La Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) ha presentado una serie de recomendaciones ante la pandemia, entre las que se encuentra la no utilización de guantes para la población. Tampoco recomiendan la toma de temperatura en comercios, lugares de trabajo o similares.

Según indica la Sociedad, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) apunta en la misma línea, ya que los guantes no aportan una protección adicional al respecto de la higiene de manos, e incluso puede aumentar la posibilidad de transmisión de la enfermedad entre personas o a partir de superficies potencialmente contaminadas.

El virus no puede entrar a través de una piel sana en nuestro cuerpo

En la nota que han emitido desde la Sociedad, se explica que el virus no puede penetrar a través de la piel sana, por lo que sería innecesario tener una capa adicional de protección con el uso de guantes. Además, explican que los guantes son tan susceptibles de contaminar como la piel, y quitárselos sin contaminarse no es tan sencillo. Si se desconoce cómo se deben quitar los guantes de manera correcta, es mejor no utilizarlos, porque el riesgo es mayor en estos casos.

Los guantes deben usarse para cuestiones concretas: por ejemplo en el supermercado, para coger fruta y verduras. Y una vez utilizados, se han de tirar correctamente y proceder a limpiarse las manos. Las manos siempre deben estar limpias: antes y después de ponerse los guantes.

Los guantes dan una falsa sensación de protección y nos hacen cometer más errores

Llevar guantes nos da la sensación de estar más protegidos, por lo que descuidamos gestos como tocarnos la cara con ellos. Haciendo esto estaríamos de nuevo contaminando los guantes y pasando el virus (en caso de estar infectados) a aquello que toquemos después.

Además, se ha comprobado que si utilizamos guantes de manera habitual, nos lavamos menos las manos, por lo que la higiene disminuye.

Medir la temperatura de la gente puede atentar contra su intimidad

Se ha advertido por parte de la Sociedad Española de Medicina Preventiva que presentan reservas ante la toma de temperatura a la población en general cuando accedemos a locales comerciales o lugares de trabajo. Y es que, por un lado la Agencia Española de Protección de Datos ha expresado que puede tratarse de una «injerencia particularmente intensa» de los derechos de las personas.

Además, otro dato muy destacado es el que afirma que el 30% de los casos de COVID-19 en España, hasta el 7 de mayo, no han presentado fiebre.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre