Al final teníamos razón los que desde hace un año denunciábamos que la venta del Popular al Santander, por un euro, sí que fue en realidad una liquidación enmascarada con una operación ficticia de saneamiento, a través de una venta simulada.

Acabamos de saber que en una operación que parecía “similar” a la venta del  Popular al Santander por un euro – la venta del Banco de Valencia a Caixabank también por 1 € – la Sala 3ª del Tribunal Supremo ha dicho que la venta de las acciones que se hizo el 27 de noviembre de 2012, fue correcta.

Así se desprende de la desestimación del recurso de casación que planteó la Plataforma de Afectados del Banco de Valencia contra la sentencia de la Audiencia Nacional, de 16 de mayo de 2016, que confirmó la resolución de la Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), dictada ese día  y ratificada el 25 de enero de 2013.

Sin embargo este pronunciamiento del Tribunal Supremo que acabamos de conocer, no significa que sea trasladable sin más a la venta del Popular al Santander, aunque lo fuera también por un euro.

Lo que acordó el FROB el 27 de noviembre de 2012 fue la venta de las acciones del Banco de Valencia a Caixabank por el precio simbólico de 1 €, que es un caso típico de fusión por absorción.

Pero en el caso del Popular, lo que acordó el FROB el 7 de junio de 2017 no fue la venta de sus acciones sino la venta de la entidad al Banco de Santander, previa amortización de las acciones, y según la legislación española, la venta del negocio de una entidad previa amortización de sus acciones es una operación de liquidación.

Esto mismo es lo que la auditora Deloitte – que fue la encargada de realizar el informe de valoración que se utilizó para la intervención del Banco Popular –  reconoció en su primer informe: que la liquidación del Banco Popular debió hacerse en concurso de acreedores y no en un procedimiento de resolución.

En ese informe, cuyo contenido se conoció parcialmente en el mes de febrero pasado, se reconoce de un lado que la venta del negocio o de la unidad productiva de un Banco a otro, aunque sea bajo el precio simbólico de un euro, es una de las formas de liquidación de la entidad prevista en la Ley Concursal, y que además en la legislación española no existe ningún procedimiento especial para la liquidación de las entidades financieras que no sea la propia Ley Concursal.

De otro lado, Deloitte también reconoció que de revocarse la licencia bancaria de la entonces sexta entidad financiera tendría que entrar en liquidación de manera inmediata y, por tanto, el Popular debería haber sido liquidado en base a la Ley Concursal desde el primer momento nombrando una administración concursal, algo que no se hizo.

De esta manera se confirma una idea en la que algunos, ciertamente muy pocos, veníamos insistiendo desde hace más de un año acerca de que la Ley Concursal es Derecho supletorio en los casos de insolvencia de entidades financieras y no es incompatible con el procedimiento de Resolución “porque así lo indica su disposición adicional segunda, que obliga en todo caso al Juez de lo Mercantil a nombrar una administración concursal”.

La Magistrada María Teresa Vázquez Pizarro, titular del Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid, no lo entendió así e inadmitió a trámite cualquier actuación concursal en relación con el Banco Popular Español por considerar que se lo impedía el procedimiento de resolución y las decisiones dictadas por el FROB en relación a esta entidad bancaria. De igual forma, la Magistrada rechazó incoar la sección autónoma de calificación de la entidad por considerar que las medidas adoptadas por el FROB no entrañaban la disolución y liquidación del Popular.

Sin embargo, en el escrito del recurso de apelación que se presentó hace ya casi medio año ante la Audiencia Provincial de Madrid, se dejaba señalado que era incomprensible, en cualquier caso, que la jueza de lo Mercantil se negara a abrir la sección autónoma de calificación bajo el pretexto de que las medidas adoptadas por el FROB no entrañaban la disolución y liquidación del Banco Popular cuando, según la legislación española, la venta del negocio de una entidad previa amortización de sus acciones es una operación de liquidación que provoca su inmediata disolución de pleno derecho.

El artículo 174 de la Ley Concursal dice que: en los casos de adopción de medidas administrativas que comporten la disolución y liquidación de una entidad y excluyan la posibilidad de declarar el concurso, el juez de lo Mercantil, de oficio o a solicitud del Ministerio Fiscal o de la autoridad administrativa, dictará auto acordando la formación de una sección autónoma de calificación, sin previa declaración de concurso, en la que será necesario el nombramiento de una administración concursal.

Este precepto que ya se ha solicitado con reiteración que se aplique al caso Popular, es de aplicación también a la venta del Banco de Valencia a Caixabank, y lo podrá solicitar la Plataforma de Afectados del Banco de Valencia ante la Audiencia Nacional, para que deduzca testimonio de todo lo actuado y lo remita al Decanato de los juzgados de Madrid, a fin de que el juzgado de lo Mercantil que por turno le corresponda pueda – de oficio – dictar en un auto la formación de la sección autónoma de calificación por la situación de insolvencia que llevó a la venta del Banco de Valencia, todo ello sin previa declaración del concurso del Banco de Valencia, pero siendo necesario en todo caso el nombramiento de una administración concursal.

Apúntate a nuestra newsletter

6 Comentarios

  1. Vomitiva campaña en «el país» sobre banco popular. Periodistas perritos falderos a los que anita dice salta, tumbate, dame la patita y si se portan bien les da una galleta. Lamentable «país».

  2. Los inversores mexicanos de Banco Popular reclaman a Del Valle las pérdidas

    El caso Popular abre otra vía en México. Un grupo de inversores mexicanos del banco ha presentado una demanda ante la Procuraduría General de México contra el empresario Antonio del Valle (que encabezaba a un grupo de inversores mexicanos que tenían el 4,25% del Popular) y su sobrino Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la bolsa del país azteca.
    Los afectados reclaman directamente a Del Valle y a Ruiz Sacristán que resarcen las pérdidas en las que incurrieron tras la caída del banco, según informan a elEconomista fuentes cercanas al caso.
    El abogado mexicano Jorge Gastélum está encabezando estas actuaciones ante la jurisdicción azteca ya que ésta es competente para investigar los delitos cometidos fuera del país por ciudadanos mexicanos siempre que haya también otros ciudadanos mexicanos perjudicados.

    La denuncia, interpuesta por la vía penal, apunta a un presunto delito por vulnerar el deber de reserva que corresponde a los miembros de un consejo de administración.
    Concretamente, señala la falta de confidencialidad de Antonio del Valle, exconsejero del Popular, y de Jaime Ruiz Sacristán, que lo sustituyó al frente del órgano ejecutivo de la entidad española a partir de septiembre de 2016, con el objetivo de hacer caer el precio de la acción del Popular en beneficio propio. Esto podría suponer un posible delito de manipulación de mercado.
    Precisamente, esta es la principal causa a la que se enfrenta Antonio del Valle en España, dentro del procedimiento penal de la Audiencia Nacional. El empresario mexicano está siendo investigado, junto al expresidente de la entidad Emilio Saracho, por orquestar una presunta campaña de desprestigiodel banco a través de la distribución de informaciones falsas para que fueran publicadas en los medios de comunicación con el objetivo de hacer caer el valor de las acciones del banco.
    La CNMV no detectó artimañas para manipular el precio de la acción del banco antes de su resolución
    El magistrado del Juzgado número 4 de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, admitió a trámite el pasado mes de octubre una querella interpuesta por un grupo de más de 50 afectados por la caída del banco que denunciaban éstas supuestas maniobras especulativas.
    No obstante, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) remitió un informe a los Juzgados Centrales en los que señalaba que no se han detectado artimañas para manipular el precio de la acción del banco, en los meses previos a su resolución. El documento del regulador dio pie al expresidente de la entidad, Emilio Saracho, para pedir el sobreseimiento del delito.
    La Fiscalía Anticorrupción decidió conocer antes el informe de los peritos del Banco de España al respecto para tomar una postura al respecto.
    Antonio Del Valle juega doble en el caso Popular. Por un lado es parte denunciada por su papel como miembro en el consejo de administración del Popular, tanto en España como en México, y por otro lado, actúa como denunciante ante el Tribunal de Justicia de la Unión europea (TJUE), EEUU y España. Además, Del Valle, junto a otros 50 empresarios con los que mantenía las acciones, inició un arbitraje internacional contra España para recuperar los 470 millones perdidos.

    • la sustitucion de ron en el banco popular fue un golpe de estado.
      hecho de espaldas a la opinion de los consejeros del banco
      calderon deguindos y del valle impusieron a saracho a la fuerza al resto del consejo del banco
      chantajeando y utilizando amenazas de destruir el banco si no accedian al cambio .
      la cnmv ha ignorado todas las denuncias que le llegaron de cortos y artimañas en el banco popular .es un complice directo del desastre.

  3. el santander se hunde en la bolsa ya se situo por debajo del soporte ultimo 4,58 .
    va de cabeza a 3,95
    el resto de bancos españoles se despeñan tambien
    el banco popular es una ficha de domino que tira a los demas y asusta a los inversores ,ya no se atreven a meter dinero en bancos.son unos apestados .
    en el 2019 descalabro final .
    y los bancos siguen sin decir nada .el sabadell que era el elegido para un nuevo sacrificio al santander se comporta mejor, no creo que se atrevan a repetir la jugada de nuevo.
    le estafa del banco popular es la muerte silenciosa nadie habla de el por el silencio impuesto por el santander a los medios pero es un cancer de los bancos españoles y sigue avanzando.
    resuelvan el problema
    rectifiquen , compensen a los accionista de forma justa
    pidan perdon
    tomen nuevas medidas para que no vuelva a ocurrir un caso similar
    den seguridad y credibilidad a los bancos
    si los bancos caen nos vamos todos a la mierda
    la gangrena avanza
    no se pueden ir regalando bancos sanos por ahi a un euro porque pasa lo que pasa
    merkel conseguira eliminar a españa del mapa

    • Yo creo que jamás nos darán la razón de que esto fue una estafa a 305000 accionistas e inversores del popular seria reconocer el robo sin culpables
      sigo pensando que somos David contra Goliat solo que David tiene las manos atadas a la espalda
      y lo de compensar de forma justa tampoco lo veo para mí lo justo sería que me devuelvan mis acciones y que sea el mercado quien ponga precio y el que quiera vender que venda no que te las roben con nocturnidad y alevosía y los responsables a juicio y condenas ejemplares para que no vuelvan a pasar

  4. El País, Santander, socialistos, son los mismos. Banesto fue regalado, la historia se ha repetido, mas adelante les tocará a otros y todo seguirá igual.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre