Viviendas para senior.

Para algunas personas mayores, permanecer en sus hogares actuales funciona. Para otras, ha llegado el momento en que necesitan una opción de vivienda diferente. La buena noticia es que hoy en día, hay más y más opciones de vivienda para elegir. La mala noticia es que el coste es alto, aunque siempre queda la opción de los servicios sociales que ofrecen el servicio en función de la dependencia del senior y su capacidad económica.

El Centro Internacional sobre el Envejecimiento, CENIE, pone de manifiesto las opciones que hay cuando vamos cumpliendo años. La clave, dice, está en tomar la decisión correcta: adaptar la vivienda a las necesidades, deseos y personalidad de cada uno. Además, las personas mayores y sus familias tienen una amplia variedad de opciones de vivienda para considerar dependiendo del estado de salud, movilidad y necesidad de atención en el hogar del senior.

Opciones

Las opciones de vivienda para personas mayores van desde permanecer en la comodidad de su propio hogar hasta mudarse a un centro de cuidados especializado.

Opciones de alojamiento especializadas

Comunidades con restricciones de edad – También conocidas como comunidades de «adultos activos» o «55+», estos lugares atienden a adultos mayores que tienen una preferencia común por no tener gente más joven alrededor. Usualmente hay una mezcla de tipos de vivienda – casas unifamiliares o apartamentos, a menudo conectados por aceras o senderos. Hay un enfoque en un estilo de vida activo, por lo que muchas comunidades tienen casas club bien equipadas y otros servicios, como pistas de tenis y campos de golf.

Las comunidades de adultos activos son más apropiadas para las personas mayores que son saludables, independientes e interesadas en los beneficios sociales de vivir entre personas con sus mismas características.

Apartamentos para personas mayores – Los apartamentos con restricciones de edad suelen estar disponibles para personas de 55 años o más. Aunque algunos son apartamentos de lujo con precios altos, muchos tienen precios de mercado o inferiores. Algunos incluso se construyen específicamente para personas de bajos ingresos. Debido a que las unidades están construidas para adultos mayores, a menudo están diseñadas para ser accesibles e incluir servicios de transporte. Muchos de ellos también ofrecen servicios recreativos y sociales.

Cohousing – «Cohousing» designa «un tipo de vecindario intencional’ en el que los residentes participan activamente en el diseño y funcionamiento de la comunidad». Los residentes son propietarios privados de sus casas y no ponen en común sus ingresos, pero hay instalaciones comunes para uso diario. Las decisiones se toman de manera cooperativa, en lugar de hacerlo por medio de jerarquías de arriba hacia abajo o por votación por mayoría. Las comunidades de cohousing son lugares vibrantes donde hay muchas oportunidades para interacciones multigeneracionales y conexiones sociales. En las comunidades de mayores o de personas de la tercera edad, la «comunidad intencional» es sólo para personas mayores. Los hogares y las instalaciones están diseñados para envejecer en el lugar, y los residentes a menudo comparten el coste de los cuidados de salud o de un proveedor de atención de la salud en el lugar.

Para los que necesitan algún tipo de ayuda

A menudo la razón por la que las familias buscan diferentes opciones de vivienda es que sus familiares mayores necesitan ayuda diariamente. Dependiendo del nivel de cuidado necesario, las opciones incluyen residencias de vida asistida y hogares de ancianos.

Vida asistida – Los arreglos de vida asistida ayudan a las personas a mantenerse tan independientes como sea posible mientras ofrecen la ayuda necesaria. Proporcionan cuidado personal y servicios de apoyo o ayuda con las actividades diarias básicas, como bañarse, vestirse y controlar los medicamentos. La mayoría de las residencias de vida asistida proporcionan un estilo de vida de apartamento, aunque también existen «hogares de consejo y cuidado» y «hogares de grupo de cuidado personal», que son viviendas unifamiliares con licencia a nivel estatal o local para proporcionar cuidado. Ofrecen comidas, actividades, limpieza, transporte y algún nivel de seguridad.

Hogares de Ancianos – Estas instalaciones proporcionan atención de enfermería especializada para los adultos mayores que lo requieran. Mientras que los hogares tienen médicos en el personal, los asistentes de enfermería proporcionan la mayor parte de la ayuda con las actividades básicas diarias, y las enfermeras dirigen el monitoreo médico y la intervención cuando es necesario. Su trabajo a menudo es apoyado por terapeutas del habla, ocupacionales y físicos, quienes trabajan para mantener a los residentes tan fuertes como sea posible. La decisión del asilo para ancianos es una de las decisiones de vivienda más difíciles que tienen que tomar las familias. La calidad puede variar entre estas instalaciones.

Planeando para el futuro

Comunidades de Retiro de Cuidado Continuo – Estas instalaciones cuentan con apartamentos y casas de vida independiente y ofrecen las diversas actividades sociales, recreativas y culturales de otras comunidades de retiro. Pero también tienen atención de vida asistida y de nivel de enfermería. En este sistema de «continuidad de la atención», los residentes suelen ingresar al establecimiento a un nivel de vida independiente. Más tarde, si su salud y sus capacidades disminuyen, pueden pasar al nivel de vida asistida, y luego, si es necesario, al nivel de hogar de ancianos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre