Chamartin

Una mujer con la experiencia de Manuela Carmena, tanto política como vital, está cayendo en incongruencias absolutamente insostenibles para un proyecto político como el de Más Madrid. La alcaldesa no ha dudado en afirmar que se siente tentada de un nuevo proyecto de candidatura olímpica para la capital de España después de los fracasos precedentes y, sobre todo, del coste que supuso para la ciudadanía.

Carmena se une, de este modo, en el mismo nivel que el Partido Popular, ya que el candidato José Luis Martínez-Almeida, quien afirmó en el mes de abril que sería una decisión «valiente».

Las diferentes candidaturas se presentaron ante el Comité Olímpico Internacional (COI) con un argumento fuerza: las infraestructuras están hechas. Sin embargo, las ciudades que finalmente lograron el éxito y organizaron los Juegos, Londres, Río de Janeiro y Tokio, presentaron proyectos virtuales, es decir, que no iniciaron los gastos hasta que se concretara la organización. Esta estrategia tenía como consecuencia que los ciudadanos no tendrían que apechar con el coste elevado que supone la construcción de nuevas instalaciones hasta que existiera un estudio de retorno de inversión basado en certidumbres y no en especulaciones.

Carmena olvida que la herencia de la fiebre olímpica costó a los madrileños más de 8.000 millones de euros y, tal y como ha expresado Esther Gómez, concejal que se presenta en la misma candidatura de Más Madrid, «supusieron un agujero en Vallehermoso, una pista de atletismo en Gallur imposible de usar e instalaciones deportivas que se caían a trozos», por no hablar de los esqueletos como el del Centro Acuático que costó 120 millones de euros.

Manuela Carmena, a pesar de que ha habido quienes la han pretendido presentar como un ejemplo de progresismo, está cayendo en demasiadas ocasiones en incongruencias que restan credibilidad a su proyecto.

En primer lugar, su defensa a ultranza de la Operación Chamartín a pesar de que es un proyecto que se ha hecho de espaldas a los vecinos y que sólo contempla un 20% de vivienda pública. Todo ello cuando hubo un primer proyecto que acabó en un cajón y que preveía un barrio verde pensado para y por los vecinos, es decir, la aplicación de los conceptos básicos de la izquierda en el urbanismo. La realidad es que la Operación Chamartín se va a pasar a ser una especie de «City Financiera Madrileña». Este giro sólo puede entenderse por la presión de las élites porque, el actual planteamiento, lo que de verdad potencia es la especulación olvidándose del reequilibrio de la ciudad. La Operación Chamartín de Carmena sienta un precedente muy peligroso por la forma de gestionar la ciudad.

En segundo término, Manuela Carmena está haciendo un viaje peligroso hacia las posiciones más favorables a los poderes económicos, financieros y empresariales.  Lo demostró cuando afirmó que los bancos no son los culpables de los desahucios que se producen en Madrid. Alguien que se considera y que es tomada por una persona de izquierdas no puede ocultar la evidencia de que fue la banca la que es responsable de los lanzamientos hipotecarios o que los fondos buitre que trabajan con esos bancos son los que se han hecho con viviendas que estaban destinadas para la gente que no tiene ingresos suficientes para pagar los precios que impone el mercado inmobiliario.

Carmena ha pedido a los madrileños y madrileñas que le den cuatro años más para ampliar su proyecto, pero…, ¿hacia dónde van las intenciones de la alcaldesa? ¿Tomará algunas decisiones que contenten a la gente pero que no serán más que una cortina de humo que oculte los grandes proyectos en los que se ven beneficiadas las grandes empresas y las grandes fortunas?

El último ejemplo de esa sumisión a los intereses de los poderes económico, financiero y empresarial lo tenemos en las consecuencias para los madrileños y madrileñas de la Operación Canalejas. Las obras de la «reserva de ricos» de Amancio Ortega que están siendo ejecutadas por OHL, la empresa de Villar Mir, han provocado el cierre de la línea 2 de Metro desde el mes de agosto y sin fecha de reapertura. ¿Qué ha hecho el Ayuntamiento? Poco o nada.

Apúntate a nuestra newsletter

2 Comentarios

  1. Otro día mas y van dos. Otra nueva obsesión de este diario, Manuela Carmena se une con Ana Patricia Botín para, llevar la cruz de las criticas de este diario. Da la impresión de que conoce el nuevo proyecto para solicitar una olimpiada en Madrid y, que nos volverá a costar una lluvia de millones de euros, la operación Chamartín, los acuerdos con los bancos para dar solución a desahucios, dentro de las Ley, la operación Canalejas, etc., GENIAL, BRAVO diario16.
    Cuando va a hablar diario 16 de la reforma de la ciudad deportiva que tenia un club de futbol y ahora hay torres de considerable altura, de las reformas de un estadio del mismo equipo, del dirigente que preside ese equipo, de castor, de la dimisión de Matilde Fernández del Ayuntamiento de Madrid, del voto favorable de Pedro Sánchez a la reforma de la Constitución y de la abdicación, de su estancia en el consejo de Caja Madrid, de que había sucursales del Popular en 2015 que no había folios, de la recomendación de algunos directores del mismo banco, a determinados clientes para que canjearan subordinadas lo antes posible y mas. Nos enteraremos en el próximo libro…………… Agur. Por cierto solucionar la pagina cuesta un montón escribir y que no de error dejarla respuesta. Debe ser por eso por lo que hay tan pocas.

  2. Toni, el PXXE ya sabemos quién es y si se les olvida a los votantes o es que son unos botarates o que ese olvido les interesa. La señora Carmena y el mocito Errejón tienen demasiados denominadores comunes con el PXXE y además han dividido como quintacolumnistas a la única oposición popular (=del pueblo) posible a los poderosos, por supuesto, todos muy amigos del extinto Rubalcaba.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre