El Gobierno ha decidido, a través del Ministerio de Justicia, llevar a cabo una revisión de los delitos relacionados con «excesos en el ejercicio de la libertad de expresión» con el objetivo de evitar que casos como el del rapero Hásel acaben en prisión.

La postura de Unidas Podemos dentro del Gobierno, contraria al encarcelamiento del rapero, y las múltiples muestras de apoyo recibidas por el rapero en artistas como el propio Joan Manuel Serrat, has llevado al Ejecutivo a replantearse la situación.

Anoche mismo Moncloa enviaba un comunicado a los medios, entre los que se encontraba Diario16, en el que aseguraba que «el ministerio de Justicia planteará una revisión de los delitos relacionados con excesos en el ejercicio de la libertad de expresión para que sólo se castiguen conductas que supongan claramente la creación de un riesgo para el orden público o la provocación de algún tipo de conducta violenta, con penas disuasorias, pero no privativas de libertad»

Además, el ministerio, en su propuesta, considera rapero que aquellos excesos verbales que se cometieran en el contexto de manifestaciones artísticas, culturales o intelectuales, debieran permanecer al margen del castigo penal.

En este sentido, el gobierno entiende que el derecho penal ni es la herramienta más útil, ni es necesaria, ni es desde luego proporcionada para responder a comportamientos que, aun pudiendo rozar la ilicitud, su castigo penal supondría un desaliento para la libertad de expresión, tal y como han declarado el Tribunal Constitucional, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, la Unión europea y la mayor parte de la doctrina española.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre