De un modo u otro, las leyes o la interpretación de las mismas que hacen algunos jueces y juezas, van en contra de las mujeres víctimas de la violencia machista y de sus hijos. Según datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, la mitad de los asesinos machistas se entregan voluntariamente a las autoridades y confiesan su crimen porque este hecho es considerado en el juicio como un atenuante de la condena. Esta es una nueva anomalía que se ha detectado, una más. Ya son demasiadas como para que, de una vez por todas, se haga una revisión integral de las leyes cuando media un acto de terrorismo machista.

Por esta razón, en el marco del VII Congreso del Observatorio en el Senado, el CGPJ es partidario de suprimir cualquier tipo de circunstancia atenuante por confesión o reparación del daño en los casos de terrorismo machista. Este organismo ha puesto sobre la mesa que se debe abordar una reforma que elimine de nuestro ordenamiento jurídico esas dos atenuantes en los delitos de violencia machista. Un 50% de los asesinos se entrega cuando el crimen es de este tipo, mientras que en el resto de tipologías prácticamente no hay ninguna puesta a disposición de la policía de manera voluntaria. Por tanto, la conclusión es evidente: lo hacen para que la pena sea inferior a la que les correspondería por un acto de terrorismo machista.

Por otro lado, además de retirar esos beneficios que da la ley, se ha dejado claro que el agravante de género debe aplicarse en todas y cada una de las causas de violencia machista, haya o no asesinato. En la actualidad, sólo se ha aplicado en un 67% de las penas.

5 Comentarios

  1. Las asesinas hembristas se entregarían para reducir la pena, si la demencia de género no dijera algo así en sus leyes cómo que las mujeres son santas inmaculadas incapaces de hacer el mal y únicamente son víctimas del varón heterosexual.
    La violencia no tiene género ni raza ni color de piel y hay exactamente el mismo número de mujeres malvadas y sin escrúpulos que hombres.
    El señor pseudoperiodista que diga que las leyes de género contra el varón y contra su presunción de inocencia y sus derechos humanos fundamentales
    perjudican a las mujeres es la mayor barbaridad, el mayor crimen contra la verdad y contra todo atisbo de decencia y humanidad.

  2. http://merecessaberlo.es/?p=292

    Los datos ocultados de la violencia hembrista para mantener su perverso negocio con el cuento de género contra el varón e imponer la ideología de género y cada vez leyes más inútiles ,contraproducentes, discriminatorias, y contra natura,pues la violación de derechos humanos fundamentales a una raza, un género sexo,un colectivo no puede hacer más que provocar la violencia a la desesperada de aquellos que han sido condenados de antemano simplemente por haber nacido de sexo varón, que acabarán cometiendo terribles barbaridades injustificables contra los demás contra sí mismos, al haber sido desposeidos de todo atisbo de dignidad humana para poder demostrar su inocencia.
    Señores políticos, sindicatos, instituciones,medios de comunicación,dejen de incitar al odio, a la psicosis contra todos los hombres, es un crimen y una injusticia atroz, pues sólo es culpable de un delito aquel que lo comete,jamás, jamás todos los hombres, todas las mujeres o todos los que tengan su mismo color de piel o su misma altura, y aunque los blancos o los negros cometan más delitos, jamás, jamás nada justifica violar derechos humanos fundamentales a ningún colectivo,e incitar, odio psicosis contra una raza o sexo o un colectivo.Esto es el mayor crimen jamás inimaginable en un supuesto país constitucional y de derecho,y es exactamente lo que se está haciendo en Espana contra todos los varones con las perversas leyes sexistas del odio y la psicosis contra el varón heterosexual.

  3. ¿Qué quieren ustedes?, ¿que se extermine a todos los varones?.
    ¿Que todos los hombres sean llevados y exterminados en cámaras de gas?
    ¿Pueden decir qué es lo qué pretenden?¿El exterminio total por «género» de todo varón heterosexual? Solo queda eso por hacer, el exterminio total por género. Ni los nazis llegaron a tal perversidad.El crimen con derecho penal de autor que se está perpetrando en España desde las leyes de género y la ideología de género perversa de Zapatero del año 2004 es aún más grave por producirse en un supuesto Estado democrático y de derecho y en pleno siglo 21.
    Cientos de ataques, cada día uno nuevo contra los derechos humanos fundamentales de los hombres,derechos humanos que deberían ser inherentes a toda persona sobre la faz de la tierra, indistintamente si son mujeresm hombres, blancos negros, amarillosm altos o bajos,y que jamás, jamás ningún político debería violar en sus leyes ni permitir que esto suceda. Esto es lo que manda la Constitución en sus derechos humanos fundamentales,esos que deberían ser absolutamente inviolables.La Constitución jamás mandaría en su interpretación exterminar a todos los hombres para evitar que no ocurriera ningún delito única y exclusivamente sobre ninguna mujer por parte de ningún hombre.Los hombres no son simple basura a exterminar, también son personas y deberían tener derecho a presunción de inocencia y a esos mismos derechos humanos fundamentales que se le niegan. El culpable de un delito solamente es aquel que lo comete,pero jamás todos los hombres o todas las mujeres.Basta de crímenes contra la humanidad en leyes perversas y criminales disfrazados criminalmente en ministerios de la igualdad.Basta del insulto de llamar a este crimen contra la humanidad leyes de la igualdad.
    Cada vez que por desgracia ocurre un atentado, todos nuestros políticos salen rápidamente a decir en todos los medios que todos los negros,blancos o todos los musulmanes, no son responsables de este atentado, haciendo lógicos llamamientos a la calma y a la razón.
    Contra el hombre heterosexual hacen absolutamente lo contrario,incitar el mayor número de denuncias,odio,psicosis,tribunales de excepción,comisarías y policías del régimen de género contra el varón,cribados en centros de salud,convertir en «jueces» a las miles de asistentes sociales de las miles de casas de la mujer y ayuntamientos y «ministerios de la igualdad» de toda España, todos especializadas en «perspectiva de género» contra el varón,jurisprudencias todas contra el varón por cualquier roce,puntos lilas en todos los eventos,odio psicosis hasta el infinito de forma institucional con todos los poderes del Estado.Tribunales de excepción contra el varón,cientos de ellos repartidos por toda España con adoctrinamiento obligatorio en ideología de género a los jueces.Incluso formación en género a jueces fuera ya incluso de estos tribunanales especializados,creando un nuevo ataque llamándolo violencia institucional para destruir a los jueces que condenen por las pruebas y los hechos, en vez de por el género como les impone la doctrina de género…,cada día un nuevo ataque contra el hombre,su dignidad,su presunción de inocencia,como si el hombre en vez de persona fuera la más repugnante escoria a extinguir.
    En cambio es ocultado que la mayoría de los delitos «de género»son cometidos por extranjeros, sobre el 50% y solo representan un 10% de la población, vertiendo a su vez todo el odio y toda la psicosis contra el varón heterosexual autóctono ocultando estos datos y estás estadísticas. Todos tenemos derecho a luchar por una vida mejor pero nadie debe pagar por los delitos de otros. Las leyes de género recuperan el genocida y criminal derecho penal de autor de la ideología de nadie y las leyes de Núremberg haciendo culpables a una raza un sexo,un «género» un colectivo de los delitos de algunos.Ocultando la violencia psicológica y también física sufrido por el hombre, omitiendo datos cómo que hay más mujeres que asesinan niños que hombres, criminalizando al varón heterosexual hasta el infinito, a todas horas por todos los medios con todos los poderes del estado de forma institucional.Se podrían enumerar cientos de ataques más perpetrados por el odio y el perverso negocio de género contra la Constitución,la igualdad ante la ley,el estado de derecho,la lógica universal,la razón y la vida

    Las leyes de género son tan terriblemente injustas y discriminatorias que incluso discriminan a los únicos inocentes que son los niños que tendrán derecho o no a la consideración de género dependiendo si quién maltrata es un hombre o es una mujer.

    Cada comunidad autónoma puede decidir si viola más, o todavía más los derechos humanos del varón.La gente no es consciente de la gravedad que esto supone.Ayer fue aprobada la ley de género en Castilla la Mancha, como siempre por mayoría absoluta sin la más minima objección o reflexión sobre la terrible y perversa violación de derechos humanos que representan estas leyes,sino al contrario, cada uno añadiendo más saña, injusticia y discriminación y pidiendo más dinero para el mayor atentado contra la constitución y los derechos humanos.Ya todos a la espera que la aprobación de los presupuestos venga con muchísimo más dinero aún a las comunidades autónomas para que nadie pueda hacer ni la más mínima reflexión sobre la contraproducencia y el disparate que suponen las leyes de género españolas y las leyes de género autonómicas.Cada comunidad decide el nivel de violación, ignorando que los hombres también pudieran ser personas, o tener derecho también a presunción de inocencia, o incluso ser víctimas ellos de violencia psicológica o física… pero no,el hombre ni siquiera es tenido en cuenta y simplemente enfocado como el problema a batir,a extinguir.Tras la aprobación de los presupuestos todo quedará infectado de género con el dinero de género, y no habrá quien lo pare.Han quedado olvidados y violados los derechos humanos fundamentales constitucionales que deberían ser inherentes a toda la persona sobre la faz de la tierra que aún guarda nuestra Constitución,derechos humanos inherentes a todas las personas,indistintamente de la raza, el sexo el «género» o el color de su piel y que ningún político, ni nacional, ni autonómico, ni local debería violar jamás en sus leyes.
    En 2004, con zapatero comenzaron el mayor atentado contra la constitución y contra los derechos humanos,infectándolo todo con ideología y dinero de género, políticos que deberían vigilar muy escrupulosamente que jamás se violaran derechos humanos en sus leyes.Violar derechos humanos como es la presunción de inocencia, suponen holocaustos, genocidios, persecuciones sobre inocentes,como nos ha demostrado tristemente la historia. Comenzaron en el año 2004 y no han parado ni un solo día en generar más leyes del odio y la discriminación, teniendo la perversidad de llamarlas leyes de la igualdad.Ocultando la violencia psicológica y también física sufrida por el hombre,infectando presuntamente también el tribunal constitucional,que es quien debió frenar este engendro legislativo de ideología de género y acuñando el término «género» contra el varón.Una vez pasado el control constitucional se fue cambiando a terrorismo machista, genocidio machista, lacra machista, para generar el mayor odio, la mayor psicosis que evite la más mínima reflexión sobre el hecho de que la violencia y la maldad humana no tiene género.
    Convirtiendo al estado en violador de estos derechos humanos, con leyes con derecho penal de autor idénticas a las utilizadas por la ideología nazi leyes de núremberg durante la persecución de los judíos, con las gavante de producirse en un país supuestamente igualitario, constitucional y de derecho y en pleno siglo 21.Desde entonces los ataques al estado de derecho,a la idependencia de los jueces, al varón heterosexual no han cesado ni un solo día.En forma de leyes autonómicas o leyes nacionales todas contra el varón, jurisprudencias, protocolos de actuación contra el varón en los centros de salud, convirtiendo por decreto 3 de agosto 2018,en «jueces» a las miles de asistentas sociales de los miles de centros de la mujer y ayuntamientos de toda españa todas especializadas contra el varón,otorgando a las comunidades autónomas la posibilidad que tengan su propia manera de ejercer el ataque contra el varón y la heterosexualidad, como ha sido ahora el caso con estas leyes autonómicas, qué muy lejos de perseguir la igualdad cada vez generan más desigualdad ataque discriminación y persecución de todos los varones, y que van contra natura y la lógica más elemental. El mucho dinero ciega la razón y convierte en ley el mayor atropello contra la humanidad
    Ojalá todo esto fuera solamente un sueño, la peor de las pesadillas. pero es una perversa y terrible realidad que provocará más violencia y reacciones a la desesperada de personas que acabarán cometiendo terribles injustificables barbaridades ante el acoso ataque y discriminación que el estado ejerce sobre ellos, que no les deja el menor atisbo de defensa y dignidad para poder demostrar su inocencia.
    Esta es la verdadera violencia institucional,y no el nuevo ataque contra el varón,qué llamáis violencia institucional y que servirá para apartar y destruir a cualquier juez que no condene por el «género»a todo hombre, sino que tenga en cuenta el delito,indistintamente si es un hombre,una mujer,un blanco o un negro quien lo comete.

    La violencia institucional es el odio ataque y discriminación que vosotros los políticos ejercéis contra todo varón en vuestras terribles y perversas leyes.Violencia institucional y terrorismo de estado es violar derechos humanos fundamentales a una raza,un sexo un «género» un colectivo, haciendo responsables a todos los hombres de los delitos de algunos.
    Seréis responsables de provocar directamente la violencia y responsables de provocar injusticias, dolor,persecución,perverso maltrato sobre muchísimos miles de inocentes.La injusticia y violación de derechos humanos solo puede traer más injusticia y violencia.Esto es algo que un ciego puede ver y que jamás ningún político con poder en el Congreso o en el Senado o en las cámaras autonómicas habéis tenido el valor de reflexionar por intereses espurios.
    Todos condenamos la violencia venga de donde venga,todos tenemos la obligación de no volvernos locos y cometer terribles crímenes y terribles barbaridades, y muy especialmente nuestros representantes políticos, esos que cada vez que ocurre un atentado rápidamente salen a la calle para decir que todos los negros o blancos,o todos los musulmanes no son responsables de ese delito, y que contra el hombre heterosexual hacer absolutamente lo contrario, incitar institucionalmente el mayor odio y la mayor psicosis, y así lo reflejan día sí y día también en sus perversas leyes del odio, sus tribunales de excepción.

  4. Los jueces no pueden estar jamás infectados en ideologías políticas y en la prevención,y muchísimo menos solo en la violencia de un sexo contra el otro,del hombre contra la mujer,solo en esta dirección,y que esto además suponga violar derechos humanos fundamentales al otro sexo.La violencia del varón heterosexual contra la mujer,excluyendo a todas las demás personas y las demás violencias y orientaciones sexuales.Los jueces no pueden estar jamás infectados en ideologías políticas hasta el punto de sacrificar y violar los derechos humanos fundamentales y la presunción de inocencia de todos los hombres por si acaso entre ellos hay algun varón que pudiera estar maltratando a alguna mujer.

    Que se vea de lo más normal cuando se dice que todos los jueces deben ser formados adoctrinados en ideología de género contra el varón, la llamada «perspectiva de género», incluso no solo los jueces que trabajan en los cientos de tribunales de excepción o especializados exclusivamente contra el hombre repartidos por toda España, sino todos los jueces, esto es gravísimo.
    Decir esto tras los cientos de ataques en forma de leyes, jurisprudencias, cribados en los centros de salud contra el varón, decreto 3 de agosto de 2018 que convierte en «jueces»a las miles de asistentas sociales de las casas de la mujer y ayuntamientos de toda España, qué podrán dictaminar maltrato sobre cualquier mujer y esta mujer recibir automáticamente las ayudas, convertir a la vez en maltratador a cualquier hombre, sin tan siquiera conocerlo, es un sinsentido que dejara sin recursos a las personas verdaderamente maltratadas. Maltrato psicológico es un universo infinito que solo se podrá utilizar contra los hombres, ya sin necesidad de denunciar,ni relación sentimental.Cualquier hombre podrá ser convertido en maltratador, sin derecho a juicio,ya ni bueno ni malo,ni a defensa.Las denuncias se recogerán por millones y los condenados inocentes también por millones,y nos seguirán diciendo que cada vez el maltrato sumergido va aflorando más.Incitación de odio,denuncias y psicosis a todas horas por todos los poderes del Estado,denuncias por la razón más mínima, si alguna vez mira tu teléfono, pregunta qué hora volverás etcétera.Comisarías policías especializadas contra los hombres..etcétera.Esto es la mayor injusticia y significa pretender convertir a los jueces en un instrumento criminal de una ideología política contra un sexo, destrozando todos y cada uno de los pilares que fundamentan un estado derecho y lo diferencia de una perversa y criminal Inquisición.

    Los jueces han de ser libres e independientes de la ideología política,y juzgar delitos ya ocurridos,de lo contrario se convierten en instrumentos perversos de una ideología inquisitorial totalitaria para destruir a una raza,un sexo,un género,un colectivo o a unos adversarios políticos.La prevención no corresponde a los jueces,corresponde al poder político y a la sociedad entera en materia de concienciación,pero jamás,jamás violando,masacrando derechos humanos fundamentales de todos los hombres en las leyes que los políticos desarrollen,y que en las leyes de género españolas contra el varón recogen odio,ataque violación de la Constitución y discriminación contra todos los hombres. Leyes del odio que el Tribunal Constitucional debería haber frenado cómo ha ocurrido recientemente en Portugal y habríamos evitado lo que será la mayor vergüenza para la humanidad entera, de un país supuestamente constitucional y de derecho que en pleno siglo 21,persigue,ataca,discrimina y legisla contra personas por su sexo y su orientación sexual cómo se hace contra el varón heterosexual en las leyes de género españolas.
    Es imposible concienciar en igualdad mientras se están violando derechos humanos fundamentales a personas por su sexo, son leyes del odio que generan miles de problemas,provocando directamente la violencia,siempre injustificable, de muchísimos hombres que ya han sido condenados de antemano simplemente por haber nacido de sexo de sexo varón,violencia a la desesperada, pues la injusticia no puede hacer más que acarrear más injusticia y violencia, y a la vez el holocausto de miles,millones de inocentes.
    Cuando el Poder Judicial cada vez que ocurre un caso terrible y lamentable,y sólo lo dicen única y exclusivamente cuando el delito lo comete cualquier hombre contra cualquier mujer, dicen que han fallado ellos,los jueces, al no haber podido proteger a esa persona,es una excusa perversa,terrible y de despiste para seguir violando la Constitución y los derechos humanos de todos los hombres y continuar el engendro legislativo iniciado por Zapatero en las leyes del odio y la discriminación contra el hombre,leyes con derecho penal de autor idénticas a las utilizadas por la ideología nazi contra los judios,y que hacen responsables a una raza,un sexo,un género,un colectivo de los delitos de algunos de su mismo sexo,generando odio y psicosis de forma institucional y tribunales de excepción contra todos los hombres
    Los jueces,la justicia no falla cuando ocurre un crimen.Fallan las personas que cometen estos actos terribles, por su naturaleza violenta, e individualmente e indistintamente si son hombres mujeres blancos negros o amarillos, homosexuales heterosexuales gays lesbianas intergenero etcétera.
    La justicia solo ha de buscar la verdad y hacer justicia con la verdad,indistintamente si quien delinque es un hombre o una mujer,un blanco negro, de Madrid o de Cuenca, pero poner a todos los hombres en una especie de libertad condicional por si acaso algún hombre pudiera cometer algún acto injustificable contra alguna mujer es una violación terrible de derechos humanos fundamentales y de la Constitución. Para reducir a cero la violencia sobre un colectivo en concreto contra otro colectivo,y mas en concreto de los hombres contra las mujeres la única solución sería encarcelar o exterminar a toda la raza el género el sexo el colectivo que queremos evitar que cometa delitos.
    Este es el crimen que se está cometiendo contra todos los hombres en España desde las leyes de género, infectando la independencia de los jueces en ideología política y haciendo culpables a todos los hombres de los delitos de algunos
    Las leyes de género son tan terriblemente injustas y disparatadas que incluso discriminan a los únicos inocentes que son los niños que tendrán derecho o no a la consideración del invento de género dependiendo si quién maltrata es un hombre o es una mujer, así pues en el caso de Ana Julia o mujeres asesinas,los niños no tendrán los mismos derechos.Derecho a ser protegidos e idénticas coberturas económicas y de todo tipo. En la mente de todos está el pequeño Aarón a quién su padre y abuela del niño no pudieron proteger, pues conocía que pudiera estar siendo maltratado y no le hicieron, caso pues la demencia de género,viene a decir algo asi como que las mujeres no pueden maltratar ni ser malas.El dolor de este padre y su familia es infinito infrahumano.
    La realidad ocultada es que hay más mujeres asesinas de niños que hombres, todo para perpetuar el mayor engendro legislativo por el enorme lucro y rédito electoralista que supone para muchos y para los partidos políticos.
    Ser mujer o hombre no es ninguna minusvalía y todos han de caber en las mismas leyes y juzgados los mismos tribunales cuando comerán delitos, con la única especialización que la búsqueda de la verdad en cada caso, sin que jamás ningún político ni ninguna ideología política pretenda infectarlos en «perspectiva de género» contra personas, ni por su sexo ni por su raza ni por el color de su piel. Y jamás,jamás porque los negros o los blancos cometan más delitos, violaremos la presunción de inocencia y sus derechos humanos fundamentales a todos los blancos, o a todos los negros,generando odio y psicosis,tribunales de excepción y cientos de ataques más, porque los demás blancos o los demás negros no tienen la culpa de los delitos que han cometido aquellos que tienen su mismo color de piel.Y este es idéntico crimen que se está cometiendo contra todos los hombres.
    Todas las personas han de tener derecho a presunción de inocencia e idénticos derechos humanos fundamentales.
    La Ley del Menor, los menores son las únicas criaturas que podrán,y deben ser ser beneficiadosen las leyes, y los ancianos, debido a su vulnerabilidad e indefension, pero sin que esta ley del menor cómo pretenden, sea tambien infectada de ideología sexista de género contra el varón y se convierta en un nuevo ataque contra los derechos humanos fundamentales de todos los hombres.
    El Tribunal Constitucional debería haber parado este engendro legislativo de las leyes del odio y el sexismo de género contra el varón, contra los derechos humanos fundamentales y contra toda lógica cómo se ha hecho recientemente en Portugal,de no haber estado presuntamente infectado de ideología política de género contra el varón aquel fatídico 2004,con Zapatero,cuando se inició idéntica ley con derecho penal de autor a la ideología nazi,idéntico odio y tribunales de excepción contra un sexo y contra un pueblo.
    No se debería ocultar que el hombre sufre exactamente la misma violencia psicológica por parte de sus parejas femeninas,y también maltrato físico con resultado de muerte, que es ocultado por intereses espurios. Pero el peor, el peor de los maltratos es el que el propio Estado ejerce sobre él, violando al hombre sus derechos humanos fundamentales y persiguiéndolo como si el hombre fuera la más inmunda basura a exterminar sobre la faz de la tierra. Quiénes crean, consienten, prueban y agrandar el monstruo legislativo de género, deberían saber que el hombre no es el mal a exterminar sin tan siquiera tenerlo en cuenta.También es persona y debería tener derecho a presunción de inocencia y a idénticos derechos humanos fundamentales.

    http://merecessaberlo.es/?p=292.
    Por favor si este enlace no se activa automáticamente copiar y pegar en el navegador.
    este enlace contiene información de algunos medios que dan tímidamente la noticia cuándo es el varón quién sufre la violencia por parte de las mujeres, violencia ocultada,silenciada para perpetuar el perverso negocio inmensa industria de los malos tratos contra el varón.La violencia no tiene género y la maldad humana tampoco tiene género ni raza ni color de piel.Todos se han sumado agrandar el mayor monstruo legislativo contra los derechos humanos fundamentales de personas,perseguidas, atacadas y discriminadas por su sexo.Esto el más ciego lo puede ver,pero jamás ningún político ha hecho la más mínima reflexión sobre la vulneracion y violación de derechos humanos que suponen estas leyes por intereses espurios si no al contrario, todos se suma agrandar el mayor ataque contra la humanidad, los derechos humanos fundamentales, la Constitución,la igualdad,la lógica universal el Estado de Derecho la imparcialidad de los jueces y la vida.

  5. He aquí el origen del mal. He aquí en este artículo,un ejemplo entre miles, donde se incita al odio contra una raza,un sexo,un «género» un colectivo, una orientación sexual, se hace todos los días a todas horas en todos los medios de forma institucional desde que en 2004 con Zapatero se acuñó el término «género» para atacar al varón, y pasar el control constitucional,comenzando la mayor caza de brujas contra el varón heterosexual de la historia de la humanidad.
    Solo es culpable de un delito aquel que que lo comete, pero jamás, jamás se puede pretender hacer culpables a todos los hombres, a todos los blancos, o a todos los amarillos,pues aparte de ser injusto,demencial y descabellado,es un tremendo delito de odio genocida. Las leyes del odio y el sexismo de género españolas ya están creadas y se agrandan cada día más, y los agitadores del odio y la psicosis no cesan ni un minuto para imponer y perpetuar el terrible y perverso negocio de género,a pesar de ser un atentado contra la Constitución,los derechos humanos fundamentales, la razón universal y la vida,que el más ciego puede ver.
    Todos condenamos la violencia venga de donde venga, indistintamente si la comete un hombre,una mujer, un blanco o un negro. Mismo crimen, mismo delito, mismo daño, misma pena indistintamente si quien lo comete es hombre mujer blanco negro, amarillo, homosexual heterosexual intergenero transgenero etcétera.La justicia ya dispone de agravantes en cada caso concreto por machismo hembrismo superior fuerza física ensañamiento etcétera etcétera. Pero criminalizar a una raza,un sexo o «género» un colectivo en las leyes de género españolas contra el varón, es el mayor crimen contra la humanidad jamás inimaginable en un país supuestamente constitucional y democrático de derecho cómo España y en pleno siglo 21, y quiénes alientan el odio y la psicosis contra el varón y contra la heterosexualidad de forma institucional todos los días y a todas horas,aquellos que son autores directos o indirectos, por consentir las leyes del odio y el sexismo, son igualmente cómplices de los mayores crímenes contra la humanidad con leyes con idéntico derecho penal de autor a las utilizadas por el partido nazi durante la persecución y el holocausto judío, generando el mismo odio y la misma psicosis y llegando a crear tribunales de excepción o especializados contra el hombre, cientos de ellos repartidos por toda España.

    El mismo disparate que se está pidiendo en este artículo,
    el mismo disparate que recogen las leyes y la ideología de género contra el varón, sería haber hecho a todos los vascos culpables del terrorismo de ETA.
    El mismo disparate,entérese,sería haber hecho culpables a todos los musulmanes de los atentados terroristas perpetrados por musulmanes.
    No es tan difícil entender que las leyes con derecho penal de autor son un crimen. Leyes que solamente persiguen al varón heterosexual y dejan absolutamente indefensas a colectivos muy numerosos como son colectivos de homosexuales, lesbianas, intergenero, etcétera,o cualquier otra orientación sexual que debería tener idéntica protección y derechos
    No es tan difícil entender que leyes que atacan y violan derechos humanos no pueden más que provocar injusticias, genocidios sobre inocentes,y violencia a la deseesperada de aquellos que son violados y masacrados en estos derechos humanos, y que están condenados de antemano en estas leyes,simplemente por su sexo, por su raza, o por el color de su piel.
    No es difícil entender que llamar violencia machista terrorismo machista,genocidio, lacra machista a los casos individuales cuando es un hombre quien comete este delito es atacar a todos los hombres.
    Es lo mismo que si cada vez que una mujer comete un delito llamar terrorismo hembrista, cuando las demás hembras o las demás mujeres no tienen la culpa y sufren igualmente por este crimen aberrante.
    Es lo mismo que pretender que porque los blancos o los negros cometan más delitos,crear leyes que violen sus derechos humanos de aquellos que mayor número de delitos cómeten.
    Es aberrante intentar hacer cargar a todos los hombres con un pecado original que llaman machismo y heteropatriarcado que a todos los hombres de la España actual les hace indignos y desposeídos de los más mínimos derechos humanos fundamentales de forma genérica, en un país supuestamente igualitario constitucional y de derecho en pleno siglo 21, hasta el punto de pretender que deban renunciar a su masculinidad,masculinidad que no es otra cosa más que pedir se respeten también sus derechos humanos fundamentales y el derecho a su orientación sexual y a la heterosexualidad
    Es aberrante ocultar la violencia psicológica y también física sufrida por el hombre, ocultar que hay mayor número de asesinatos de niños,criaturas absolutamente indefensas e inocentes,por parte de mujeres que por parte de hombres, para justificar terribles leyes del odio y la psicosis, simplemente porque están sustentadas por millones de recursos y no hacer la más mínima reflexión sobre su contraproducencia y tras más de 14 años desde que se iniciarán aquel fatídico día de los Santos Inocentes con Zapatero en el año 2004, a pesar de su terrible perversa inutilidad y que supone la violación de los derechos humanos fundamentales de todos los varones, de sus hijos, sus familias indistintamente si son hombres o son mujeres, son personas que sufren el espanto de la injusticia la locura y la demencia de género

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre