Si algo ha dejado claro los barones del PP en la Comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado, es que quieren su cuota de visibilidad en la lucha contra a pandemia, así como dinero y poder de decisión. Cuando el rendimiento político toma protagonismo en una crisis sin precedentes como ésta, los ciudadanos pierden.

Esta mañana se ha reunido la Comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado, a la que han asistido todos los  responsables de todos los gobiernos autonómicos menos Catalunya, aunque sólo de manera presencial los presidentes de Madrid, Castilla y León, Murcia y Cantabria. Los representantes de las comunidades gobernadas por el PP han pedido más protagonismo para sus territorios en la desescalada.

Por su parte, la Ministra de la Política Territorial, Carolina Darias, ha destacado que todo lo que ha hecho el Gobierno se ha basado en el acuerdo que adoptó la primera conferencia de presidentes y que apoyaron todos los gobiernos de todas las comunidades y aseguró que “Nuestro Estado Autonómico ha respondido razonablemente bien, y lo quiero concretar en todos los gobiernos autonómicos, todos, de todos los colores”.

Revilla

Las críticas más duras a la gestión de la crisis que ha provocado la pandemia en España, como era de esperar, vinieron de los representantes de las comunidades gobernadas por el PP, aunque el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se quejó de que se había sentido devaluado, porque con el mando único “los presidentes hemos pintado cero”.

La presidenta madrileña, Díaz Ayuso, en su  línea, subrayó que su comunidad “ha estado francamente sola”, con un gobierno “lento, sin estrategia”; Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León, básicamente pidió dinero, como todos, en forma de  “un fondo no reembolsable como el que España pide a Europa”; Fernando López Miras, presidente de Murcia reprochó que aunque los presidentes autonómicos han sido leales al Gobierno central, “la lealtad recíproca, la del Gobierno central a las autonomías, son palabras vacías”, porque “de nada sirven videoconferencias si no hay respuesta” y, por su parte, el representante de Galicia, el vicepresidente Alfonso Rueda, pidió que, ante la desescalada “necesitamos horizontes, certeza, claridad, concreciones e información”.

Además, el consejero de Gobernanza Pública del País Vasco, Josu Erkoreka reprochó que el Gobierno haya optado por “la opción más centralizadora”, cuando con el Estado de alarma podía haber nombrado autoridad del mando único en vez de a los ministros, a los presidentes autonómicos, lo que a su juicio hubiera sido “más respetuoso”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre