miércoles, 30noviembre, 2022
11.9 C
Seville

Lo que tendría que haber hecho Verstappen por Checo

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

«Lo que necesite Checo!, había dicho el día anterior a las cámaras de televisión Verstappen, repitiendo la lección que alguien intentó enseñarle desde Red Bull.

Eso dijo y cualquiera puede oírlo. «Haré lo que necesite Checo»

Pues Checo necesitaba quedar segundo en el mundial, tío, y acabar la carrera de Abu Dhabi delante de Leclerc. Y tú no hiciste nada, nada de nada. Y habría sido facilísimo que lo hicieras y hoy tu compañero de equipo, de ese que has dicho -también está grabado por las cámaras de televisión y puede escucharlo cualquiera- «CHECO ES UNA LEYENDA»

Checo es una leyenda y tú eres un piloto superdotado, pero como persona….

Cuando Red Bull ordenó a Checo parar en Ives Marina para cambiar gomas y tú te quedaste delante de Leclerc, yo -que soy un ingenuo- pensé que el comentarista empezaría a decir lo siguiente.

-Verstappen está perdiendo tiempo respecto a Charles Leclerc.

-¡Charles Leclerc está encima de Verstappen, que va muy despacio!

Sí, eso suponía que oiría, y luego:

-Verstappen le está haciendo un tapón increíble a Leclerc! y Checo, con sus neumáticos más frescos, está a punto de alcanzarlos. ¡Bravo!

Y luego Checo os habría alcanzado a los dos, y quizá hasta habría ganado la carrera (no pasaba nada porque Max Verstappen ganase SÓLO catorce carreras esta temporada), y el mundo ahora sería un lugar mejor; la clase y el compañerismo, la calidad de los personas, el saber comportarse como un señor y un gentleman, seguirían siendo valores en los que los niños podrían mirarse para aprender e imitarlos.

Pero no. Los niños del mundo si se miran hoy en Max Verstappen tienen enormes posibilidades de convertirse en estúpidos monstruos deshumanizados, en gentuza que piensa que la vida es sólo competición y dinero. ¿Y el respeto, el amor, la amistad y el compañerismo?

Desde aquí, esto se llama LAS ALMAS y la F1 (LAS ALMAS, con mayúscula) te mandamos una vez más el más pequeño de nuestros desprecios. Le pido a los dioses, y me pongo de rodillas y se lo pido por favor, que no te permitan volver a ganar ningún otro campeonato del mundo. ¡Eres un enano!

Tigre tigre.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

- Publicidad -

lo + leído