domingo, 20junio, 2021
20 C
Seville

Las decisiones de Fernando Alonso

- Publicidad -

análisis

Vox veta la comisión de investigación sobre los miles de muertos en las residencias de mayores durante la pandemia

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha avanzado este sábado que su formación no va a apoyar la Comisión...

Teorías de la conspiración: de la locura al genocidio

Con este libro, Alejandro M. Gallo demuestra que no es solamente un autor de novela negra, sino un pensador con un amplio conocimiento de...

Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó

Isabel Díaz Ayuso deja compuesto y sin cargo a Toni Cantó, pero sí incluye a la ex de Ciudadanos, Marta Rivera de la Cruz, para...

Llega San Juan: una noche de pólvora, diversión y miedo

La verbena de San Juan se caracteriza por un desmesurado uso de la pirotecnia y los fuegos artificiales. El cielo se llena de dibujos...
- Publicidad-

Las decisiones de Fernando Alonso, y ahora todas parecen haber sido malas decisiones (lo cual no es cierto), son un tema frecuente de conversación y comentarios en el mundillo de la Fórmula 1.

El penúltimo en criticar las decisiones de Alonso fue el ingeniero japonés (su nombre no merece ser recordado) responsable directo del fracaso, del ridículo patético, de Honda a su regreso a la Fórmula1. Sin comentarios, siempre es bonito constatar que es cierto ese refrán que dice que antes se ve la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio.

Y el último en hablar de que Fernando Alonso se había equivocado en sus decisiones fue el hombre por el que apostamos el pasado año como campeón del mundo en Diario16, y acertamos: Nico Rosberg.

Podría ponerme a buscar por los pasillitos de la nube, pero no merece la pena. Algo así como «Fernando no es que tenga mala suerte, es que no ha sabido elegir«, afirmó el hombre que prefirió salir corriendo sobre sus patitas antes que volver a enfrentarse, sobre las ruedas, al taimado e insoportable, excelente piloto además, Lewis Hamilton.

Las decisiones no son acertadas y equivocadas casi nunca en sí mismas. En un cruce de caminos se elige uno u otro, pero la bondad de la elección depende muchas veces, casi siempre, de las circunstancias, el azar o el destino.

Ferrari fue una buena elección: hubo mala suerte y algunos. Pero ¿quién podía imaginar que iba a aparecer Red Bull creciendo como si no parase de tomar bebidas energéticas y comiéndoselo todo?

Tampoco era posible imaginar el gran fiasco de Honda.

Además se decide sobre lo que se puede, no sobre lo que se quiere. En ningún momento se le ofreció a Alonso, cuando desertó de Ferrari, un volante en Mercedes.

Pero, en cualquier caso, desde aquí apoyamos todas las decisiones. Las de Fernando Alonso y las de cualquiera. Decidir es estar vivo, decidir es no haberse rendido.

Y desde aquí, desde Diario16 y desde LAS ALMAS Y LA F1 decidimos seguir creyendo en él, en sus posibilidades de nuevos brillos y triunfos. Si acertamos o no en nuestra fe, ya lo contará el futuro. Pero mientras tanto:

Un poco de respeto hacia quien se atreve a tomar decisiones, por favor.

- Publicidad -

Relacionadas

- Advertisement -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...
- Publicidad -

lo + leído

¡Bienvenido a Marruecos, Mr. Marshall!

Hay un personajillo en Marruecos que se ha convertido en arquetipo del oportunismo y la desvergüenza: Yummani. Epónimo devaluado de un zoquete de una...

Cuando el Brexit no funciona… la COVID 19 como arma económica y política

Hace casi un año opinaba sobre el peligro de abrir fronteras para conseguir un incremento de turismo veraniego, y al final pasó lo que...

Discursividades actuales. Los “nuevos” discursos. La disolución de la dialéctica del amo y del esclavo

Hemos desterrado la idea del otro. La otredad quedó subyugada al reduccionismo de una conciencia tan carente de sí que no tiene tiempo ni...