Los Secretarios Generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, mantuvieron una reunión ayer, con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, para hablar sobre los PGE 2018.

Para ambos sindicatos, los Presupuestos Generales del Estado para 2018 deben apostar por un crecimiento inclusivo para que la riqueza llegue a todas las ciudadanas y ciudadanos.

UGT y CCOO exigen que las “Cuentas del Estado deben priorizar políticas que faciliten el empleo estable y con derechos, la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores (incluidos los empleados públicos) y de los pensionistas, entre otros y la calidad de los servicios públicos”.

En la misma reunión ambos secretarios generales, solicitaron que los Presupuestos Generales del Estado para el año próximo, deben apostar por “un incremento significativo del Salario Mínimo Interprofesional, de tal forma que antes de final de la legislatura llegue a los 1.000 euros mensuales, y avanzar hacia el necesario cambio de nuestro modelo productivo, destinando más recursos a la Industria, a I+D+i y a la formación de los trabajadores”.

Pepe Álvarez y Unai Sordo secretarios generales de UGT y CCOO respectivamente, exigieron que los próximos PGE, deben orientarse “a la creación de empleo estable y con derechos y a que el crecimiento económico llegue a todas las personas”.

Para CCOO y UGT, no es de recibo que “después de tres años consecutivos de crecimiento económico (el PIB crece al ritmo del 3,5% en 2016 y 2017) y en un momento en que los beneficios empresariales ya están en los mismos niveles que antes de la crisis, los salarios sigan estancados, los servicios públicos se hayan deteriorado y persistan los actuales niveles de pobreza y desigualdad”.

Esta reunión entre los secretarios generales de UGT y CCOO, con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas y la ministra de Empleo y Seguridad Social, sirvió como toma de contacto para futuras reuniones.

En la jornada, el Gobierno se ha comprometido con las organizaciones sindicales a analizar en profundidad las partidas presupuestarias concretas y en convocar a las Federaciones de Empleados Públicos para abordar, no solo los aspectos relacionados con las rentas salariales, sino en todo aquello que afecta a sus condiciones de trabajo y de negociación colectiva.

Ambas organizaciones sindicales han reiterado al Gobierno que es preciso poner en marcha un plan de choque por el empleo y que los PGE para 2018 contemplen mayor gasto en políticas sociales, para reforzar nuestro ya debilitado Estado de Bienestar. “Es necesario que los pensionistas y los empleados públicos recuperen el poder adquisitivo perdido y que ambos colectivos dejen de ser la herramienta de ajuste fiscal que utiliza el Gobierno para cumplir sus compromisos de estabilidad con Bruselas”, han afirmado en su nota conjunta de prensa sobre la reunión de ayer en el Ministerio de Hacienda.

Resulta imprescindible restablecer las partidas que el Gobierno ha ignorado para las políticas de igualdad, especialmente en lo que hace referencia a la violencia de género.

UGT y CCOO también han solicitado que los Presupuestos apuesten por el “necesario cambio de nuestro modelo productivo, apoyando con los recursos necesarios, una política industrial generadora de empleo de calidad”.

Es preciso hablar de investigación, innovación y formación de los trabajadores y de la necesidad de poder llegar a un acuerdo estratégico que nos permita que la energía sea limpia y a la vez tenga un precio razonable, tanto para la industria como para los consumidores.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre