Los sindicatos UGT y CCOO y los presidentes de la CEOE y de la Cepyme han coincidido en que la crisis sanitaria derivada del coronavirus va a provocar una importante desaceleración económica, tras la reunión por vídeo conferencia con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez.

Pepe Álvarez, secretario general de UGT y Unai Sordo, secretario general de CCOO han pedido un esfuerzo a los partidos políticos para lograr unos Presupuestos Generales del Estado que permitan abordar las necesidades sociales y sanitarias derivadas del coronavirus y han instado también a todas las administraciones públicas y partidos políticos a estar a la altura de las necesidades de las personas.

Por su parte Unai Sordo, secretario general de CCOO, ha señalado que “para afrontarla, necesitamos de un fuerte liderazgo político, no solo del Gobierno, al que emplazamos a jugar el papel que le corresponde; también emplazamos a las distintas administraciones públicas y partidos políticos” para hacer frente al problema que tiene la sociedad español, para evitar que la crisis sanitaria empuje a crisis económica si no se adoptan medidas adecuadas. “Sabemos que va a haber un impacto económico, pero hay que intentar rebajarlo”.

Tras el encuentro, Pepe Álvarez ha iniciado su vídeo comparecencia mostrando su solidaridad con las personas contagiadas de coronavirus, enviando el pésame a las familias de los fallecidos y mostrando su apoyo y solidaridad a todos los trabajadores de los servicios públicos y privados que están de cara al público y que están atendiendo a la ciudadanía. “Y por supuesto al personal sanitario, pero también al personal de limpieza, los conductores de ambulancias, las personas que trabajan en los aeropuertos, en las estaciones. debemos dedicar todos los esfuerzos para que puedan atender a las personas que lo necesitan de manera segura, y para ello es muy importante que tengan medios”.

Unai Sordo también ha destacado que “desde CCOO queremos ayudar, apoyar, porque la situación lo requiere”, señaló Unai Sordo que hizo un reconocimiento expreso a los empleados y empleadas públicos de nuestro país. “Vamos a salir de esta porque tenemos un gran sistema de sanidad pública, pese a los recortes, que hay que preservar porque es un patrimonio de la humanidad”.

Álvarez ha destacado que UGT ha puesto a disposición del Servicio Nacional de Salud -y de otras áreas- a todos sus delegados y delegadas para que se reincorporen a su puesto de trabajo “porque en estos momentos necesitamos a todos los profesionales”.

El secretario general de CCOO ha subrayado que “queremos evitar que se destruya empleo y minimizar el impacto en las rentas salariales de los trabajadores” y asimismo “queremos dotar de seguridad jurídica a empresas y trabajadores”. Es preciso para ello, que exista un fondo económico expresamente creado para ese fin, que no compute como déficit público porque el principal objetivo es evitar la destrucción de empleo y la desaparición de empresas”.

Paquete de medidas urgentes

“Este paquete de medidas está dirigido ante todo a conseguir que las personas que se vean afectadas de manera inmediata por esta situación, no paguen las consecuencias. De ahí, por ejemplo, la necesidad de agilizar los procesos en los ERTES, que en nuestro país tienen una tramitación muy larga que no sirve para este contexto y, sobre todo, cuestiones relacionadas con la protección por desempleo, no sólo para quiénes han generado el desempleo, sino para aquellas otras personas que no tienen derecho al desempleo pero que su contrato se ha reducido por esta situación de crisis”.

“La regulación de estos ERTES debe ser cuestión de días porque los sistemas tradicionales no están preparados para situaciones de emergencia como la actual y ya se están produciendo. La actual legislación no tiene la agilidad que necesitan las personas. Además, la propuesta de las organizaciones sindicales y empresariales tiene absolutas garantías, nosotros no vamos a dar autorización a ningún ERTE plenamente justificado por esta crisis” ha añadido Pepe Álvarez.

El líder de CCOO ha afirmado que “tenemos que evitar los despidos de trabajadores y trabajadoras y garantizar el acceso, en caso de suspensiones temporales, a las prestaciones por desempleo, y que estas no se agoten, tanto a los que han cotizado suficientemente como a los que no”. “Agilidad en las tramitaciones, pero también control sobre la causa de los ERTE”, añadió.

El secretario general de UGT ha señalado que “queremos también situar otros elementos como la conciliación de la vida personal con el cierre de las escuelas que tiene que comportar la posibilidad de que al menos una de las dos personas de la pareja pueda librar para atender a los niños o a las personas mayores o una serie de medidas dirigidas a las empresas y los autónomos como el aplazamiento de las cotizaciones a la seguridad social y la hacienda pública cuyo objetivo fundamental es resistir esta situación intentando perjudicar lo menos posible a la economía”.

La UE no puede mirar hacia otro lado

Pepe Álvarez ha manifestado que “estamos ante la segunda gran crisis como consecuencia del proceso de globalización. Primero fue una crisis financiera y ahora una de salud y la UE no puede mirar hacia otro lado. La globalización es avariciosa, lo quiere todo y, en ese sentido, los estados de la UE que han sido los que nos han implicado más en este proceso de globalización, ahora tienen que dar una respuesta colectiva”.

“La Confederación Europea de Sindicatos ha sacado, esta misma semana, una resolución exigiendo a la Comisión que genere ese fondo para hacer frente a esas necesidades y que flexibilice los procesos de ajuste económico de los Estados, una línea en la que vamos a estar y vamos a seguir luchando”.

Diálogo Social y consenso

El líder de UGT ha recordado que “llevábamos tiempo esperando esta reunión para abrir el Dialogo Social en la que creemos debe ser la legislatura de la concertación. En ese sentido el Gobierno tiene que ser plenamente consciente de que estas mesas tienen que abordar los problemas más importantes que tiene nuestro país desde hace muchos años y que debe hacerse con consenso. Hay que abordar las cuestiones importantes para los trabajadores y trabajadoras y para la economía del país y, en definitiva, para el bienestar de nuestros conciudadanos”.

Pepe Álvarez ha querido “aprovechar para pedir a las fuerzas políticas un esfuerzo para que podamos hacer frente a esta situación que requiere unos nuevos Presupuestos Generales del Estado que permitan abordar las necesidades sociales y sanitarias que en este momento en este país son muchas”.

Unai Sordo ha desatacado que “la UE debe jugar un papel importante para sostener la actividad económica en un momento en que se va a ralentizar”. “Hace falta medidas para hacer frente a esta ralentización”, insistió. ”Esto no va de bajar impuestos, sino de movilizar recursos para financiar medidas que contrarresten el impacto de la crisis”, incidió, medidas como las que incluye el documento conjunto de sindicatos y empresarios entregado en la reunión.

Para concluir, Unai Sordo informó de que en la reunión se acordó impulsar cuatro mesas de diálogo social – reforma laboral; formación profesional; seguridad social y pensiones y política industrial – para negociar medidas fundamentales para el futuro del país.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre