Diferentes sindicatos europeos que representan a los trabajadores de las empresas del grupo Circle Média Group se reunieron con carácter de urgencia para evaluar la deriva del grupo tras el cierre, en condiciones inaceptables, de una de sus imprentas en Bélgica, en concreto, en la localidad de Charleroi.

Circle Média Group es el nombre adoptado por la empresa tras la fusión entre Circle Printers y Roto Smeets, que tuvo lugar en 2017. En 2018, Circle Media Group llevó a cabo varias adquisiciones, tales como la de Corelio Printing, el grupo CPI, y Körner Druck. En la actualidad, Circle Media Group tiene presencia en 10 países europeos y cuenta con más de 5.000 trabajadoras y trabajadores.

Joaquina Rodríguez, presidenta mundial de UNI Gráficos y Embalajes y secretaria general del Sector de Gráficas de CCOO, afirmó que “El grupo Circle Média Group es líder europeo en la impresión de periódicos, libros, publicidad y catálogos y se ha lanzado a una carrera de adquisiciones sin contar con los medios financieros necesarios para su estrategia”.

En España el grupo emplea a más de 700 personas en puestos directos y aproximadamente a 1.500 en puestos indirectos, repartidos en Madrid, Castilla-La Mancha y Catalunya bajo la denominación de Grupo Impresia Ibérica SA.

La liquidación de la imprenta belga de Charleroi “ilustra las prácticas poco ortodoxas de los accionistas chipriotas y luxemburgueses que, a menudo, infringen la ley de los distintos países en los que se ubican las imprentas”.

Ya se han producido retrasos en el pago de nóminas, reducciones de plantilla, morosidad en los pagos a los proveedores de tinta y papel o cancelaciones bancarias, entre una larga lista de incumplimientos de pagos por parte de la dirección del grupo, a los que se añade un excesivo endeudamiento de la estructura, que conduce a la rápida quiebra de las sedes industriales. A medida que esta situación se extiende por todos los países, aumenta la alarma entre los trabajadores.

La absoluta opacidad de los flujos financieros y de la situación contable, tanto de las empresas por separado como del grupo, ha impulsado a los sindicatos y a su estructura europea a recurrir a las autoridades europeas y nacionales correspondientes.

En esta situación, que afecta al futuro de las instalaciones de impresión y de las empleadas y empleados que trabajan en ellas, los representante de los trabajadores han decidido constituir una plataforma conjunta para intercambiar y publicar todas las informaciones de tipo económico y estratégico relacionadas con cada una de las empresas del grupo; informar a las autoridades públicas de la situación y de su gravedad; establecer un comité de empresa europeo, a la mayor brevedad posible, de conformidad con las obligaciones legales comunitarias.

Además, las fuerzas sindicales europeas han llamado a la movilización de los trabajadores para evitar catástrofes similares a las que ya se han vivido en Charleroi (Bélgica).

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno × 2 =