El empleo nacional y la estadísticas comerciales hacen de España un país poco competitivo

Récord de afiliación a la Seguridad Social y descenso del paro registrado son los titulares que se verán a lo largo del día de hoy. Sin embargo, la precariedad del empleo y la estacionalidad son los factores que sustentan ese crecimiento de la empleabilidad.

Según el SEPE el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en 146.476 personas respecto al mismo mes del ejercicio anterior, con un ritmo de reducción interanual del 4,63%. Por sectores económicos de procedencia de los trabajadores, el paro registrado se ha reducido en todos excepto Agricultura. El mayor descenso porcentual se produce en el colectivo Sin Empleo Anterior, con 7.994 parados menos, seguido del sector Servicios, con 51.752 parados menos; Industria, 5.808 desempleados menos (-2,17%) y Construcción, con un descenso de 4.066 parados. En Agricultura el paro ha aumentado en 5.815 personas.

Respecto a la contratación, el pasado mes de junio se registraron 2.009.011 contratos. De ellos, 174.159 son contratos de carácter indefinido, otros 1.823.177 son temporales y 11.675 de carácter formativo. Los contratos indefinidos de junio se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 103.531 a tiempo completo y 70.628 a tiempo parcial.

Por otro lado, la afiliación media a la Seguridad Social superó en junio los 19,5 millones de personas ocupadas (19.517.697); se trata del mejor dato de la serie histórica desde que se tienen registros. En este mes, el sistema sumó 75.584 trabajadores y trabajadoras (0,39%); y 510.707 en los últimos 12 meses (2,69%). Hasta este mes, el mayor dato de afiliación correspondía al mes de julio de 2007 con 19.493.050, es decir, 24.647 personas afiliadas menos que en junio de este año.

En términos desestacionalizados, la afiliación media de junio de 2019 ha aumentado respecto a mayo de 2019 en 32.732 trabajadores, lo que supone un incremento del 0,17%.

Sin embargo, todos estos datos que a priori son positivos, esconden la cruda realidad de la precariedad. Por un lado, los datos de contratación siguen en unas tasas muy elevadas y son las que demuestran la baja calidad del empleo que se está generando en España. El 48,4% de los contratos firmados en junio corresponden a la categoría de «Eventual por motivos de la producción», es decir, los que tienen una duración mínima, en algunos casos sólo de horas o que se dan de alta los lunes y se da de baja los viernes para que los malos empresarios puedan evitar el pago del salario correspondiente al fin de semana.

En referencia a la afiliación de la Seguridad Social, se está ensalzando que se han batido todos los records pero, siendo así en las estadísticas, ¿por qué está el sistema de la Seguridad Social en quiebra? Precisamente por la precariedad del empleo que se crea y por los bajos salarios.

Estadísticamente, los datos son buenos pero la realidad es tan negra que evita cualquier optimismo.

 

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre