Desde hace algunos meses, los bancos que operan dentro de nuestras fronteras han tomado la decisión de potenciar la comercialización de hipotecas fijas, algo que es fácil de comprobar si consultamos sus portales online. Un reciente estudio elaborado por el comparador financiero HelpMyCash.com confirma que más de la mitad de las entidades españolas que ofrecen esta clase de productos les dedica un espacio privilegiado en sus páginas web, ya sea en la portada o dentro de la pestaña específica en la que aparecen sus hipotecas.

Las hipotecas a tipo fijo roban protagonismo a las variables

Según la información que maneja HelpMyCash.com, el 54,8 % de los bancos que comercializan hipotecas a tipo fijo les reserva una mejor ubicación en sus portales online. Para destacar estos productos las entidades suelen darles un mayor protagonismo en la página específica dedicada a las hipotecas, ya sea situándolos por encima de los préstamos a tipo variable o en un espacio con más visibilidad.

Pero algunos bancos han dado un paso más allá para potenciar sus hipotecas fijas. Por ejemplo, las entidades Liberbank, Bankinter y BMN muestran esta clase de productos en la página principal de sus portales online. Asimismo, en las páginas web de CaixaBank y Banco Sabadell solo se destacan las condiciones de sus préstamos hipotecarios a tipo fijo, pese a que ambas entidades también conceden hipotecas variables.

Estos productos son una mejor fuente de ingresos para la banca

No es ninguna casualidad que los bancos españoles apuesten de una manera tan clara por las hipotecas a tipo fijo. Estos productos les reportan actualmente mayores beneficios que los préstamos a tipo variable, puesto que el euríbor se encuentra ahora mismo bajo mínimos (-0,154 % en julio, el valor más bajo de su historia).

Además, estos préstamos son más seguros tanto para las entidades como para los clientes. Las cuotas de las hipotecas a tipo fijo se mantienen sin cambios a lo largo de todo el período de reembolso, así que los consumidores no ven como se les encarecen las mensualidades cuando los índices de referencia registran ascensos. En consecuencia, el riesgo de impago de estos productos es menor que el de las hipotecas variables.

Sin embargo, como es lógico, las hipotecas fijas también cuentan con varios inconvenientes. Su interés es más elevado que el de las variables, sobre todo cuando el plazo es extenso (de 30 años, por ejemplo), y suelen incluir más comisiones y más caras. De hecho, desde HelpMyCash.com afirman que los préstamos hipotecarios a tipo fijo son de media alrededor de un 12 % más caros que los de tipo variable.

Esta situación, no obstante, podría cambiar si se produjera una subida importante del euríbor a corto o medio plazo, escenario en el que sí podría ser más conveniente contar con una hipoteca fija. Por ello, si pensamos que los índices de referencia experimentarán un aumento significativo en poco tiempo, este puede ser un buen momento para contratar un préstamo hipotecario a tipo fijo; sobre todo si se tiene en cuenta que su precio está empezando a encarecerse de nuevo y que, por lo tanto, es posible que la época de las hipotecas fijas baratas esté llegando a su fin.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre