lunes, 15agosto, 2022
22.6 C
Seville

Las medidas anticrisis de Sánchez profundizarán la grave crisis de la izquierda

La presentación de la prórroga de las medidas para paliar los efectos de la guerra de Ucrania no servirá para revertir la debacle de las elecciones andaluzas, tal y como se esperaba desde el PSOE y Unidas Podemos

José Antonio Gómez
José Antonio Gómez
Director de Diario16. Escritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa", "IRPH: Operación de Estado" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".
- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La resaca de la debacle de la izquierda en las pasadas elecciones andaluzas seguirá adelante. Las medidas anticrisis que presentará hoy Pedro Sánchez y que serán aprobadas por el Consejo de Ministros extraordinario no van a ser el Alka-Seltzer que se esperaba desde el PSOE y Unidas Podemos.

Más bien al contrario, es muy probable que supongan una nueva decepción para la ciudadanía que está sufriendo las consecuencias de la inflación, la guerra de Ucrania y la crisis energética.

El problema está en que esas medidas, que la ciudadanía está esperando como una herramienta para que les conserve el bienestar en un escenario de bajos salarios y alta inflación, se queden cortas. Todo indica, según han indicado desde Unidas Podemos, que la parte del PSOE no están por la labor de ser valientes y anteponer las necesidades de los ciudadanos a otros factores impuestos por las élites económicas, políticas, financieras y empresariales.

El socio minoritario del Ejecutivo de Pedro Sánchez, tras la debacle del pasado domingo en Andalucía, ya ha señalado dónde está la responsabilidad, es decir, una forma de ponerse la venda antes de la herida.

Sin embargo, la formación morada también puede aplicarse lo que exige al PSOE. Si no están de acuerdo con el rumbo del gobierno de Pedro Sánchez, no tienen más que ser valientes, ambiciosos y romper la coalición. Ya están sufriendo en sus carnes las consecuencias de llegar a un pacto con el diablo por las ambiciones de Pablo Iglesias Turrión. ¡Qué razón tuvieron en su momento figuras como Teresa Rodríguez, Miguel Urban o José María González ‘Kichi’ cuando criticaron la entrada en el gobierno de Podemos porque, entre otras muchas cosas, se perdía la capacidad de la crítica!

Para intentar frenar la posible decepción de la ciudadanía ante las medidas anticrisis que se aprobarán hoy, Joaquín Pérez Rey, secretario de Estado de Empleo y Economía Social, pidió ayer al PSOE fuera «mucho más ambicioso».  

Hay que recordar que las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos quedaron «suspendidas» el jueves por las grandes discrepancias existentes. Ayer viernes volvieron a reunirse.

Uno de los puntos en los que Unida Podemos pretende que se incluido en el paquete de medidas que Pedro Sánchez anunciará tras el Consejo de Ministros es la inclusión del cheque de 300 euros para unidades familiares de hasta 70.000 euros de ingresos anuales. De este modo, se beneficiaría a cerca de 20 millones de ciudadanos. Si se está negociando es que el PSOE de Pedro Sánchez se está oponiendo a esta medida, dando todo un ejemplo de que son «la izquierda», valga el sarcasmo.

Unidas Podemos también puede aplicarse lo que exige al PSOE. Si no están de acuerdo con el rumbo del gobierno de Pedro Sánchez, no tienen más que ser valientes, ambiciosos y romper la coalición

Los partidos del gobierno están negociando otras propuestas de Unidas Podemos en relación con el transporte público o con los impuestos especiales a determinados sectores para financiar esas medidas.

La realidad es que las medidas anticrisis que serán aprobadas por el gobierno de Pedro Sánchez no van a servir para paliar la grave crisis de la izquierda que pudo comprobarse en el resultado de las elecciones de Andalucía.

Si alguien pensó que estas nuevas medidas iban a frenar el ascenso del Partido Popular, se equivocaba. Si alguien en Moncloa se lo indicó así a Pedro Sánchez, entonces estamos ante un presidente cautivo por el síndrome del «rey desnudo», es decir, que sólo se le dice lo que quiere oír, sin ningún tipo de posibilidad de contarle al presidente las cosas que no le gustan. Ese debería ser el trabajo de determinados cargos y asesores. Sin embargo, se convocó un Consejo de Ministros extraordinario en sábado para que Pedro Sánchez captara toda la atención mediática con su comparecencia en la que anunciará, desde un atril que se ha convertido en un altar de sacrificios azteca, medidas que sólo cubrirán muy parcialmente las necesidades reales de la ciudadanía.

Por tanto, es más que probable que haya una nueva gran decepción del pueblo con el gobierno presuntamente «más progresista de la historia», lo que agravará la crisis de los partidos de izquierda. Feijoo seguirá acariciando al gato porque le están abriendo la puerta de la Moncloa sin que el líder del PP tenga que hacer grandes esfuerzos.  

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído