La Seguridad Social registró una media de 2.044.669 trabajadores extranjeros afiliados en enero, lo que supone 33.967 ocupados menos respecto al mes anterior (-1,63%). Enero es tradicionalmente un mes de descenso para la afiliación. Aunque la tasa interanual es negativa (-2,19%), el sistema sumó en enero 72.117 respecto a la media en abril, punto más bajo de esta serie durante la pandemia, cuando había 1.972.552 cotizantes de otros países.

En el conjunto del sistema de la Seguridad Social, estos trabajadores representaron de media un 10,86% del total.

Del conjunto de trabajadores extranjeros, 1.307.637 procedían de países de fuera de la UE (63,95%) y el resto (737.032) de países comunitarios (36,05%). Los grupos de cotizantes extranjeros más numerosos fueron los procedentes de Rumanía (320.114), Marruecos (258.939), Italia (120.439) y China (97.610). Un 57,27% fueron hombres (1.171.067), mientras que el 42,73% fueron mujeres (873.601).

Afiliación media mensual

Los datos de afiliación media de extranjeros reflejan en enero un descenso de 33.967 ocupados en términos mensuales. Solo la comunidad autónoma de Andalucía sumó afiliados (0,89%). En las demás se registraron descensos en la ocupación, especialmente en Extremadura (-4,33%), Comunidad Valenciana (-3,88%), Castilla-La Mancha (-2,91%), Castilla y León (-2,59%) y Baleares (-2,40%).


Por regímenes, la mayoría de los extranjeros se encuadró en el Régimen General, con 1.677.221, que incluye el Sistema Especial Agrario, con 232.142 ocupados, y el de Hogar, con 163.525. Le siguieron el Régimen de Trabajadores Autónomos con 363.749 afiliados; el Régimen Especial del Mar, con 3.666, y el del Carbón, con 33.

El Régimen General marcó de media en el mes un 1,92% menos de afiliados extranjeros. Entre los sectores con un comportamiento positivo, destacan Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor y Aire Acondicionado con el 2,71% más; Actividades Financieras y de Seguros (1,32%) e Información y Comunicaciones (0,20%). Por el contrario, los sectores que perdieron más afiliados fueron Hostelería (-4,64%), Construcción (-3,72%), Actividades Administrativas y Servicios Auxiliares (-3,65%), Actividades de Organizaciones y Organismos Extraterritoriales (-2,81%) y Otros Servicios (-2,58%).

Mención aparte merecen los Sistemas Especiales que integran el Régimen General, en concreto el Agrario que en diciembre registró un 0,36% menos, y Hogar que bajó un 0,05%.

El número de extranjeros inscritos en el Régimen Especial de Autónomos bajó un 0,29% en el último mes, hasta registrar 363.749 trabajadores.

Variación interanual

La afiliación media de este colectivo registró en diciembre 45.771 activos menos que en el mismo mes que el año pasado (-2,19%). A pesar de esta variable, negativa desde el inicio de la pandemia, cuatro comunidades sumaron afiliados: Castilla-La Mancha (2,17%), Galicia (1,95%), Andalucía (1,32%) y Asturias (1,2%). En las demás se registraron menos ocupados, especialmente en Canarias (-15,14%), Baleares (-5,83%) y las ciudades autónomas de Ceuta (-39,96%) y Melilla (-24,83%).

El Régimen General registró un descenso del 3,67% de trabajadores extranjeros en el último año. Destacan las tasas negativas en Hostelería (-23,12%), Actividades Artísticas, Recreativas y de Entretenimiento (-17,38%) y Otros Servicios (-13,49%). Los sectores que sumaron más afiliados de otros países fueron Suministro de Energía Eléctrica, Gas, Vapor y Aire Acondicionado (15,44%); Actividades Sanitarias y Servicios Centrales (9,51%); Actividades Financieras y de Seguros (7,54%); Suministro de Agua, Actividades de Saneamiento y Administración Pública y Defensa (4,88%); Seguridad Social Obligatoria (5,61%)

El número de trabajadores extranjeros autónomos, por su parte, creció un 5,27% en términos interanuales.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Dígaselo a los miles de padres españoles que tienen que pagar guardería privada porque las «conejas» extranjeras les quitan la plaza porque ellas no tienen ningún problema en traer al mundo 3 o 4 criaturas cuando no tienen ni para alimentarlos decentemente y eso les da muchos más puntos que a la familia nativa española que ha sido prudente y ha decidido tener sólo un hijo hasta que la situación no mejore y además no trabaja en «B».
    Sí, vale, es evidente que me estoy delatando y que hablo de mi propio caso. 346 € mensuales me cuesta esa «riqueza» que aportan esos dos millones de extranjeros y de la que sólo se están beneficiando los empresarios qeu los contratan, que viven en barrios donde no tiene que acompañar a sus hijas a todas partes en cuanto oscurece para que no las viole un dominicano o un argelino. Las motos véndanselas al que sólo ve los efectos de la inmigración excesiva por la tele, no a los que vivimos en barrios que en los último 20 años han pasado a parecerse más a Colombia que a Suecia.
    Si tan buenos son para la economía, que vuelvan a su país, a mejorar la economía de América, África, etc, y nos dejen a los herederos que quienes construyeron este país tener acceso a las prestaciones sociales que se lograron gracias al trabajo de nuestros padres, abuelos, bisabuelos, etc… Y de paso que se lleven a los menas, latin kings, señores americanos y magrebíes que terminan su jornada laboral y se ponen a beber litronas y a orinar a 7 mtros de los columpios, y tirarse pegando voces hasta las 2 de la madrugada, etc.

    Ya está bien de intentar vendernos la milonga de que la inmigración sin control es maravillosa, hombre. Que uno es solidario hasta que se superan los límites de lo integrable y los barrios empiezan a convertirse en Ghettos que te hacen sentir extranjero en tu propia tierra; y hace mucho que se han superado esos límites.
    A otro perro con ese hueso…

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre