El primer ministro británico, Boris Johnson, ha anunciado hoy que se han encontrado evidencias que demostrarían que la variante británica del COVID-19 «está asociada a mayor mortalidad», algo que hasta la fecha se pensaba que no era así.

Se sabía que esta variante es más contagiosa, que afecta a los más pequeños, pero se aseguraba que no era más letal, algo que con las afirmaciones de hoy del primer ministro británico quedaría superado.

Se desconoce todavía por qué esta variante es más contagiosa y en qué medida es más letal.

Según los estudios, en población de hombres de 70 años, con la variante antigua del COVID-19 10 de cada 1.000 contagiados, morían. Ahora, con la cepa británica, estaríamos hablando de 13 o 14 fallecidos.

Sobre las dudas de la validez de las vacunas que se están aplicando, Johnson ha afirmado que son eficaces también ante esta nueva variante del virus. No está tan claro que sea así con la variante de Sudáfrica y la de Brasil.

Reino Unido se encuentra ahora mismo en una situación extrema, reportando 38.562 pacientes ingresados en hospitales, una cifra que supone un aumento del 78% en comparación al pico máximo registrado en la primera ola durante la primavera del 2020.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre