Prácticamente todo el mundo sabe ya que «Los Lobos» se han llevado el mayor premio dado por un concurso de televisión: 6.689.700 de euros. El equipo formado por Erundino, Valentín, Manu, Alberto y por el fallecido José Pinto han demostrado durante más de dos años en el programa Boom! de Antena3 que parecían invencibles por el conocimiento y la cultura con la que, programa tras programa, salían vencedores. Ha sido impresionante cómo, en preguntas en las que no tenían la certeza de cuál era la respuesta correcta, llegaban a ella a través de la reflexión en base a sus conocimientos en distintas materias.

Sin embargo, lo que más les ha caracterizado ha sido su humildad y su dignidad. Después de todo ese tiempo, podrían haberse comportado con la soberbia que se genera el saber que eran prácticamente invencibles. En cambio, ha sido todo lo contrario. El respeto hacia los 505 equipos con los que se han enfrentado, con el que han concursado, es una verdadera lección para toda una sociedad que basa el éxito en la competitividad extrema.

La bomba final no estalló, tras responder correctamente a la pregunta «¿Qué golfo del mar Báltico está situado entre Suecia y Finlandia?«. La respuesta, «El golfo de Botnia» hizo estallar el plató. Entre el público se vieron lágrimas de emoción mientras que «Los Lobos» se abrazaban y saltaban, una emoción que viene por el cariño que estas cinco personas se han ganado de la gente. Todo el mundo quería que ganaran porque durante dos años han sido los mejores desde la humildad y desde la dignidad. No hay más que recordar cuando uno de ellos, Valentín, sin quererlo, hizo una denuncia de la precariedad de los profesores universitarios: “Cuando empecé este programa sabéis que era profesor asociado en la Universidad, en la facultad de Bellas Artes y ahora ya no lo soy. He dejado el trabajo para dedicarme de lleno al programa. Tenía un contrato muy, muy bajo mensual, de asociado de 3 más 3 horas que son solo 250 euros al mes. Es bastante común en la universidad española que el peso mayor de la docencia lo llevemos profesores asociados que estamos entre los 250, 500 y 800 euros. Más del 60% de la plantillas de la universidad española cobran 800 o menos», afirmó Valentín.

Sin embargo, todo ha sido humildad. Ninguna soberbia. El propio Valentín, una vez que habían ganado el premio y sabiendo que ya no tendría más dificultades económicas dijo que durante todo el programa se había comprado camisas y ropa bonita por si llegaba el momento de llevarse el bote, pero «¡No puedo creer que me haya pillado con un polo tan feo!«.

Además, la humanidad que han mostrado a los millones de espectadores que se sentaban todas las tardes esperando a que se llevaran el premio no faltó en el recuerdo del compañero que se fue. Una vez pasado el éxtasis, no faltó el recuerdo a José Pinto, tanto por parte de «Los Lobos» como por el propio presentador, Juanra Bonet: «»Han sido más de dos años increíbles… No estamos todos, falta José, pero sigue estando».

Por eso, más allá de la importancia del premio, el recuerdo que han dejado «Los Lobos» es la demostración de que también se puede triunfar con humanidad, normalidad, humildad y, sobre todo, dignidad.

1 Comentario

  1. Así es,como dice,el triunfo de la cultura,conocimientos y demás.
    Lo único que ocurre es que pasarán a la historia de la televisión no por ser los que más saben,los más cultos, sino por ser los que más dinero han ganado. Para la inmensa mayoría de la gente que ve la televisión es lo importante, desgraciadamente. Por eso estamos como estamos. Saludos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × cuatro =