El Banco de Santander, en la reunión mantenida en el día de ayer con los sindicatos, ha dado por finalizado el periodo previo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) y da inicio a la negociación de las condiciones del mismo.

La entidad presidida por Ana Patricia Botín, a través de la empresa externa Global de Asesoramiento, expuso las causas que la entidad cree que justifican que se ponga en la calle a un 11% de la plantilla y el cierre de una cuarta parte de sus sucursales. Además, en el informe técnico presentado por dicha empresa se indican también causas productivas. Sin embargo, dicho documento aún no ha sido entregado a las fuerzas sindicales a la hora en que se redacta esta noticia.

Según los datos que se han presentado en las diferentes reuniones mantenidas entre los representantes legales de los trabajadores y los del banco, existe una correlación entre el número de despidos y el de sucursales que van a ser cerradas, dado que la ratio media de empleados por oficina es de 4. Esto supondría el despido de casi el 100% de la plantilla de esas oficinas y que traerá como consecuencia que los trabajadores del Santander tendrán que asumir más carga de trabajo, sobre todo las que absorberán la gestión de negocio de las oficinas que cierran. Por tanto, la plantilla del banco cántabro estará aún más infra dimensionada de lo que está en la actualidad.

El Santander, según indican los sindicatos, ha insistido en la necesidad de una restructuración de la red comercial y de las estructuras organizativas de dirección, soporte y apoyo para racionalizar solapamientos redundancias y duplicidades y todo ello una vez concluida la integración tecnológica cuya finalización está prevista para el próximo mes de julio.

Un segundo argumento esgrimido por los representantes del Santander es que la necesidad de reorganización radica en la transformación digital y la adaptación a los desafíos de la cuarta revolución industrial que está detrás de la reducción de las operaciones que se han canalizado a través de los nuevos circuitos digitales.

A pesar de estos argumentos, los trabajadores del Santander y del resto de entidades bancarias continúan realizando horas extra, tal y como indica la Encuesta de Población Activa. Según los datos del Gobierno, en el sector financiero español se realizan al año 18 millones de horas extra, hecho que demuestra que aún existe carga suficiente de trabajo para que no se produzcan estos Expedientes de Regulación de Empleo.

El desglose de afectados por el ERE, según informan los sindicatos, sería el siguiente:

  • 713 afectados por el Expediente de Regulación de Empleo.
    • 847 afectados en Red Comercial.
    • 588 afectados en Estructuras Intermedias.
    • 278 afectados en Servicios Centrales, que se suman a los 1.150 que ya fueron despedidos en el año 2018.

En referencia a las oficinas, el desglose sería el siguiente:

  • 150 cierres de oficina, la Red Comercial actual tiene 4.410 oficinas de las que 1.564 son de la Red Popular.
    • 929 oficinas afectadas de la Red Universal.
    • 200 oficinas de la Red Universal, pasaran a la Red de Agentes.
    • 21 oficinas de Banca Privada, todas procedentes del Banco Popular a excepción de la ubicada en Madrid, que se mantiene abierta por criterios comerciales e institucionales.

En principio, las oficinas de Empresa de Santander no estarán afectadas, pero sí su plantilla si entra dentro del cómputo de afectados ya que se cubrirán esos puestos con trabajadores del Banco Popular que tiene personal especializado.

Las negociaciones de las condiciones del ERE se iniciarán el próximo día 23 de mayo, según indican las fuerzas sindicales representadas.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

5 Comentarios

  1. La primera en ser despedida seria esta hija de la gran Puta y presunta parricida de Don Emilio Botín a la que la deseo el Cáncer mas doloroso que pueda existir

  2. Señor Miguel si a usted le habrían robado 100000 euros como me han hecho a mi seguro que diría cosas peores y lo de parricida no lo digo yo esta sinvergüenza tiene una querella presentada en el Juzgado de Instrucción número 1 de Madrid lea usted un poco

  3. Yo sufrí acoso laboral durante 5 años…… No me dieron de alta en la seguridad social mientras trabaje en la Oficina de representación en caracas Venezuela periodo 1998 al 2001. He enviado correos a recursos humanos desde hace 1 año y he mantenido alguna que otra reunión con responsables de la misma área (Toledo y Asturias). Ambos responsables se han estado riendo y evadiendo contestación por esto. Y a través de esta presión para ejercer mis derechos así como paralizar el acoso que sufría me despidieron Alegando indisciplina. Cuando lo único que yo pedía era respeto a mi trabajo y respeto a mis derechos como trabajador. El caso está en el juzgado y recomiendo a muchos empleados que aún están dentro llenen se de pruebas para poder desmentir y hacer justicia en los juzgados. Los directivos de banco popular han cometido muchas irregularidades y estas para ser tapadas recurren a estas prácticas ilícitas. No al acoso laboral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − 3 =