El Servicio Andaluz de Salud (SAS), la empresa pública sanitaria más grande de España, tiene serios problemas para asegurar a los más de 100.000 trabajadores con que cuenta en la actualidad en su plantilla. El próximo 13 de junio vence el seguro de responsabilidad civil y patrimonial que firmó con la empresa AIG en marzo de 2017 por valor de 6,7 millones de euros y prorrogado hasta el citado 13 de junio de 2019. El SAS ha anunciado a través de un comunicado que “ultima la contratación” del nuevo seguro de responsabilidad por un importe de licitación de 12,7 millones de euros para cubrir la responsabilidad civil y patrimonial del personal de esta empresa pública, a la que se destina un tercio del presupuesto total de la Junta de Andalucía.

Sólo la aseguradora Société Hospitalière D’assurances Mutuelles (SHAM) se ha presentado a la nueva licitación tramitada por la Administración andaluza por procedimiento abierto y urgente. El SAS establece que la nueva compañía “que se contrate” en un futuro deberá cubrir el aseguramiento desde el día 13 de junio “independientemente de cuándo se formalice la contratación”. Desde la Junta se asegura que los profesionales sanitarios del servicio público andaluz “continuarán asegurados a partir del 13 de junio y en todo momento, independientemente de cuándo se formalice el proceso de adjudicación y se formalice el contrato”.

Una sentencia reciente obliga al SAS y una antigua aseguradora a la mayor indemnización reconocida en España por una negligencia médica por valor de 4,2 millones

Este anuncio del SAS se produce sólo dos días después de conocerse una sentencia de un juzgado de Madrid que reconoce la más cuantiosa indemnización en España en materia de negligencias médicas. La aseguradora Zurich deberá indemnizar con 2,7 millones de euros a una mujer afectada por las graves secuelas ocasionadas por varios errores médicos durante el parto en un hospital público andaluz. El resto de la indemnización, hasta los 4,2 millones, deberá ser abonado por el SAS en un nuevo procedimiento judicial, según informa la asociación El Defensor del Paciente.

Precisamente Zurich es una de las aseguradoras privadas más conocidas que ahora han decidido declinar la invitación del sistema sanitario público andaluz para cubrir la responsabilidad civil profesional y patrimonial de sus más de 100.000 empleados. En 2016, esta compañía comunicó su intención de no presentarse a la licitación argumentando para ello “la excesiva siniestralidad del contrato y la insuficiencia de las primas”. Otras aseguradoras importantes que también decidieron en esas fechas excluirse de esta oferta fueron Mapfre y SegurCaixa.

El SAS encontró en la empresa estadounidense AIG el relevo a Zurich, aunque tuvo que asumir la cobertura con efectos retroactivos desde el 12 de diciembre de 2016 que venció el contrato con Zurich hasta el 15 de marzo de 2017 que firmó el acuerdo con AIG. El próximo 13 de junio finaliza también la extensión de la prórroga del contrato con esta última aseguradora, que no se ha presentado a la nueva licitación, como informa el SAS.

Las pólizas suscritas por el SAS y sus aseguradoras “tienen muchos límites y en absoluto cubren todas las incidencias”

La nueva póliza tendrá una duración de un año y el importe de licitación se eleva a 12,7 millones de euros, informa el SAS. Existe una posibilidad de prórroga por mutuo acuerdo de las partes por periodos anuales, sin que la duración total del contrato, incluidas las prórrogas, exceda de los seis años.

Casos perdidos en la vía civil

Fuentes jurídicas del sector han asegurado a Diario16 que estos problemas que la Administración andaluza está encontrando para cerrar un acuerdo con una aseguradora para su amplísimo personal profesional se deben fundamentalmente a que estas empresas no ven compensadas su cobertura debido sobre todo a la alta siniestralidad que se registra en Andalucía (sólo la Comunidad de Madrid está por delante en negligencias médicas) y también a los cada vez más casos que la Administración andaluza está perdiendo en la vía civil.

Por todo ello, las pólizas suscritas por el SAS y sus aseguradoras “tienen muchos límites y en absoluto cubren todas las incidencias”, como asegura la Administración andaluza. “Es una pantomima”, aseguran estas fuentes. “Hacer una póliza absolutamente limitadora de los derechos es la clave”, añaden.

El SAS aplica desde 1994 un sistema de cobertura de sus trabajadores mediante la suscripción de pólizas con aseguradoras privadas que abarcan tanto la responsabilidad integral en el ejercicio de sus funciones de todos los profesionales como la responsabilidad patrimonial de la administración.

Zurich, Mapfre, AIG o SegurCaixa rechazan asegurar a los profesionales sanitarios andaluces

La Administración sanitaria andaluza asegura que el número de reclamaciones patrimoniales presentadas registró un descenso del 26,8% entre los años 2003 y 2017. De las reclamaciones resueltas en la vía administrativa en 2018, 726 en total, el 91% se desestimaron totalmente y el 5,92% de forma parcial. Durante el pasado 2018, el SAS indemnizó por vía administrativa por un valor total de dos millones de euros y por vía judicial la cuantía de las indemnizaciones se elevó hasta los 6,4 millones.

El SAS asegura que la cifra de reclamaciones patrimoniales presentadas contra este organismo ha descendido en los últimos años, aunque no aporta datos concretos, mientras ha aumentado la cartera de servicios y el número de asistencias sanitarias realizadas debido al aumento poblacional. La cobertura sanitaria pública se ofrece a casi ocho millones de habitantes por los casi 90.000 profesionales que trabajan en los centros sanitarios públicos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre