Madrid, Barcelona y Guadalajara son de nuevo las tres capitales de provincia más caras para ir al cine los fines de semana y festivos, si se recogen sus precios sin aplicar ningún tipo de descuento u oferta. Las diferencias llegan a alcanzar el 130% en el caso de los precios de días laborables. Esta es una de las conclusiones del análisis que FACUA ha elaborado sobre lo que cuesta ir al cine en 2019 (ver tablas). En total, entre los meses de febrero y mayo se han analizado 132 cines de todas las capitales de provincia, además de Ceuta y Melilla.

Kinépolis Ciudad de la Imagen, de Madrid es el cine más caro de España

En fin de semana, la entrada cuesta de media 8,92 euros en Madrid, 8,70 euros en Barcelona y 8,50 euros en Guadalajara. Las tarifas oscilan entre los 4,50 euros de los Cines Mercado, de Soria, la sala más económica, y los 9,20 euros de la más cara, el Kinépolis Ciudad de la Imagen, de Madrid. La tarifa media de fin de semana es de 7,03 euros.

Una de las novedades con respecto al estudio de 2018 consiste en la reducción del IVA del 21% al 10% que se aprobó en verano del año pasado. El análisis pone de manifiesto que el porcentaje de cines que han repercutido dicha bajada en sus precios no llega a dos de cada diez salas.

Comparando las 108 salas que se analizaron el año pasado, el precio medio de las entradas ha bajado sólo en 22 céntimos, un 3,0%.

Fin de semana y festivos

El estudio que FACUA ha realizado recoge diferencias de hasta el 104% entre el cine más caro y el más barato en las tarifas para el fin de semana y festivos, sin que se aplique ningún tipo de precio especial, mientras que la diferencia aumenta al 130% cuando se compara la entrada más costosa (9,20 euros) y la más económica (4 euros) durante la semana.

La asociación recuerda que en los días del fin de semana es cuando se dan las tarifas más elevadas y es, precisamente, cuando los usuarios van con mayor frecuencia al cine. La media por ciudades, con las 24 salas añadidas, sitúa la entrada en los 7,03 euros, un 5,1% más cara que en días laborables (6,67 euros). Si se compara con los mismos cines de 2018, sin contar los incluidos este año, la media está en los 7,09 euros, también un 5,1% más cara que entre semana (6,73 euros).

Promociones, bonos y tarjetas de fidelidad

Un total de 113 salas, incluidas las principales cadenas de cines con presencia en distintas capitales de provincia españolas, tienen diferentes promociones y tarjetas que disminuyen el precio de la entrada.

La asociación considera que estas promociones son insuficientes, ya que la mayoría se utilizan para estimular la afluencia en los días entre semana y, en los casos de poder aplicarse en fin de semana o festivos, los descuentos suelen estar sometidos a condiciones como acudir en grupo de varias personas o en familia, regresar a la sala de cine en un corto periodo de tiempo (medio mes, habitualmente) o sesiones concretas, como primera sesión o última del domingo, etcétera.

Así, el grupo Cinesur cuenta con las llamadas Tarjeta 5 y 5 Familia, que cuestan 9 y 18 euros, respectivamente, y cuya duración es de un año. En el caso de la primera, cada entrada vale 5 euros todos los días para todas las películas, salvo los miércoles, que cuestan 3,90 euros, y las sesiones matinales a 5 euros (un euro más que hace un año). En cuanto a la Tarjeta 5 Familia, los precios son los mismos y pueden beneficiarse tanto los dos miembros de la pareja como hasta un máximo de cinco menores de hasta catorce años por cada adulto titular.

Ante la gran disparidad de ofertas y el hecho de que todas estén condicionadas, FACUA pide una tarifa plana a las empresas de exhibición y a las distribuidoras cinematográficas que contribuya a una subida en la afluencia permanente a las salas de cine y tenga en consideración a los usuarios que van con mayor frecuencia.

Las salas de cine más caras y más baratas en días laborables

De los 132 cines analizados por FACUA, la sala Kinépolis Ciudad de la Imagen, de Madrid, es la que tiene la tarifa más alta en días laborables entre semana, a 9,20 euros. Le siguen el Yelmo Islazul 3D, Yelmo Plenilunio, Cinesa Príncipe Pío, Cinesa La Gavia y Cinesa Manoteras, los cinco también en la capital de España (todos ellos a 9,10 euros).

En la parte opuesta, las salas con el precio más barato entre semana corresponden al UCC Multicines La Rosaleda, de Málaga, y el UCC Multicines Los Arcos, de Sevilla, ambos con la entrada a 4 euros. Le siguen el Yelmo Los Rosales, de A Coruña, y los Cines Mercado, de Soria, ambos a 4,50 euros, y los Cines Aqualon, de Huelva, a 4,60 euros.

La asociación ha constatado que las diferencias en los precios de un día laborable llegan hasta un 130%, entre el cine más caro, con la entrada a 9,20 euros, y el más barato, que cuesta 4 euros.

Precios del Día del Espectador y miércoles al Cine

Casi todos los cines analizados por FACUA cuentan con tarifas especiales para un día concreto laborable, que se ha denominado tradicionalmente como Día del Espectador, y que, en función del cine, puede ser los lunes, miércoles y jueves. En los últimos años, en algunas salas coinciden con la promoción denominada miércoles al Cine y en otros cines solo tienen uno de estos dos días de tarifa especial, pero hay casos de salas que cuentan con los dos días de precios especiales. Tan sólo cuatro de los 132 cines estudiados por la asociación no cuentan con, al menos, una de estas dos ofertas.

Prácticas irregulares en las salas de cine

FACUA lleva más de una década denunciando la práctica ilegal de muchas salas que prohíben el acceso de alimentos o bebidas que no se hayan adquirido en sus instalaciones.

La asociación ha presentado una batería de reclamaciones en estos años ante los organismos de Consumo de las comunidades autónomas. Así, FACUA ha denunciado a los cines del grupo Yelmo, Cinesa, Kinépolis y Galicine, además de muchos otros, en toda España por tener está práctica ilegal como política de empresa. En este sentido, el Instituto de Consumo de Extremadura ha multado a Excisa (Multicines España) en Zafra (Badajoz), con 3.005 euros por esta práctica gracias a la denuncia de FACUA.

La asociación critica que los espectadores que acuden a los cines se encuentran con precios sustancialmente más caros a la hora de comprar dichos productos en las propias salas.

Por otro lado, FACUA resalta la importancia de que las instalaciones estén en un estado óptimo, tanto de limpieza de las salas como en las prestaciones tecnológicas para proyectar la obra cinematográfica adecuadamente.

La asociación recuerda que el cine tiene la obligación de mantener las películas hasta el final, incluidos los títulos de crédito.

FACUA insiste en la importancia de que los usuarios soliciten la hoja de reclamaciones cuando detecten incidencias o irregularidades de cualquier índole.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 + 13 =