GRAF4498 MADRID, 04/02/2020.- La diputada de Vox Macarena Olona interviene durante el pleno celebrado este martes en el Congreso. EFE/Zipi

El Gobierno publicó ayer el número de asistentes a las diferentes manifestaciones convocadas el 8 de marzo por el Día Internacional de la Mujer en todo el Estado. Sin contar Catalunya, que no ha facilitado los datos sobre esta materia, el Ejecutivo ha cifrado un total de 600.979 manifestantes.

Unos números que se hacen públicos como respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el Partido Popular y tras los numerosos ataques por parte del sector de extrema derecha contra el feminismo. El machismo dogmático profesado por Santiago Abascal y sus adláteres comenzó a arremeter contra el movimiento de las mujeres, paradójicamente, el mismo 8M cuando también se celebraba en el Palacio de Vista Alegre su Asamblea General donde, según fuentes del partido ultraconservador, llegaron a congregarse 9.000 simpatizantes.

El acto se convirtió en un alegato contra las marchas del 8M en el que Rocío Monasterio, presidenta de Vox en Madrid, calificó las manifestaciones de “aquelarres”, cargó contra los que actualmente actúan como pareja de baile en la crisis del coronavirus “por secundar y acudir a las movilizaciones”, y afirmó durante su exposición que “el feminismo radical quiere a las mujeres sumisas a su agenda ideológica de leyes totalitarias que les separan de los hombres”.

Por su parte, el PP acusó al Gobierno de alentar las celebraciones del 8M cuando, a su juicio, ya tenía conocimiento de la gravedad de la pandemia del COVID-19. Mientras, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, alegó en su momento que “el cambio de situación e impacto del coronavirus en España se produjo ese mismo día al anochecer”. El portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Eduardo Raboso, dijo que las manifestaciones feministas del 8 de marzo “convirtieron a España en una bomba biológica, que llegó a provocar una hecatombe”. Mientras tanto, Pablo Casado se atrevió a cargar contra las marchas feministas culpándolas del pico de contagios surgido el mismo mes de marzo y señaló supuestas “graves negligencias cometidas por el Gobierno”. Sin dejar atrás a medios de corte conservador que tomaron el testigo del discurso machista e insolente contra el Gobierno más a la izquierda de la historia de la Democracia y el legítimo movimiento feminista.

Bien. Las críticas fueron duras, infundadas y persistentes. También la de los palmeros ultraderechistas de red social encabezados por cierto cantante de apellido Soto y toreros que lo único destacable que tienen es la taleguilla. Cabría recordar que ese fin de semana se sucedieron numerosos eventos multitudinarios. Por ejemplo, los siete partidos que se jugaron en primera división que llegaron a congregar 207.786 personas, es decir, un tercio del total de asistentes a las marchas feministas aquel domingo. Tras el 8M las misas continuaron celebrándose, aunque, según informaba Público, “los templos habían retirado el agua bendita y habían dejado comulgar en la mano o de darse la paz y otras medidas”, pero de igual forma seguían reuniéndose numerosas personas en un espacio cerrado. El mismo domingo 8 de marzo, el Gobierno de Ayuso celebró unas oposiciones con 1.250 personas concentradas en un recinto cerrado en el Instituto de Educación Secundaria Príncipe Felipe. IFEMA acogió por aquel entonces el congreso Aula 2020 enmarcado en la Semana de la Educación donde se esperaba, según fuentes de la organización, más de 100.000 visitantes. Por si fuera poco, la liga de baloncesto ACB también se celebró y los bares, museos y salas de conciertos continuaban con su gentío habitual.

Pero nada de esto importa cuando un “Gobierno sociocomunista” apoya el legítimo y democrático movimiento de las mujeres, cuando quiere implantar leyes de igualdad y lucha contra la violencia machista, que, según sus señorías de la ultraderecha, “no tiene género”. Esos mismos que llaman “asesinos” a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias y utilizan las muertes por coronavirus como arma arrojadiza, son los que ahora claman una suerte de “libertad”, que lo único que genera es crispación y odio, además de poner en peligro la salud de los millones de personas que se encuentran confinadas en sus casas por el bien común. Esos mismos que no creen en la Ciencia ni en sus científicas y científicos, que sostienen que el cambio climático es cosa de tres o cuatro ecologistas y que recortan en Sanidad Pública, obtienen la respuesta de un Gobierno que, con sus fallos como cualquier ser humano, está haciendo lo posible para que entre todas y todos, podamos salir lo mejor parados posibles -y cuanto antes- de esta crisis sin precedentes. Poniendo en el centro la salud de la gente, los servicios sociales que den cobertura a los más necesitados, medidas económicas que protejan a los trabajadores, a las autónomas y al pequeño comercio, y endureciendo por momentos el plan de contingencia contra la violencia machista durante esta situación de excepción.

Desglose de cifras de asistentes a las manifestaciones del 8M por Comunidades Autónomas y actuales contagios por COVID-19

De las 600.979 personas cifradas por el Ejecutivo en todo el Estado español, en la Comunidad de Madrid se manifestaron un total de 136.430 personas en las 41 marchas convocadas. La segunda comunidad con más personas en el 8M fue Andalucía con 99.000 repartidas entre 59 manifestaciones, la cual tiene en la actualidad 112.471 contagios. El País Vasco, con 93.000 personas congregadas y 64 marchas organizadas, se sitúa en tercer lugar y, a día de hoy, cuenta con 13.409 personas contagiadas.

En las 37 movilizaciones convocadas en la Comunidad Valenciana se citaron 52.000 personas y actualmente los contagios ascienden a 10.992, mientras que Galicia albergó a 51.000 manifestantes en sus 51 marchas y los contagios apenas superan los 9.000. Castilla-La Macha congregó a 18.000 personas y registra, por ahora, 16.677. En Asturias y Cantabria se superaron las 15.000 personas y los contagios oscilan los 2.300 respectivamente.

Finalmente, en Baleares celebraron este día tan señalado unas 14.400 personas y el total de contagios no supera los 2000. Por su parte, Aragón y Navarra reunieron más de 13.000 personas y los contagios se encuentran en una media de 5.500. Y, en último lugar, pero no menos importante, Canarias con 12.000 manifestantes y 2.294 casos de contagio, Murcia donde se superaron los 11.000 asistentes y cuenta con 1558 casos de contagios; Ceuta con 400 asistentes y 117 contagios, mientras que Melilla con 100 manifestantes, hoy día registra 121 personas contagiadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre