viernes, 25junio, 2021
33.4 C
Seville

Los Franco retienen en el Pazo de Meirás piezas irrepetibles del patrimonio de todos los españoles

La familia del caudillo no solamente se hizo fraudulentamente con el pazo, también se quedaron con lo que en él había, como los 17.000 volúmenes que la escritora guardaba en la Torre de La Quimera y del que los Franco conservan todavía alrededor de 4.000 obras

Eva Maldonado
Redactora en Diario16, Asesora de la Presidencia de la Conferencia Eurocentroamericana.
- Publicidad -

análisis

El Repaso del 25 de junio: Ley de Eutanasia, Día del Orgullo Gay, Tribunal de Cuentas y Coronavirus

Como cada día analizamos las noticias más destacadas de la actualidad y las comentamos en directo con nuestros lectores. No te pierdas El Repaso...

Hoy entra en vigor la ley de eutanasia: conoce sus claves principales

Hoy entra en vigor la Ley de Eutanasia en España. Conozca sus principales cuestiones a continuación. Significado del término La eutanasia significa etimológicamente "buena muerte"...

La Segunda República jamás aceptó el derecho a la autodeterminación del pueblo catalán

Las elecciones de 1931 supusieron una victoria holgada de la Esquerra catalana. Pero el problema de este partido no era ganar las elecciones, sino...

La Iglesia española también se baja del barco de Casado y apuesta por el diálogo y los indultos

No se puede elevar el sentimiento a categoría jurídica. Con esta frase lapidaria el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE),...
- Publicidad-

La familia Franco no sólo consiguió el Pazo de Meirás a través de maniobras corruptas, sino que también destruyó documentos de gran valor literario como las cartas inéditas de Benito Pérez Galdós dirigidas a Emilia Pardo Bazán. Hoy en día sólo se conservan las que la escritora gallega envió a Galdós.

Así, el 19 de febrero de 1978 se declaraba un incendio en el pazo y aunque las causas no llegaron a conocerse, todo indica que la familia Franco, aprovechando el “accidente” se llevó de Meirás obras de gran valor artístico.

Emilia Pardo Bazán levantó a finales del siglo XIX la mansión de la que disfrutan los Franco desde hace más 80 años. La escritora la bautizó como “Torres de Meirás” y la convirtió en su refugio literario y el lugar donde más tiempo residió hasta su muerte en 1921.

Así, los Franco no solamente obtuvieron fraudulentamente el pazo, también se quedaron con lo que en él había, como los 17.000 volúmenes que la escritora guardaba en la Torre de La Quimera y del que los Franco conservan todavía alrededor de 4.000 obras.

El Gobierno gallego pidió por carta a la familia que le donara gratuitamente estos valiosos fondos para que fueran preservados en la Biblioteca de Galicia, una “parte sustancial”, según la Xunta, de la biblioteca de Emilia Pardo Bazán fue donada a la Real Academia Galega (RAG) en 1978, ejemplares algunos que llegaron ahumados por el fuego y otros deteriorados por haber sido dejados a la intemperie, bajo la lluvia, tras ser rescatados de las llamas. Las cartas de Galdós a Pardo Bazán no se encontraban entre ellos.

Otra obra de arte que todavía conservan los Franco en el Pazo son las famosas esculturas del maestro Mateo que formaban parte del Pórtico de la Gloria. El Ayuntamiento compostelano presentó una demanda para recuperar unas figuras que, según indican, fueron un regalo obligado a los Franco. La magistrada la desestimó y alegó que la argumentación presentada no era suficiente para tirar abajo la explicación de la familia, que mantiene que las compraron en un anticuario en la década de los 50, aunque no fueron capaces de aportar ninguna documentación que demostrara tal extremo.

Además, en 1960, la esposa de Franco se encandiló con dos pilones medievales de gran valor y ordenó al cura de San Xián de Moraime, en el ayuntamiento coruñés de Muxía, que le enviara esas piezas a Meirás de los que no se ha vuelto a saber nada. Muchas voces afirman que continúan en los jardines de la propiedad todavía de los Franco.

Lo cierto es que cuando la esposa del dictador se acercaba a Meirás, los anticuarios de la zona cerraban sus puertas al conocerse el “vicio” de ésta por las obras de arte de valor que llevaba y no pagaba jamás.

Todavía no se conoce qué obras de valor pueden quedar en el Pazo, aunque es de suponer que después del incendio de 1978, y a juzgar por el trasiego de camiones que los vecinos observaron los días posteriores, las piezas más cotizadas ya no se encuentren en el interior de la finca, algo que en ningún caso descarta que sigan en poder de la familia del caudillo.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

No se van de rositas

No sé si con una visión lejana y mesetaria se puede opinar sobre la brumosa y desquiciada política catalana. Me refiero, sin caer en...

Problemas más comunes en los monitores o pantallas de laptop y PC

De la misma manera que prestamos atención al estado de salud de nuestro ordenador es importante cuidar nuestro monitor, ya que debido a nuestro...

Elecciones anticipadas

Pedro Sánchez habría dado por amortizada la actual legislatura y estaría planeando con Iván Redondo la  convocatoria de elecciones anticipadas para este próximo otoño...

Sinécdoques

Las crisis económicas, políticas y sociales son, por fortuna, cíclicas y asoman y desaparecen como el Guadiana, mas la decadencia ética vino para quedarse....
- Publicidad -

lo + leído

No se van de rositas

No sé si con una visión lejana y mesetaria se puede opinar sobre la brumosa y desquiciada política catalana. Me refiero, sin caer en...

Problemas más comunes en los monitores o pantallas de laptop y PC

De la misma manera que prestamos atención al estado de salud de nuestro ordenador es importante cuidar nuestro monitor, ya que debido a nuestro...

Elecciones anticipadas

Pedro Sánchez habría dado por amortizada la actual legislatura y estaría planeando con Iván Redondo la  convocatoria de elecciones anticipadas para este próximo otoño...

Sinécdoques

Las crisis económicas, políticas y sociales son, por fortuna, cíclicas y asoman y desaparecen como el Guadiana, mas la decadencia ética vino para quedarse....