El número de desempleados registrados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) aumentó en 26.573 personas en el mes de mayo respecto al mes anterior, frenando la destrucción de empleo debido a la pandemia del Covid-19. El total de demandantes de empleo alcanza la cifra de 3.857.776 personas, con un ritmo de crecimiento mensual que se ralentiza hasta el 0,69 %.

El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de mayo fue de 18.584.176, lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes (un 1% más). Este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se produjo durante abril y de 833.979 de marzo. Además, representa la mayor subida en estos términos en un mes de mayo desde 2015.

El coronavirus se ha llevado por delante dos de los mejores meses para el empleo en circunstancias normales, que se han convertido en una pesadilla por la epidemia. En los meses de marzo y abril se perdieron casi 600.000 empleos (algo más de 300.000 en marzo y 282.291 en abril), dejando la cifra total en casi 4 millones de parados.

Prestaciones en mayo 

En el mes de mayo la cifra total de prestaciones abonadas por parte del Servicio Púbico de Empleo Estatal asciende a 5.988.572, de las que 791.921 son nuevas prestaciones. 

El total incluye las prestaciones por desempleo y los afectados por un ERTE, incluidos los que regresaron total o parcialmente a la actividad durante el mes de mayo. El importe total abonado asciende a 5.121 millones de euros. 

ERTE 

El SEPE ha reconocido 3.748.009 prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que ya están abonadas gracias al convenio firmado por el Ministerio de Trabajo y las entidades financieras. Dado que hay trabajadores a los que ha afectado más de un ERTE, esta cifra es mayor al total de beneficiarios.


El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas. Quedan pendientes nuevas prestaciones o las que hay que subsanar errores ajenos al Servicio Púbico de Empleo Estatal.

La nómina mensual de prestaciones, en la que también se incluye el pago de los ERTE, ha ascendido a 4.512 millones de euros, lo que representa un aumento de 3.976 millones respecto a abril de 2019. El incremento porcentual es del 207,15%. El sistema de prestaciones garantiza la renta del 22% de la población activa.

El aumento del paro por sectores

Por sectores económicos, el paro registrado respecto a abril desciende en la construcción, en 23.717 personas (-6,89%) y en la industria con 262 personas paradas menos (-0.08%).

El paro registrado sube, sobre todo, en el sector Servicios con 40.784 demandantes más (1,50%), en Agricultura sube en 710 trabajadores (0,43%) y, por último, en el colectivo Sin Empleo Anterior, se incrementa en 9.058 personas (3,30%).

Variación del paro por sexo y edad

El desempleo masculino se sitúa en 1.666.098 personas, al bajar en 13.305 personas (-0,79%). El número de trabajadoras en paro, sin embargo, se incrementa en 39.878 (1,85%) personas respecto al mes anterior y deja el registro de desempleo femenino en 2.191.678 trabajadoras, que se debe a la afectación por sectores.

En términos interanuales, el paro masculino se eleva en 415.286 (33,20%) personas, y el femenino se incrementa en 362.999 (19,85%).

Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años se incrementa en 7.752 personas (2,43%) respecto al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años sube en 18.821 (0,54%).

Tipos de Contratos

El número total de contratos registrados durante el mes de mayo ha sido de 850.617, un 26.3% más que en el mes de abril, mes desde el que la contratación comienza a experimentar una cierta evolución positiva. De ellos, 76.692 fueron contrataciones indefinidas y 773.925 contratos temporales.

Los contratos indefinidos de mayo se dividen, en cuanto a la duración de la jornada, en 45.648 a tiempo completo y 31.044 a tiempo parcial.  Los primeros han tenido una bajada, respecto a mayo de 2019, de 60.954 (-57,18) y los segundos se han reducido en 46.515 (-59,97%).

El paro por sexos y edades

El desempleo masculino se sitúa en 1.666.098 personas, al bajar en 13.305 personas (-0,79%). El número de trabajadoras en paro, sin embargo, se incrementa en 39.878 (1,85%) personas respecto al mes anterior y deja el registro de desempleo femenino en 2.191.678 trabajadoras, que se debe a la afectación por sectores.

En términos interanuales, el paro masculino se eleva en 415.286 (33,20%) personas, y el femenino se incrementa en 362.999 (19,85%).


Respecto a los jóvenes, el desempleo de los menores de 25 años se incrementa en 7.752 personas (2,43%) respecto al mes anterior, mientras el paro de 25 y más años sube en 18.821 (0,54%).

El comportamiento del paro por comunidades autónomas

El paro registrado baja en siete comunidades autónomas encabezadas por Andalucía (-9.210), Castilla La Mancha (-5.075) y Extremadura (-4.056). Sube, en cambio, en las diez restantes. Sobre todo, en Cataluña (15.339), Madrid (14.336) y Canarias (6.093).

La Seguridad Social registra 18.584.176 afiliados en el último día de mayo

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en 18.584.176, lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes (un 1% más). Este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se produjo durante abril y de 833.979 de marzo. Además, representa la mayor subida en estos términos en un mes de mayo desde 2015.

lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes (un 1% más). Este dato contrasta con el retroceso de 49.074 afiliados que se produjo durante abril y de 833.979 de marzo. Además, representa la mayor subida en estos términos en un mes de mayo desde 2015.

Por su parte, el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó en mayo en 18.556.129 personas, lo que representa un aumento de 97.462 cotizantes respecto a la media de abril (un 0,53% más). En el mes anterior, la caída fue del 2,88%, es decir, 548.093 ocupados con respecto a la media de marzo.

Hay que señalar que el impacto de la pandemia del coronavirus se empezó a apreciar de forma notoria a partir del día 12 de marzo, por lo que en el análisis del dato de marzo y abril se hizo hincapié en el comportamiento a lo largo del mes, por encima de la media mensual, que era entonces menos representativa.

Impacto de la COVID-19

Como ya se señaló al comienzo de la nota, para conocer cómo evolucionó el empleo en marzo y abril se analizó el comportamiento desde el inicio a final de mes. Entre los días 1 y 31 de mayo, el saldo en la afiliación fue positivo, con 187.814 afiliados más. Este dato contrasta con la caída de abril, de 49.074 ocupados. Y, en mayor medida, el retroceso de marzo en 833.979 afiliados, que ascendió hasta 898.822 teniendo en cuenta únicamente desde el día 12, cuando se empezó a percibir el impacto de la COVID-19.

Si se analiza el efecto de la pandemia por coronavirus en los tres meses (la evolución desde el 12 de marzo hasta final de mayo), se observa un saldo negativo de 760.082 afiliados.

ERTE fuerza mayor

Por último, hay que señalar que, del total de afiliados, a 29 de mayo, 2.998.970 estaban protegidos por una situación de suspensión total o parcial por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). De ellos, 2.616.553 se encontraban en situación de ERTE por fuerza mayor.

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor, mientras que 70.094 se han visto incluidas en un ERTE no por fuerza mayor.

A finales de mayo, los sectores donde hay más afiliados en un ERTE por fuerza mayor son Servicios de comidas y bebidas, Comercio al por menor, excepto de vehículos de motor y motocicletas y Servicios de alojamiento.

Por último, las comunidades donde hay más ocupados en esta situación son Cataluña, Madrid y Andalucía.

En términos desestacionalizados, la pérdida mensual media de personas ocupadas es de 71.000 ocupados. Este dato contrasta con el registrado en abril, cuando se perdían en el mes 691.053.

El mes pasado creció la afiliación mensual en todos los regímenes de la Seguridad Social, con la excepción del R.E. del Carbón. El Régimen General, cuya tasa aumentó de media respecto a abril un 0,45%, registró un incrementode 62.843 afiliados hasta los 14.106.235. Además, el S.E. Agrario marcó un aumento de cotizantes del 4,11%, es decir, 31.220 afiliados más. La ocupación entre los trabajadores del Régimen General en su conjunto se ha incrementado en 87.181,un 0,57%.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre