Los profesionales sanitarios del servicio de Urgencias del Hospital La Paz están al borde de un ataque de nervios. El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Madrid denuncia que la limitación de medios y espacios obliga a atender a los pacientes en sillones, en vez de en box y camillas.

Las Urgencias de La Paz volvieron a saturarse en el día de ayer, según informa SATSE, que lamenta que “la solución tomada por la Gerencia del centro fue dar la orden de no aceptar pacientes y derivarlos a otros centros asistenciales”. Solución que para el Sindicato de Enfermería en Madrid era necesaria, especialmente cuando el espacio físico ya no da más de sí y los pacientes se hacinan en espacios diseñados para un menor número de personas.

“Lo que no compartimos es la forma de llevar a cabo este ‘cierre’, explican desde SATSE Madrid, ya que se hace sin previsión, cuando el espacio físico no daba más de sí y los profesionales, especialmente Enfermería, estaban al límite de sus fuerzas”.

“Los profesionales están al límite de sus fuerzas”

El pasado martes se registraron cerca de 600 pacientes por la Urgencia. Además, en varios espacios había casi el doble de pacientes que los recomendados (en una sala llegaron a estar 66 pacientes cuando el espacio diseñado es para 30) lo que dificulta, y mucho, la atención y cuidados que se ofrecen por parte de los profesionales de Enfermería que deben sortear ‘balas de oxígeno’ y mover unas camas para poder acceder a otras.

A las 8 de la mañana de ayer ya había boxes con más pacientes que camas y “se ha limitado el acceso a los familiares”, según explican las delegadas de SATSE Madrid en La Paz.

A esa hora había 90 pacientes en los boxes y se ha tenido que ubicar a algunos pacientes en sillones ya que hay salas con más pacientes que camas disponibles.

A las 11:00 horas en la Sala 3 había ya 40 pacientes a pesar de que está diseñada para 30 camas y cada poco tiempo el número aumenta, informan desde la Sección Sindical de SATSE Madrid en La Paz.

Compartir
Artículo anteriorUna menor de 17 años mata a su madre a puñaladas
Artículo siguientePin Parental
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − ocho =