CCOO y UGT Madrid se han reunido con el Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, para entregarle el manifiesto de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, que se ha celebrado este 7 de octubre. Durante la reunión le han pedido que “investigue la precariedad laboral que se da en la Comunidad de Madrid” y que elabore un informe con recomendaciones al gobierno regional de Isabel Natividad Días Ayuso. Las mujeres, bien por no poder encontrar un empleo a tiempo completo, bien por no encontrar un empleo compatible con las necesidades de cuidados familiares, triplican a los hombres en parcialidad.

“Miles de madrileños están en paro, sufren precariedad laboral o tienen jornadas parciales y con salarios insuficientes»

El documento se centra en las medidas del Día Mundial por el Trabajo Decente, en el que pueden observarse como miles de madrileños «están en paro, sufren precariedad laboral o tienen jornadas parciales y con salarios insuficientes».

Luis Miguel López Reíllo, secretario general de UGT Madrid, ha señalado en rueda de prensa que “en la Comunidad siguen existiendo empleos muy precarios”. Tras la crisis se han instalado en nuestra región los llamados “trabajadores pobres”, que no llegan a fin de mes y que pese a tener trabajo siguen en el umbral de la pobreza. “Este modelo de trabajo precario vulnera varios artículos del título uno de la Constitución”.

«Hemos querido en este 7 de octubre, venir a entregar este manifiesto, porque a pesar de que la Comunidad de Madrid es una de las regiones más ricas, también es de las más desiguales», ha señalado López Reíllo.

“Desde nuestro sindicato, queremos acabar con la desigualdad, los trabajadores pobres, el empleo precario y la explotación laboral”, y ha pedido a las administraciones públicas a que actúen, porque no lo están haciendo”, ha señalado el secretario general de UGT Madrid.

Jaime Cedrún, secretario general de CCOO Madrid, ha destacado que “el objetivo de este manifiesto es exigir cambios profundos para conseguir un trabajo digno y de calidad”.

“Hoy hemos querido centrar el tiro en un aspecto concreto y es el trabajo indecente y precario”, el documento que hemos entregado al defensor del pueblo “plantea temas muy concretos, como son el paro o la contratación”, ha señalado.

Cedrún ha destacado que la contratación eventual que se da en la región se ha se ha incrementado, igual que las horas extraordinarias no pagadas. Por eso denunciamos este tipo de fraudes que están habiendo”, ha afirmado.

Para Cedrún existen muchas dificultades para implantar la prevención de riesgos laborales, ha querido recordar “que muere en el trabajo una persona cada cinco días”, y ha insistido en que “esto afecta a los sectores más vulnerables, que están siendo explotados de una manera miserable».

En el documento que han remitido los sindicatos al Defensor del Pueblo, se detalla que “Hay 364.600 personas en Madrid que, queriendo trabajar, están en desempleo. Supone que una de cada diez personas que quieren trabajar no pueden. Y de ellas casi la mitad llevan en paro más de un año. Sin embargo solo hay 190.000 personas beneficiarias de prestación por desempleo. Y cuatro de cada diez de esas personas tienen una prestación no contributiva, insuficiente para cubrir sus necesidades y las de sus familias. El desempleo y la falta de prestaciones impuesta por los recortes que se han producido desde 2013 han dejado, durante mucho tiempo, a miles de madrileños y madrileñas en situación de abandono y grave vulnerabilidad”.

En cuanto a los contratos, han indicado que se han firmado en lo que va de año 1,6 millones de contratos, si bien el 83 por ciento son temporales, con 500.000 trabajadores temporales en la región. Además, han indicado que las jornadas parciales afectan principalmente a las mujeres y que cuatro de cada diez contratos que se firman son a jornada parcial.

El 83% de los contratos son temporales

“En lo que llevamos de año se han firmado 1,6 millones de contratos. De ellos, el 83% temporales. En Madrid hay más de 500.000 trabajadores y trabajadoras temporales. Un tercio de estos trabajadores y trabajadores encadena en la misma empresa dos o más contratos. De ellos, 4 de cada diez llevan en esa situación más de dos años”, señala el documento.

Las jornadas parciales condenan, a las mujeres, a los bajos salarios 

En Madrid, cuatro de cada diez contratos que se firman son a jornada parcial. Más de la mitad en el caso de los contratos firmados por mujeres. “Los trabajadores que sufren este tipo de jornada suman casi 400.000. Las mujeres, bien por no poder encontrar un empleo a tiempo completo, bien por no encontrar un empleo compatible con las necesidades de cuidados familiares (que sigue recayendo mayoritariamente en ellas) triplican a los hombres en parcialidad. Ésta es una de las principales causas de la brecha salarial y una fuente de desigualdad. Junto con las personas paradas, los trabajadores y trabajadoras que, teniendo empleo, no consiguen trabajar todos los meses del año, o todos los días del mes, o en una jornada completa han disparado el fenómeno de los trabajadores pobres: personas que, teniendo un empleo, no tienen un salario suficiente para garantizar sus necesidades personales y familiares”, constatan los sindicatos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here