jueves, 8diciembre, 2022
14.6 C
Seville

Los multimillonarios ganan miles de millones bajándose el salario

Este es uno de los beneficios que obtienen los multimillonarios de los recortes de impuestos que se realizaron en 2017 en Estados Unidos, un modelo perfectamente aplicable a España y la Unión Europea

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

En los meses posteriores a que Donald Trump firmara la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos en diciembre de 2017, algunos asesores fiscales se sintieron fascinados al descubrir oportunidades para sus clientes dentro de una ley que ya recortaba drásticamente las tasas para grandes corporaciones y personas ultrarricas.

En una conferencia de asesores financieros de mayo de 2018 , un planificador patrimonial dijo en la sala que una disposición clave de la nueva ley «deja un enorme vacío en el código fiscal«. Como dijo, «el objetivo al final de la presentación de hoy es convertirlos a ustedes en los conductores de autobuses o camioneros, para que pasen por ese agujero con sus clientes».

Entre las oportunidades de ahorro de impuestos que ofrece la ley se encuentra el hecho de que los impuestos sobre los beneficios de ciertos tipos de empresas se redujeron drásticamente, mientras que la tasa sobre los salarios que pagaban esas empresas se redujo solo ligeramente.

Eso creó una oportunidad atractiva. Las personas que eran propietarios y empleados de una empresa podían ganar la misma cantidad de dinero, pero cambiar la forma en que la etiquetan, al reducir sus salarios y, a su vez, aumentar los beneficios de la empresa.

Advertisement

Eso reduciría su factura fiscal al mover dinero de una categoría de impuestos altos a una más baja: los salarios se gravan a una tasa máxima del 37% más un impuesto adicional de Medicare del 3,8%, mientras que las ganancias, según la nueva ley, se gravan a una tasa máxima del 29,6%. 

Los defensores de esta disposición afirmaron que fomentaría una mayor inversión en las empresas estadounidenses (los economistas dicen que es demasiado pronto para determinar si eso es cierto). Pero incluso antes de que se aprobara el proyecto de ley, advirtieron destacados académicos fiscales en un artículo titulado «Los juegos que jugarán», que se abusaría de la exención fiscal.

Sus temores parecen haberse materializado. Los datos del Servicio de Impuestos Interno (IRS) muestran múltiples casos en los que los salarios de los altos ejecutivos y propietarios cayeron repentina e inexplicablemente en el primer año después del recorte de impuestos de Trump, reduciendo sus facturas de impuestos incluso cuando sus empresas parecían prosperar. 

Los misteriosos recortes salariales se produjeron en todas las industrias, desde empresas de logística hasta empresas de bienes raíces y fabricantes de bañeras, y entre ejecutivos de diversos grados de prominencia. El salario de un ejecutivo de una empresa de construcción se redujo de más de 4 millones de dólares en 2017 a 105,000 en 2018.

Es imposible decir cuánto dinero se reclasificó como resultado de la nueva ley, pero debe considerarse que esta laguna ya existía, en una forma mucho más pequeña, antes de la reforma fiscal de Trump. 

Un informe del gobierno en 2009 estimó que el Tesoro de los Estados Unidos estaba perdiendo miles de millones con esta estrategia. En aquel entonces, un propietario podía ahorrar el impuesto al Medicare contando un dólar como ganancias en lugar de salario. Pero después de la ley Trump, los ahorros fiscales se triplicaron aproximadamente, a alrededor del 11%.

Los cambios repentinos en la compensación revelados en las declaraciones de impuestos de los empresarios más ricos muestran cómo pueden estar jugando con la ley federal para reducir aún más sus impuestos. También destacan cómo, a diferencia de la mayoría de los estadounidenses, cuyos impuestos se deducen automáticamente de cada nómina, los empresarios multimillonarios tienen un menú de técnicas de evasión que les brinda el código tributario.

Los beneficios fiscales de trasladar los salarios a las ganancias pueden ser significativos. A diferencia de las corporaciones que cotizan en bolsa, las empresas privadas no están obligadas a informar públicamente sobre los beneficios, los salarios de los altos ejecutivos o sus razones para las decisiones de compensación. Sin embargo, si son auditados, estos ejecutivos tendrían que justificar por qué el valor de su trabajo se desplomó en un año determinado. Los datos fiscales no responden a esa pregunta.

Tener un salario irrazonablemente bajo para evitar impuestos es ilegal. Pero la definición de «razonable» del IRS es vaga, y la gran mayoría de los empresarios probablemente nunca tendrán que justificar los recortes salariales. Solo una pequeña fracción de estas empresas tienen sus salarios examinados por el IRS. 

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
Advertisement

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído