miércoles, 19enero, 2022
6.4 C
Seville

Mamá Ciudadanía

David Márquez
Escritor de artículos y ficción. Colabora con diversas publicaciones periódicas y ha publicado: ¿Y? (microrrelato) y DAME FUEGO (el libro) (microrrelato, poesía y otros textos), ambos trabajos inconfundiblemente en línea con el pensamiento y estilo que manda en sus artículos, donde muestra su apego a la libertad total de ideas, a lo humano y analógico, siempre combativo frente a cualquier forma de idiotez. amazon.com/author/damefuego
- Publicidad -

análisis

Complot contra Donald Trump

Donald Trump, candidato en principio totalmente refractario a la disciplina de partido y devenido en la “bestia negra” del establishment acabó finalmente siendo elegido...

Los expertos advierten a Sánchez de que gripalizar la pandemia es «un craso error»

Hace apenas una semana, Pedro Sánchez apostaba por “gripalizar” la pandemia, un feo palabro que ni siquiera se encuentra en el diccionario de la...

El Repaso del 18 de enero: situación de los bloques EEUU-UE y Rusia, la gestión de los recursos naturales y los partidos políticos

En El Repaso de hoy hemos analizado la situación actual de los bloques de Estados Unidos, Europa y Rusia, en una tensión creciente que...

Putin, el delirante megalómano que amenaza la paz mundial

Cada época de crisis y descomposición tiene a un personaje siniestro como gran protagonista. Napoleón se alzó al poder cuando el sueño de la...
- Publicidad -
- Publicidad-

Papá Estado no existe. Es una ilusión. Papá Pueblo, o Mamá Ciudadanía, como queráis, siempre fue dueña, sin imaginarlo tal vez, del regio cetro de mando. La masa gobierna con su acción-inacción. Y al niño mimado Estado no le queda más que ceder, tras un lloriqueo y pataleta de coacciones y medidas, si la masa decide actuar o dejar de hacerlo mediante protesta, desobediencia o boicot, respectivamente. Pero la masa no es nada sin la partícula individuo.

Esto lo conoce muy bien el niño Estado, de ahí su demoledora tendencia a la homogeneización mediante el desprestigio, la caza y aniquilación de individualidades. Pues, queridos papás y adoradas mamás de España, sabed que un niño autista, aquel “bicho raro” y esa inteligente niña con “problemas de adaptación” conservan su luz y brillan por sobre la manada gracias no a otra cosa que su bendita individualidad. Misma herramienta de base de todos los Edison, Ford, Jobs, Mercury, gracias a los cuales disfrutáis de cosas tan bonitas como la necesaria bombilla, el sucio automóvil, el puñetero Ipad o Iphone o esa inolvidable banda sonora de vuestra pedida de mano.

De modo que, cuando escuchéis a una individua que se desmarca con un mensaje distinto, una digresión cabal, no os empeñéis en mantener la razón a costa de las evidencias. Pensad en vuestra “niña rara”. Actuad como individuos, y la masa, de la que formáis parte, os dará una sorpresa. Únicamente si cala en Mamá Ciudadanía el convencimiento de su poderío, si actúa o deja de actuar por intuición de madre, acabará esta ridícula, surrealista pesadilla.

Pero antes ha de conseguir datos fiables, y Mamá Ciudadanía sufre una depre y siente pánico ante la idea de informarse en “otros ámbitos”: teme a la verdad, sin sospechar que se encuentra en sus narices. Le han inoculado tanta mierda vía TV e Internet, arrastra tal saturación de campañas desinformativas, tal psicosis panicomediática, que simplemente se limita a caminar por el lado derecho de la acera, con su bozal y su gel hidroalcohólico a punto, sin mirar atrás o adelante, no queriendo saber más.

La contradicción del niño mentiroso Estado y sus jefecillos autonómicos brilla ahí, en su propio tenderete, en la hemeroteca de las subcontratas y los medios alarmistas. No hay que buscar mucho, tan solo visitar las portadas de hace uno o dos años, para confirmar la inconsistente catarata de viles falacias a la que asistimos a día de hoy. Así de fácil, mediante el detenido estudio del reciente pasado y su contraste con el presente, conoceréis mejor que nadie eso que dicen “está pasando”.

Lo que escribo delata a las subcontratas y enfurece mucho al niño Estado, que haría todo lo posible por prohibir este y otros artículos. ¿Puede? Sí o no, da igual, ya está perdido.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

00:00:21

Ayuso: “El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”

“El gran hospital de Madrid está en los domicilios de los madrileños”. Esa ha sido la frase que ha delatado a la presidenta de...

Sánchez Galán niega tajantemente el espionaje a Florentino Pérez y afirma que él fue el espiado

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha asegurado de manera tajante hoy en su declaración ante el juez instructor del caso 'Tándem',...

Deportistas y atletas que dejaron de serlo

La deportación de Novak Djokovic es el símbolo de la presión a la que se está sometiendo a la sociedad, y especialmente a los...

Javier Corpa: «Estamos hartos del pasotismo de Ayuso»

Javier Corpa, alcalde de la localidad madrileña de San Fernando de Henares, ha vuelto a denunciar hoy la grave situación generada por la Línea...