La Unesco rechaza la candidatura de la tauromaquia y no la incluye en su listado de expedientes a considerar para 2021 como Patrimonio Cultural de la Humanidad. Una solicitud que deja en evidencia la decisión de España de declarar la fiesta de los toros, en el 2013 desde el Senado en plena etapa de Rajoy , Patrimonio Cultural de España.

La camára alta aprobaba así una ley para blindar los toros con el único apoyo del Partido Popular, que sostenía que con esta norma las corridas «volverían a Cataluña», donde estaban prohibidas desde julio de 2010. Por supuesto, en esta comunidad autónoma nunca volvieron a celebrarse corridas de toros.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) rechazó este domingo la propuesta de la tauromaquia para ser considerada como parte de la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, algo que hubiese sido incomprensible que «mientras que un órgano de la ONU, el Comité de los Derechos del Niño, insta a proteger a los más jóvenes de la violencia de la tauromaquia, otro órgano de la ONU, en este caso la Unesco, lo incluyese en la lista de patrimonio inmaterial de la humanidad para ser transmitido a estos mismos niños y jóvenes y subvencionado con dinero público», asegura Marta Esteban, representante de la organización Animal Guardians.

Esta decisión de la Unesco es «gracias a la unión de más de 985 organizaciones que apoyaron la carta, argumentario, imágenes y vídeos enviados a la Unesco y todos sus embajadores», según recoge en redes sociales la Asociación Defensa Animal Torrent (ADAT), que se hace eco de la noticia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre