Los 52 diputados de Vox eluden el confinamiento decretado por el Gobierno, aunque prometen cumplir las medidas de seguridad.

La pandemia del coronavirus ha atacado directamente la línea de flotación de la cúpula de Vox con el contagio de su líder Santiago Abascal y también de su secretario general, Javier Ortega Smith, entre otros dirigentes. Pese a ello, sus 52 diputados en el Congreso de los Diputados han decidido vulnerar el confinamiento domiciliario impuesto por el decreto de estado de alarma desde el pasado 14 de marzo y han vuelto este lunes de Semana Santa a trabajar físicamente desde sus despachos en el Congreso de los Diputados. Todo ello a pesar de la nula actividad de la Cámara baja estos días festivos y también por los días excepcionales que vive el país. La agenda del Congreso de los Diputados solo tiene prevista esta semana una reunión de la Mesa este martes a las 16 horas y, dos horas, después, la Junta de Portavoces.

A pesar de esta inactividad parlamentaria, la formación ultraderechista ha anunciado que acude a trabajar al Congreso con el objetivo de “poder realizar desde la Cámara Baja la labor de control al Gobierno para la que han sido elegidos por los españoles”.

En un comunicado publicado este pasado viernes, la formación ultraderechista denunció “el cierre del Congreso mientras que estancos y televisiones siguen abiertos”. Los diputados de Vox aseguran que durante el regreso a sus despachos de la Carrera de San Jerónimo mantendrán “siempre las medidas de seguridad indicadas por las autoridades sanitarias”.

El grupo parlamentario de Vox reclama también que la sala de prensa del Congreso “vuelva a funcionar para poder dar voz a los diputados”. Esta petición se enmarca dentro de la polémica dirigida por algunos medios conservadores como ABC, OK Diario o La Razón, entre otros, que han rechazado el sistema de preguntas de los periodistas a los responsables gubernamentales que dan las ruedas de prensa diaria en Moncloa en la crisis del coronavirus. Las preguntas son seleccionadas previamente a la rueda de prensa por la Secretaría de Estado de Comunicación.

Ortega Smith y Abascal, durante el congreso del partido en el Palacio de Vistalegre el pasado 8 de marzo.

Vox pregunta a las televisiones “que acaban de recibir 15 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado, cuánta cantidad van a donar a los afectados por el coronavirus”. Este requerimiento se produce después de la campaña emprendida por el partido de Abascal tras anunciar que donará “a las víctimas de coronavirus la cantidad total de 236.384,40 euros, correspondientes a la subvención del Congreso recibida por el grupo parlamentario en los meses de marzo y abril”.

Los ultraderechistas también tienen previsto donar los gastos de transporte de los diputados para “ayudar a los sanitarios y trabajadores que hacen frente a la pandemia con la compra, por ejemplo, de material sanitario”. “Se trata de una cantidad que el Congreso reembolsa al diputado y que, dada la casi nula convocatoria de plenos, en las pasadas semanas se ha acumulado”, puntualizaron.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre