Un informe realizado por la fundación Igual a Igual para la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género concluye que las víctimas de violencia machista tardan una media de 8 años y 8 meses en denunciar o verbalizar la situación en que viven por culpa de sus agresores.

Para realizar este informe se entrevistó a más de 1200 víctimas y las conclusiones son terroríficas:

  • Violencia psicológica: 89%
  • Violencia física: 68%
  • Violencia económica: 42%
  • Violencia ambiental: 25%
  • Violencia sexual: 23%
  • Todas las violencias catalogadas: 15%

Además de calcular el tiempo que tardan en denunciar o expresar las víctimas la situación de violencia machista, el estudio analiza también las causas que las llevaron a pedir ayuda. El principal motivo es la gravedad de los daños psicológicos y físicos que sufrieron. En concreto, más del 50% estuvieron impulsadas a denunciar por encontrarse psicológicamente «muy dañadas». En el caso del maltrato físico, el 41% señalaron que la causa principal de pedir ayuda fue la brutalidad de la «última paliza».

Los hijos también tienen mucho que ver en tomar esa decisión de denunciar, puesto que un tercio de las víctimas entrevistadas para realizar el informe, afirmaron que las impulsó la percepción de que los hijos ya se estaban dando cuenta de la situación de violencia.

Más de la mitad de las víctimas afirmaron que no denunciaron o pidieron ayuda antes por miedo al maltratador.

En este sentido es importante el factor de la edad de la víctima a la hora de denunciar, puesto que las menores de 35 años tardan menos tiempo en reaccionar y las mayores de 65 las que llegan a tener una media de 26 años aguantando el maltrato. Esto se justifica porque, en muchos casos, la víctima no se identifica como tal o que se sentían responsables o culpables de la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

19 + 5 =