes empresarios norteamericanos,y el gobierno.Su unica ambición es dominar el país para no perder las extensas riquezas que hay en el subsuelo de ése país .
    En este momento Trump si hizo en Argentina y en Brasil,todo una obra de teatro,con engaños falsos testigos,documentos falsificados etc.Luego cuando se acaban los puñados de dólares que les dieron por la obra algunos dicen la verdad.En Venezuela estan repartiendo puñados grandes de dólares entre los ejércitos,para que se releven contra el pueblo.Ver veremos.Si son patriotas de verdad o mercaderes por dinero.

  4. pues yo estoy totalmente de acuerdo con el criterio, pensamiento y opinion publica de manuela carmena. todo es de sentido comun.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + 19 =