Según el informe de Gobierno Corporativo enviado por DIA a la CNMV el pasado 8 de febrero, la dirección de la empresa protegió a 5 de sus miembros con una cláusula de garantía y blindaje. Se aseguraban así que su más que probable salida estuviera bien remunerada. En el caso del Consejero, Borja de la Cierva, este blindaje le da derecho a cobrar dos veces su sueldo anual, tanto la parte fija (600.000 €) como la variable.

Meses más tarde, DIA puso en marcha un expediente de regulación de empleo que ni blinda ni da garantías a la plantilla. La doble vara de medir es evidente, mientras ellos se aseguran una salida tranquila y bien cubierta económicamente, ejecutan un ERE que no incluye la palabra voluntariedad, ni ningún tipo de garantía de empleo.

Para CCOO esto es inadmisible, la Dirección de DIA tiene que asumir su responsabilidad en la pérdida económica de la empresa y el despido de 1.500 personas, tanto si continúan en la empresa como si les despiden. Y los nuevos dueños tendrán que aplicarles la cláusula que invalida sus indemnizaciones blindadas en caso de incumplimiento de sus funciones.

Desde que el fondo Letterone, controlado por Fridman sea ha hecho con el control de la empresa, reflotarla no será suficiente con recapitalizar el grupo en caso de que se logre un acuerdo con los bancos acreedores y salga adelante la ampliación de capital. Deberá renovar la actual cúpula gestora, un movimiento que en el mercado se da prácticamente por hecho. Suena el nombre de Jaime García Legaz como el ejecutivo que se hará de la cadena.

Según el informe de Gobierno Corporativo enviado por DIA a la CNMV el pasado 8 de febrero, la dirección de la empresa protegió a 5 de sus miembros con una cláusula de garantía y blindaje. Se aseguraban así que su más que probable salida estuviera bien remunerada. En el caso del Consejero, Borja de la Cierva, este blindaje le da derecho a cobrar dos veces su sueldo anual, tanto la parte fija (600.000 euros) como la variable.

El 30 de enero de 2019 aprobaron un ERE para 2.100 personas

Borja de la Cierva percibió una retribución fija, correspondiente al periodo comprendido entre el 28 y el 31 de diciembre de 2018 de 5.216,76 euros, a razón de 1.300 euros por día. Por el desempeño de funciones ejecutivas en el seno de la compañía, la remuneración fija anual en metálico a percibir por De la Cierva en 2019 asciende a 606.600 euros, importe que se actualiza anualmente en el IPC positivo de los doce meses anteriores, mientras que la remuneración fija anual en metálico a percibir por el consejero ejecutivo, Miguel Ángel Iglesias, en 2019 asciende a 261.000 euros.

Tal y como se puede leer el folleto de la oferta del Fondo Letterone, la situación actual de la compañía en cada mercado que opera «es muy complicada, con un descenso significativo de las ventas en términos like for like y una pérdida significativa de la cuota de mercado». Los resultados de los dos próximos años serán peores que los presentados el año pasado.

El pasado 25 de marzo UGT y FETICO llegó a un acuerdo con la Dirección de la Compañía respecto al paquete indemnizatorio que percibirán los compañeros/as que se verán afectados por el ERE, y que al menos, dentro de la difícil situación en la que nos encontramos, puedan acogerse a un acuerdo que supere ampliamente lo estipulado por Ley, además de otras medidas que han supuesto rebajar los afectados/as por este ERE en un 40% ( entre desafectaciones y vacantes, tanto en DIA como en GEA), con el consecuente mantenimiento del empleo de 819 compañeros/as que inicialmente estaban afectados.

Sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) que prevé un total de 1.604 despidos, de los que 40 serán prejubilaciones. Un 22% menos de lo previsto en un inicio (2.064) tras la desafectación de 454 personas. Además, la cadena ofrece la recolocación a 356 personas en oficinas y en la red de tiendas.

Del total de personas afectadas, la mayoría es personal de tienda (1.176), 308 son empleados de los almacenes y 201 trabajadores de las oficinas (84 de sede y 117 de centros regionales), según ha informado la empresa en un comunicado.

El acuerdo no contó con el visto bueno de CCOO, que denuncia la “doble vara de medir” aplicada en DIA. «Mientras ellos se aseguran una salida tranquila y bien cubierta económicamente, ejecutan un ERE que no incluye la palabra voluntariedad, ni ningún tipo de garantía de empleo», remachan en el sindicato.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre