La tasa del paro alcanza la alarmante cifra del 15,33%. Aunque ese no es el dato que más asusta. Los estragos que está produciendo la economía en el empleo se traducen en un aumento de la desocupación sin precedentes. En el segundo trimestre se ha visto reducido el número de ocupados en más de un millón de personas. Los números reflejan lo complicado de la situación: La ocupación se sitúa en 18.607.200, sufriendo una disminución del 5,46%. Estos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) se tienen por más fiables que el paro registrado, ya que ofrecen un muestreo de una realidad que no alcanzan a mostrar las oficinas de empleo, en las que una parte de la población activa no confía demasiado.

En manos de la temporalidad

El otro de los factores que multiplica la destrucción de empleo es la temporalidad. La caída de la ocupación en trabajadores con contrato temporal fue de 671.900 personas, mientras que la de contratos indefinidos se situó en 361.000 personas. El sector Servicios, rey de los contratos temporales, es el más afectado con 816.900 ocupados menos. Siguen Industria: 127.000; construcción: 108.700 y Agricultura: 21:400. La baja calidad del empleo en España y la dependencia del turismo provocan un exceso de temporalidad en los puestos de trabajo. Parece como si una maldición estuviese cayendo sobre el reino de España, ya que a una sanidad debilitada por los recortes le ha sobrevenido una pandemia y a una economía basada, en gran medida, en el sector Servicios le ha sucedido lo mismo.

Baleares se salva

En cuanto al impacto por territorios, la única comunidad que no ha registrado un descenso ha sido Baleares, que consigue 9.200 personas ocupadas más. Cataluña encabeza la lista de comunidades más afectadas con 223.700 ocupados menos. Seguida de Andalucía: 198,100 y la Comunidad de Madrid: 184.400. Y lo peor de todo es que,  la cuarentena obligada por el gobierno de Londres a los ciudadanos que regresan desde España y las declaraciones del Primer Ministro francés, en las que situaba a Cataluña como un destino turístico poco seguro, no parece que auguren una mejora inmediata de la situación.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre