El lobby hotelero de lujo de los nietos de Franco y los hijos de Abel Matute crece como la espuma.Fruto de su alianza más reciente es el hotel Bless cinco estrellas enclavado en el barrio de Salamanca de Madrid, uno de los más caros de la capital.

La compañía Breda Capital SL, con un capital social de 24,8 millones de euros, y en la que figura como consejero delegado mancomunado Jaime Ardid Martínez-Bordiú, uno de los nietos del Caudillo, es la propietaria del nuevo hotel Bless cinco estrellas, inaugurado en el barrio de Salamanca de Madrid (en la imagen) y cuya explotación comercial realiza Fiesta  Hotels& Resorts SL, de la que son accionistas los hijos del ex ministro de Asuntos Exteriores del PP, Abel Matutes, según informa La Celosía.

Los empresarios Javier, Jaime y Francisco Ardid Martínez-Bordiú, nietos del Generalísimo, siguen con su inversión en el sector hotelero y de restauración con la constitución reciente de tres nuevas compañías.

Todas estas inversiones con un capital mínimo de 4.000 euros tienen como objeto la promoción, construcción, explotación y administración o arrendamiento de hoteles, apartahoteles e instalaciones relacionadas con la hostelería.

También contemplan la explotación y administración o arrendamiento de restaurantes, cafeterías y servicios anejos a los mismos. La saga de los Martínez-Bordiú es accionista en restaurantes de lujo.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anterior¿Liderará Ana Patricia Botín las manifestaciones contra el cambio climático?
Artículo siguienteTrump entierra más de 1.000 informes sobre los efectos del cambio climático
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − 8 =