domingo, 23enero, 2022
7.7 C
Seville

Los editores del British Journal of Medicine denuncian la censura de Facebook y sus verificadores catalogando de «parcialmente falsa» una investigación contrastada

Denuncian que la "verificación de hechos" realizada por Lead Stories es inexacta, incompetente e irresponsable

- Publicidad -

análisis

Ayuso, la nueva derecha y la libertad como elemento de sometimiento al pueblo

La teoría política conservadora tiende a ver a los que luchan por el pueblo, desde un punto de vista utópico o con acciones reales,...

Podemos Galicia le pide a Feijóo que se una al Gobierno y que exija medidas contra la exclusión financiera a las personas mayores

Podemos Galicia pide este a Feijóo que se una a la posición del Gobierno para exigir a las entidades bancarias medidas contra la exclusión...

El gas y Europa. Rusia hizo un movimiento de ajedrez inesperado

Año 2014  Para quizás  entender un poco más los últimos acontecimientos geopolíticos, nos remontamos al año 2014 (Año que coincide con las autoproclamada  República popular ...

El Repaso del 21 de enero: Situación entre EEUU-UE y Rusia, el papelón de España, y el posible origen del Covid del laboratorio de...

En El Repaso de hoy seguimos informando sobre la actualidad en el conflicto entre EEUU y Rusia, donde la situación de Europa cada vez...
- Publicidad -
- Publicidad-

La Revista Científica The British Journal of Medicine publica artículos de referencia de la Asociación Médica Británica. Comenzó sus publicaciones en 1840 como «Provincial Medical and Surgical Journal». Las piezas de investigación que publica se incluyen en los principales índices de PubMed, MedLine, Ebsco y Science Citation Index.

El pasado 2 de noviembre, desde el BJM comenzaron a publicar las piezas relativas a la investigación realizada sobre los «problemas de integridad de datos en el ensayo de la vacuna de Pfizer», sacando a la luz las denuncias de extrabajadores de una de las empresas encargadas de realizar estos ensayos, Ventavia.

La noticia ha sido calificada por los «verificadores» que colaboran con Facebook como una noticia «poco fiable» o de contenido «parcialmente controvertido o falso». Esto ha supuesto la censura por parte de la red social y la alerta a los lectores con avisos en ese sentido, algo que ha provocado que los editores de esta prestigiosa revista científica hayan tenido que emitir un comunicado público para aclarar algunas cuestiones importantes.

Los editores alertan de las graves afirmaciones que se han realizado sobre trabajos contrastados de investigación, siendo calificados como «bulos» y «falsa información» cuando esta etiqueta no es cierta. Advierten de que «Lo que ha sucedido en este caso debería ser motivo de preocupación para cualquiera que valore y confíe en fuentes como The BMJ.«

En el comunicado, presentado como una «carta abierta del BMJ a Mark Zucherber» se dice lo siguiente:

Estimado Mark Zuckerberg:

Somos Fiona Godlee y Kamran Abbasi, editores de The BMJ, una de las revistas médicas generales más antiguas e influyentes del mundo. Le escribimos para plantear serias preocupaciones sobre la «verificación de hechos» que realizan proveedores externos en nombre de Facebook / Meta.

En septiembre, un ex empleado de Ventavia, una empresa de investigación por contrato que ayudaba a llevar a cabo la prueba principal de la vacuna Pfizer covid-19, comenzó a proporcionar a The BMJ docenas de documentos internos de la empresa, fotos, grabaciones de audio y correos electrónicos. Estos materiales revelaron una serie de prácticas deficientes de investigación de ensayos clínicos que ocurren en Ventavia y que podrían afectar la integridad de los datos y la seguridad del paciente. También descubrimos que, a pesar de recibir una queja directa sobre estos problemas hace más de un año, la FDA no inspeccionó los sitios de prueba de Ventavia.

El BMJ encargó a un periodista de investigación que redactara la historia para nuestra revista. El artículo fue publicado el 2 de noviembre, tras de una revisión legal, revisión por pares externos y sujeto a la supervisión y revisión editorial de alto nivel habitual de The BMJ.

Pero a partir del 10 de noviembre, los lectores comenzaron a informar sobre una variedad de problemas al intentar compartir nuestro artículo. Algunos nos informaron de que no podían compartirlo. Muchos otros informaron de que se habían marcado sus publicaciones con una advertencia sobre «Falta de contexto … Los verificadores de hechos independientes dicen que esta información podría engañar a las personas». A quienes intentaron publicar el artículo se les informó por Facebook de que las personas que comparten repetidamente «información falsa» podrían tener sus publicaciones en un lugar más bajo en el servicio de noticias de Facebook. Los administradores del grupo donde se compartió el artículo recibieron mensajes de Facebook informándoles que tales publicaciones eran «parcialmente falsas».

Los lectores fueron dirigidos a una «verificación de hechos» realizada por un contratista de Facebook llamado Lead Stories.

Consideramos que la «verificación de hechos» realizada por Lead Stories es inexacta, incompetente e irresponsable.

No proporciona ninguna afirmación de hecho de que el artículo de BMJ se equivocó

Tiene un título sin sentido: «Verificación de hechos: la revista médica británica NO reveló informes descalificadores e ignorados de fallas en los ensayos de la vacuna Pfizer COVID-19»

El primer párrafo etiqueta incorrectamente al BMJ como un «blog de noticias».

Contiene una captura de pantalla de nuestro artículo con un sello sobre él que indica «Defectos revisados», a pesar de que el artículo de Lead Stories no identifica nada falso o falso en el artículo de The BMJ.

Publicó la historia en su sitio web con una URL que contiene la frase «alerta de engaño».

Nos hemos puesto en contacto con Lead Stories, pero se niegan a cambiar nada sobre su artículo o acciones que hayan llevado a Facebook a marcar nuestro artículo.

También nos hemos puesto en contacto con Facebook directamente, solicitando la eliminación inmediata de la etiqueta de «verificación de hechos» y cualquier enlace al artículo de Lead Stories, lo que permite a nuestros lectores compartir libremente el artículo en su plataforma.

También hay una preocupación más amplia que deseamos plantear. Somos conscientes de que The BMJ no es el único proveedor de información de alta calidad que se ha visto afectado por la incompetencia del régimen de verificación de datos de Meta. Para dar otro ejemplo, destacaríamos el tratamiento de Instagram (también propiedad de Meta) de Cochrane, el proveedor internacional de revisiones sistemáticas de alta calidad de la evidencia médica. En lugar de invertir una parte de las ganancias sustanciales de Meta para ayudar a garantizar la precisión de la información médica compartida a través de las redes sociales, aparentemente ha delegado la responsabilidad a personas incompetentes para llevar a cabo esta tarea crucial. La verificación de hechos ha sido un elemento básico del buen periodismo durante décadas. Lo que ha sucedido en este caso debería ser motivo de preocupación para cualquiera que valore y confíe en fuentes como The BMJ.

Esperamos que actúe con rapidez: específicamente para corregir el error relacionado con el artículo de The BMJ y revisar los procesos que llevaron al error; y, en general, reconsiderar su inversión y enfoque en la verificación de datos en general.

Los mejores deseos,

Fiona Godlee, editora en jefe
Kamran Abbasi, editora en jefe entrante
The BMJ

Intereses en competencia:
Como editores en jefe actuales y entrantes, somos responsables de todo lo que contiene The BMJ.

Verificadores en España

En España, los colaboradores con Faceboook de «verificación» son Newtral, Maldita.es y AFP. Uno de los ejemplos más recientes de su «verificación» ha sido el video del investigador Robert Malone, en el que este investigador -uno de los pioneros en estudiar el ARN mensajero- daba un mensaje a los padres sobre la vacunación contra la covid en los niños. La verificación realizada por Newtral afirma, sin puntos medios, titula «las afirmaciones falsas o sin evidencias de Robert Malone sobre la vacunación frente a la COVID-19 en niños«. Resulta evidente para cualquier lector que no es lo mismo «falso» que «sin evidencias», ya que en la primera afirmación se confirma que lo que estaría diciendo Robert Malone es mentira (debiendo demostrarlo de manera irrefutable). Sin embargo, señalar que «no hay evidencias», sencillamente apuntaría a que lo que dice, según Newtral, «no se ha podido confirmar». Dos cuestiones bien diferentes que no deberían utilizarse de manera indistinta, pero se hace.

Estos «oráculos», que son empresas privadas, se han atribuido desde hace tiempo la capacidad de dar o no veracidad a hechos de toda índole: cuestiones políticas, sociales o en este caso científicas. Generan una suerte de «filtro de la verdad» para aquellas personas que no disponen de tiempo o capacidad para sacar conclusiones por sus propios medios. Sin embargo, no en pocas ocasiones se comprueba que los titulares que utilizan caen en demasiadas ocasiones en afirmaciones que, después, en el texto que los acompaña, no se sostienen o quedan tan matizadas que resulta cuanto menos aventurado tildar algo de rotundamente falso o engañoso, como se hace con la publicación del BJM por los socios de verificación.

Se ha llegado a un punto en el que las opiniones de un experto en la materia del ARN como Robert Malone son acompañadas de un sello sobre su imagen para etiquetarlo como «fake», cuando es un científico que está presentando una opinión personal basada en los datos que él ha analizado. Sin embargo, en Newtral no aportan ni un sólo estudio, ni una sola referencia científica que pueda plantear una contraargumentación a lo que este investigador apunta, tratando de aniquilar su opinión haciéndola pasar por un filtro que no se presenta a los lectores. No se detallan estudios contrastados por pares que refuten lo que apunta Malone, no se presentan análisis de datos oficiales que pudieran dejar en evidencia tales advertencias.

Contrapone a la opinión de Robert Malone la opinión de otros científicos de área médica. Y evidentemente, a pesar de que no se presentan pruebas, más allá de las declaraciones de otras personas, se decide titular como «fake» a las del norteamericano. Una muestra reciente que pone de manifiesto lo que se denuncia por el British Journal of Medicine.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 Comentarios

  1. Es que es lo último. Una cosa es publicar una falsedad o media verdad que altere la convivencia sana, las leyes, o sea peligrosa para la salud y otra condenar a silencio lo que molesta. Pero si vale la publicación de cierta propaganda fascista en forma de sentencia ( procéss como golpe de estado, manada como abuso y no violación,..) o en forma de denuncia ( casado y su banda de niñatos deficientes contra todos sin una mínima base cierta para la acusación) o más global; las armas químicas y biologicas de Saddam Hussein, y la más reciente de los porcentajes reales de inmunidad o protección de las vacunas, que se puede sancionar o vetar? Lo que no gusta? Habría que sellar la boca de todos, porque dispararon tantos disparates que es raro que uno no te dé en la cara.
    La información es útil cuando tiene base científica o especializada que contrasta su teoría, y cuando no es cuestionable y habrá que condenar a desmentir, no a publicar. Pero con datos, con hechos, con pruebas…

  2. «las afirmaciones falsas o sin evidencias de Robert Malone sobre la vacunación frente a la COVID-19 en niños«. Resulta evidente para cualquier lector que no es lo mismo «falso» que «sin evidencias», ya que en la primera afirmación se confirma que lo que estaría diciendo Robert Malone es mentira (debiendo demostrarlo de manera irrefutable). Sin embargo, señalar que «no hay evidencias», sencillamente apuntaría a que lo que dice, según Newtral, «no se ha podido confirmar». Dos cuestiones bien diferentes que no deberían utilizarse de manera indistinta, pero se hace» Beatriz Talegón

    Nadie ha demostrado con evidencias (ensayos científicos siguiendo sus correspondientes protocolos) que «comiendo zanahorias crezca el pelo». Si alguien afirma que «comer zanahorias hace crecer el pelo» está engañando a la gente.

    La carga de la prueba recae en quien realiza la afirmación; en ciencia para afirmar algo hay que probarlo. Decir, sin tener evidencias que «comer zanahorias hace crecer el pelo» es una estupidez sin consecuencias. Hacer afirmaciones sin evidencias, sobre la vacuna , que puedan inducir a la gente a no vacunarse y a morir por no hacerlo además de una estupidez es una irresponsabilidad.

  3. No pierdas el tiempo con juegos de palabras, Ortiz.
    La gente es libre de decidir si toma o no el agua sucia y ya está clara la campaña de desinformación general en curso.

    Actualmente muere más gente por la vacuna que sin ella ( 2 a 1 )

    Buena suerte con seguir la senda de los elefantes

  4. No pierdas el tiempo con juegos de palabras, Ortiz.

    Evidencia es no haber secuenciado el virus para desarrollar un agente real.

    La gente es libre de decidir si toma o no el agua sucia,
    Actualmente muere más gente por la vacuna que sin ella ( 2 a 1 )

    Buena suerte con seguir la senda de los elefantes

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

Multitudinaria manifestación en Bilbao contra el pasaporte Covid y la conculcación de Derechos Humanos

Miles de personas han salido a las calles en la tarde de ayer para protestar contra la medida del pasaporte covid y la conculcación...

Silvio Berlusconi anuncia su retirada en la carrera presidencial

Silvio Berlusconi retira su candidatura a la presidencia italiana, según ha publicado ayer la agencia de noticias Ansa, que a su vez ha afirmado...

El caso de las menores víctimas de abusos sexuales en Madrid destapa las grietas en el sistema

El caso de las menores explotadas sexualmente en la Comunidad de Madrid ha destapado fallos en el sistema. No solo no han funcionado los...

IRPH: La nueva jurisprudencia del TJUE corrige nuevamente al Supremo

Francisco González de Audicana, magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia nº 38 de Barcelona, el responsable de elevar dos cuestiones prejudiciales sobre la...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Multitudinaria manifestación en Bilbao contra el pasaporte Covid y la conculcación de Derechos Humanos

Miles de personas han salido a las calles en la tarde de ayer para protestar contra la medida del pasaporte covid y la conculcación...

Silvio Berlusconi anuncia su retirada en la carrera presidencial

Silvio Berlusconi retira su candidatura a la presidencia italiana, según ha publicado ayer la agencia de noticias Ansa, que a su vez ha afirmado...

El caso de las menores víctimas de abusos sexuales en Madrid destapa las grietas en el sistema

El caso de las menores explotadas sexualmente en la Comunidad de Madrid ha destapado fallos en el sistema. No solo no han funcionado los...

IRPH: La nueva jurisprudencia del TJUE corrige nuevamente al Supremo

Francisco González de Audicana, magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia nº 38 de Barcelona, el responsable de elevar dos cuestiones prejudiciales sobre la...