miércoles, 22marzo, 2023
16 C
Seville

Los Centros Especiales de Empleo (CEE)

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

Hace unos días se publicó un artículo en uno de los periódicos de mayor tirada del país en el cual se hablaba de las bondades de los Centros Especiales de Empleo, desde el MPD se dar a conocer LA AUTÉNTIA REALIDAD DE LOS CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO, los cuales son centros de trabajo para personas con discapacidad.

En este artículo podemos leer, “la necesidad de que se mantengan las ayudas estatales a la contratación de personas con discapacidad. Es la principal vía para que siga aumentando la contratación. En términos de empleo, las personas con discapacidad no es que estén atrás, es que se ubican en el vagón de cola. Por ello, debería haber un incremento de las políticas activas y en ningún caso un retroceso”

La razón de haber publicado este artículo, desde mi humilde opinión, es el temor que en su momento sufrieron cuando se enteraron de que el Ministerio de Trabajo estaba redactando un borrador para “controlar” el dinero que reciben los CEE por la contratación de personas con discapacidad, un DINERO DE TODOS LOS ESPAÑOLES, que no está controlado por parte de la Administración Pública.

El anteproyecto de ley de la Ministra Yolanda Díaz ha provocado que los lobbies pongan en marcha su maquinaria para parar ese anteproyecto, hemos visto como muchos medios de comunicación, pensamos que pagados por los grandes lobbies de la discapacidad, han publicado artículos diciendo y haciendo hincapié que este anteproyecto de ley del Ministerio de Trabajo presidido por Yolanda Díaz pone en RIESGO PUESTOS DE TRABAJO DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD, cuando en REALIDAD lo que pone en RIESGO es el GRAN NEGOCIO que estas grandes entidades de la discapacidad tienen a costa del TRABAJO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN EDAD DE TRABAJAR.

“En España, tres de cada cuatro trabajadores con discapacidad han encontrado empleo a través de un CEE, según el Observatorio sobre Discapacidad y Mercado de Trabajo nacional”, y es cierto, pero ¿qué coste HEMOS DE PAGAR para poder trabajar?, son trabajos de escasa cualificación y mal remunerados (solemos cobrar de nómina un 25% MENOS de lo que cobraría un trabajador sin discapacidad), siendo un porcentaje muy alto de trabajadores con discapacidad somos simples operarios, es muy raro que alguna persona con discapacidad llegue a puestos de dirección salvo honrosas.

Los trabajadores con discapacidad que trabajamos en este tipo de centros en algún momento de nuestra vida laboral hemos de soportar, segregación, explotación, precariedad, miedo a represalias… Pero comencemos respondiendo y explicando desde el principio del artículo y según mi experiencia personal y lo que me han narrado otras personas:

  • JAMAS he recibido apoyo en mi vida laboral y mucho menos personal por parte de los CEE.
  • Respecto a adecuar el itinerario profesional a su perfil y habilidades, en ocasiones lo hacen, aunque por desgracia son las menos, y se agradece, pero también es cierto que no tienen en consideración tus problemas de discapacidad poniéndote a realizar trabajos que pueden llegar a ocasionar serios problemas, como por ejemplo que te pongan a estañar cables sin gafas de protección y sin una luz adecuada cuando tienes problemas de visión o bien que te pongan a trabajar de jardinero cuando  tienes la espalda lesionada).
  • Es cierto, la función de los CEE es dar un empleo digno y remunerado a las personas con discapacidad en edad de trabajar, pero para ellos ¿qué es un empleo digno y remunerado? que tengamos que estar agradecidos por estar trabajando gracias a ellos?,  que se nos exija la misma productividad que un trabajador sin discapacidad,  incluso más; que nos paguen menos, pues en ocasiones no llegamos ni al SMI;  o que nos hagan un contrato a media jornada pero la realidad es que se trabajan más horas de las recogidas en dicho contrato, llegando en ocasiones a trabajar casi una jornada completa, estas horas extras, no suelen abonarlas; hablando de jornada laboral, en una empresa ordinaria la jornada de trabajo es de 40 horas semanales pero en un CEE es de 37,5 horas semanales, pero esta jornada no suele respetarse; que no nos paguen horas extras,  ni nocturnidades, ni fines de semana; que personas con discapacidades psíquicas “para que tengan algo que hacer” se les de trabajo sin contrato y sin cobrar por realizarlo; q tengamos temor a reclamar nuestros derechos como trabajadores y como personas por miedo a tener represalias en la empresa, incluso a perder nuestro trabajo; a sufrir una importante segregación laboral, el mayor número de trabajadores con discapacidad estamos realizando nuestro trabajo en este tipo de centros, porque tanto políticos como la misma sociedad nos segregan a trabajar de manera casi exclusiva en estos centros de trabajo y no quieren ver LA REALIDAD DE LA DISCAPACIDAD en ESTOS CENTROS DE TRABAJO.

Los Centros Especiales de Empleo (CEE) son una figura creada por la Ley 13/1982 de 7 de abril, Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), actualizada mediante la Ley General de la Discapacidad (LGD). Igualmente se establece que estos centros contarán con unidades de apoyo formadas por un gabinete de expertos sociales que ayude al trabajador en su vida laboral y personal para lograr que la integración sea óptima velando estas unidades de apoyo, que son un órgano propio de los CEE formados por trabajadores sociales y psicólogos entre otros perfiles profesionales que analizan factores como la situación económica, social y sanitaria del empleado para hallar el mejor encaje posible, que me digan donde están porque yo aún no los he visto en ningún CEE, si he visto algo parecido pero que ni por asomo realizan esta función y mucho menos los trabajadores pasan al mercado laboral ordinario, todo lo contrario, los CEE establecen contratos mercantiles con empresas, permaneciendo el trabajador bajo la contratación del CEE convirtiéndose de facto en guetos de los cuales es muy difícil que el trabajador con discapacidad pueda salir.

También habla de desarrollarnos dentro de la compañía, ¿cómo? si en la mayoría de las ocasiones tan sólo realizamos trabajos de operarios, no tenemos acceso a la promoción interna y luchar para poder llegar por méritos propios a la Dirección del CEE, pues estos centros de trabajo, así como los grandes lobbies de la discapacidad, en su mayoría, están dirigidos por personas neurotípicas. En muy pocas ocasiones, recalco MUY POCAS OCASIONES las personas con discapacidad llegamos como mucho a mandos intermedios, los cuales en la mayoría de los casos, son ocupados por Personas Sin Discapacidad sin formación y conocimientos adecuados, dándose en muchas ocasiones tratos de favores (puestos ocupados por ex políticos, familiares, amigos, conocidos… Es un porcentaje tan bajo el que un trabajador con discapacidad llegue a ocupar estos puesto que no es mencionable; es cierto, la mayoría de nosotros tenemos poca formación, pero existen personas con discapacidad muy bien formados, universitarios que no son tenidos en cuenta. 

La transición de los trabajadores con discapacidad al mercado laboral ordinario es muy muy escasa, los trabajadores con discapacidad buscamos de manera continua, pero sólo que en nuestro perfil del INE, figure la palabra “discapacitado” y tan sólo te ofrecen trabajo en los CEE, los cuales, además de no cumplir su finalidad, SE HAN CONVERTIDO EN UN NEGOCIO MUY RENTABLE PARA UNOS POCOS LUCRÁNDOSE CON EL TRABAJO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD. Las condiciones de trabajo que ofrecen la mayoría de los CEE, no todos de ellos, es cierto, pero sí, por desgracia la gran mayoría, consiste en: precariedad e inseguridad laboral, realización de trabajos peligrosos y/o repetitivos, buscan en las personas con discapacidad una mano de obra barata. 

La obligación de los CEE es formar a los trabajadores y no lo hacen, contratan pidiendo que el candidato tenga experiencia previa en el puesto de trabajo, lo cual es una incongruencia y no coincide con la finalidad que dicen y venden estos centros. Las PCD que contratan los CEE aceptan que se les manipule con facilidad, con el fin de evitar represalias y por miedo al despido, tienen que soportar vejaciones varias, insultos, acoso laboral… y, aun así, estamos deseosos de demostrar nuestra valía.

A través de los CEE se da la contratación indirecta, es decir, los CEE firman contratos con empresas mercantiles para “colaborar en la inclusión de las PCD en el mercado”, pero la contratación es por el CEE, con lo cual no se está dando la contratación en el mercado ordinario, fomentando así la segregación y no la inclusión. En definitiva, los CEE actúan como empresas finalistas de prestación de servicios en lugar de actuar como puente al mercado ordinario. 

Para solucionar esta situación es necesario que la legislación actual se modifique, que se auditen las subvenciones y ayudas otorgadas, que los CEE sean regulados legalmente y no se amparen en un limbo legal para así continuar con sus tropelías hacia las personas con discapacidad.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha llamado, a través de un grupo de expertos, la atención a España por la existencia de segregación pen el empleo de las personas con discapacidad, mailto:https://www.lavanguardia.com/vida/20220914/8524371/expertos-onu-piden-poner-empleo-segregado-personas-discapacidad.html, el MPD pensamos que la situación cambiaria a nuestro favor con esta llamada de la ONU y por medio del anteproyecto de ley del Ministerio de Trabajo, pero vemos que por desgracia la vida sigue igual y, nos preguntamos si ¿realmente se está realizando una inclusión laboral efectiva defendiendo los derechos de las personas con discapacidad? Con estas medidas ¿quién se beneficia realmente las ONG’s del sector, los CEE o las personas con discapacidad? Desde mi humilde opinión las ONG’s del Sector y los CEE.

Por desgracia me temo que NO, no se están defendiendo nuestros derechos, están luchando para no perder la cuota que tienen asignada para continuar ganando mucho dinero a costa de nuestro trabajo. Las ONG’s del sector Discapacidad NO actúan favoreciendo la inclusión real y efectiva de las Personas Con Discapacidad (PCD) en el mercado ordinario. ¿Las ONG’s del sector Discapacidad, buscan realmente la inclusión de las PCD? La gran mayoría de las ONG’s del sector Discapacidad son propietarias de Centros Especiales de Empleo (CEE). También nos encontramos con que los grandes Centros Especiales de Empleo crean sus propios Sindicatos con el fin de manipular a los trabajadores con discapacidad.

Desde el Movimiento Por la Discapacidad (MPD), estamos luchando por LA INTEGRACIÓN REAL Y EFECTIVA tanto laboral como social, de las personas con discapacidad, batallamos por LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD, cada día somos más las personas sensibilizadas con este problema, ante las injusticias que sufre este colectivo y que ponemos todos nuestros esfuerzos para que esta situación mejore movimientoparaladiscapacidad@gmail.com.

- Publicidad -
- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

4 COMENTARIOS

  1. Muchísimas gracias por apoyar a las personas con discapacidad. Ya va siendo hora de que pongan en vereda a esta clase de empresas. Por desgracia salgo de una de ellas, Catedier, y es lo peor de lo peor.peor.
    Denigran al trabajador, las instalaciones no están adecuadas,para nosotros ni para un trabajado sin minusvalía. Nos apagan los calefactores, que traemos de casa, porque salta la luz, mientras ellos en sus oficinas están bien calentitos. Este verano se ha desplomado gente debido al calor que hacía en la fábrica. Lo han denunciado y todo sigue igual. No hay sindicato, no tiene visto de tener.
    En fin, podría estar aquí hasta mañana.
    Gracias por escucharme.

  2. Nadie hace nada por que hay muchos interés. De altos cargos, la once y mil mas . Yo trabajo en una y es todo lo que describen. Un Gran negocio mano de obra barata. Las instalaciones nefastas sillas todas rotas y trabajamos con empresas muy importantes como Standler Raíl. El gran problema es que no pasan inspecciones.Y el convenio es el peor que existe .

    ASI SE HACE EL DINERO PAGAN POCO COBRAN MUCHO Y ENCIMA SUBVENCIONES PARA TODO

  3. Una verdadera vergüenza. Una descarada realidad social, que lo que hace es solamente aprovecharse de las enfermedades de los trabajadores a cambio de subvenciones. No existen inspecciones, los trabajos son precarios y las condiciones… Ni hablar… Se nos está olvidando que los colectivos vulnerables, son PERSONAS. Debería existir algo que lo regule o esto debería de estar prohibido. La teoría es bonita, en la práctica, … Trabajos a degüello por un salario ínfimo sin condiciones adecuadas y olvidándose que son personas que necesitan adaptaciones, pero eso no sirve. Sirve la productividad y los números que se sacan. Lo demás… Es fantasía. Que pena tan grande!

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído