14.000 personas hacinadas en un campamento ideado para 3.000.

Un segundo incendio en apenas dos días ha arrasado el 80% del campo de refugiados de Moira. Las 13.000 personas afincadas han tenido que pasar la noche en las carreteras de la zona mientras el Gobierno de Grecia envía a los antidisturbios por el miedo a que los residentes del campo de refugiados inicien un éxodo hacia Lesbos. La Comisión Europea a comunicado que financiara el traslado de 400 menores no acompañados, que formaban parte del campamento, a la parte continental de Grecia.

Denuncia de la situación

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO), Médicos Sin Fronteras y el resto de ONG que operan en las costas del mediterráneo denuncian la situación que viven los residentes en el campamento de refugiados de Moira (Grecia), después de la situación insostenible provocada por los incendios. La situación que se vive en el campamento es considerada por CCOO como “inaceptable” desde el punto de vista de la asistencia sanitaria. El campo de Moira tenía previsto acoger a 3.000 personas pero según el sindicato, hasta ayer el campo albergaba a 14.000 personas.

Respuesta adecuada

Una de las posibles causas del último incendio que se baraja es una pelea provocada por los residentes que no aceptaban las medidas de confinamiento para hacer frente a la COVID-19. Diario 16 recogía hace unos días las declaraciones de la responsable en el terreno para la lucha contra la infección del Coronavirus de Médicos Sin Fronteras, Caroline Willemen, que explicaba la necesidad de: “una respuesta adecuada de salud pública; bien planificada, con pruebas y seguimiento de contactos, con servicios de salud fácilmente accesibles, y una gran mejora de las condiciones de higiene

Ataque a embarcaciones

Desde la CCOO acusan a la UE de “mirar para otro lado” mientras que en el mediterráneo se suceden hechos que vulneran los tratados internacionales: “Ataques a barcas llenas de personas vulnerables, devoluciones ilegales a aguas turcas, violencia contra solicitantes de asilo además de las pésimas condiciones higiénicas-sanitarias y de hacinamiento de los campos”, son algunos de los hechos recriminados desde la organización sindical.

Además, se exige que se tramite a finales de septiembre el pacto de Migración y Asilo cumpliendo de este modo con el plazo acordado por la UE.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre