Buena parte de las comunidades autónomas se plantean ya acabar con el ocio nocturno para evitar más rebrotes entre los jóvenes este verano. Tras Barcelona, se lo plantean Castilla y León, Andalucía y, entre otros,  Murcia.

De hecho, Cataluña, Cantabria y Navarra ya han tomado medidas para restringir el ocio nocturno en sus comunidades.

Limitar más las reuniones y endurecer las restricciones al ocio nocturno para evitar la fuente de contagios que suponen la vuelta a los encuentros sociales es el objetivo de buena parte de las comunidades autónoma. De hecho, Cataluña es la primera en iniciar  el camino trazado por el Govern para contener los rebrotes, que de momento no pasaría por endurecer el confinamiento –ahora no pasa de recomendación–, según ha expresado este miércoles el president de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament.

El Consejo de Gobierno de Castilla y León estudia a estas horas si limita el ocio nocturno tras un posible caso en Burgos relacionado con esa causa. La Consejera  Verónica Casado reconoce su preocupación por los casos relacionados con el ocio nocturno | “Sería muy triste tener que volver a la cuarentena inicial”, dice.

Mientras empresarios de discotecas y locales consideran injusto que se les considere «culpables» de los muchos de los nuevos focos de coronavirus que están apareciendo en el periodo estival, muchas son las comunidades que se planean tomar medidas para limitar o restringir la actividad. Murcia ya dio un paso al frente y desde el lunes el Gobierno murciano prohíbe la apertura de locales de ocio nocturno, que solo se permitirá en terrazas y exteriores con todos los clientes sentados, al tiempo que ha limitado a un máximo de 15 personas las que se pueden reunir para eventos de toda índole, sean públicos o privados.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre