Resulta difícil definir la declaración de Arias Mosquera que ayer tuvo lugar en la Audiencia Nacional en el caso Popular. Pese a lo que ha difundido de su declaración, el fondo de lo que dice y cómo lo dice es muy interesante.

Todo está en los libros  y en Diario16. Nuestro artículo del lunes en diario16.com resultó premonitorio.

Carlo María Cipolla desarrolló en su ensayo Allegro ma non troppo la teoría de la estupidez humana en 1988. Por su parte, John Kennedy Toole escribió La conjura de los necios (publicada póstumamente en 1980), un libro definitivo sobre la capacidad destructiva del egoísmo. Por su parte, Ramón María del Valle Inclán, en su Callejón del Gato se inspiró para definir el “esperpento”. Probablemente la suma de todo ello permita entender la declaración de Arias de ayer un poco mejor.

Caso del Popular

Volvamos al caso del Popular. La declaración de ayer de Arias fue reveladora. Según fuentes presenciales de la declaración, la gravedad de lo que ocurrió para que una entidad solvente –repetimos solvente según la JUR, el FROB, el Ministerio de Economía, el Banco Central Europeo, el Banco de España y el Informe de los Peritos del Banco de España- fuese incautada y vendida por un euro al Banco Santander, se entiende mejor cuando se escucha la declaración de José María Arias, ex Vicepresidente del Popular desde 2012, miembro desde entonces de su Comisión de Auditoría y ahora casero del Banco Santander, en las instalaciones del mismo en La Coruña, por las que percibe seis millones de euros de renta anual, aunque se desconoce qué porcentaje del edificio está en uso.

¿Quién es Arias Mosquera?

Pero, ¿quién es José María Arias Mosquera? Sobrino de Pedro Barrié de la Maza y Carmela Arias Díaz de Rábago, heredó de esta última la presidencia de la Fundación Barrié de la Maza, el título de Conde de Fenosa y la presidencia del Banco Pastor.

No busquen Fenosa en el patronímico galaico, no es el nombre de un pueblo, tampoco hace referencia a la expresión gallega “a fe nosa” o “nuestra fe” en castellano, Franco tuvo el “detalle”, normal en los dictadores, de otorgar el condado a don Pedro, que era Presidente del Banco Pastor, por ser Presidente de las Fuerzas Eléctricas del Noroeste S.A. (FENOSA). Título que el Gobierno intenta hacer desaparecer.

Los motivos de esa retirada tienen que ver con el papel de don Pedro en la aparentemente fraudulenta operación para entregar al dictador el Pazo de Meirás, en el que había vivido la ilustre escritora doña Emilia Pardo Bazán.

Quizás esta vida de rico heredero ha influido en la personalidad de Arias Mosquera, que salió elegido sucesor de sus tíos en cruenta disputa con su hermano Vicente.

Fiel a su estilo, su declaración fue esperpéntica, según manifiestan quienes tuvieron la carga de escucharlo.

La ampliación de capital fue correcta pero a Arias no le convenía.

Podemos calificar de absurda su declaración, pero yendo a lo fundamental, ratificó las cuentas del Banco que se utilizaron para la ampliación de capital, aunque pensaba que era mejor una operación corporativa (venta del Banco a un competidor más grande como el Santander o BBVA).

Sin objeción

Desde un punto de vista material, Arias no objetó nada contra la ampliación de capital.

Tal y como Diario16 confirmó el lunes, Arias dio su visto bueno a la ampliación de capital de 2016 en la reunión de la Comisión de Auditoría de 25 de mayo, mismo día en que el Consejo aprobó dicha ampliación.

En esa reunión, y para sorpresa de los presentes, Arias salvó su voto en el Consejo después de haber apoyado la operación en la Comisión de Auditoría, alegando que él hubiese preferido que la ampliación viniese acompañada de la compra de alguna otra entidad.

¿Por qué salvó su voto? Decíamos también que para esa decisión, sólo cabía una explicación: Arias es Presidente de la Fundación Barrié, que en aquel momento tenía más de un 2% del Banco pero que no tenía capacidad para suscribir la parte que le correspondía y estaba abocada a su dilución. Si hubiese tenido otro motivo, nunca lo expresó en los órganos sociales de los que era miembro, según consta en los Autos.

Pues bien, confirmando nuestra tesis, Arias justificó que una ampliación de capital con derecho de suscripción preferente diluye a los accionistas…, le faltó decir que diluye a los que no suscriben la ampliación.

En cambio, la ampliación baratita que apoyaron después su amigo Del Valle y el chileno Luksic para quedarse el Banco Popular a precio de saldo, excluía el derecho de suscripción preferente y por tanto el patrimonio del Banco pasaba a sus manos sin posibilidad de que los pequeños accionistas suscribiesen su parte.

Añadió que no había tenido información suficiente sobre la ampliación, para aclarar después que los cálculos eran correctos, que desde un punto de vista legal y mercantil el proceso era irreprochable y que las cuentas estaban bien. Esto nos dará pie para informar en “pieza separada”, porqué realmente Arias “salvó su voto”.

Monumento al esperpento

Su declaración es en este punto es un monumento al esperpento: si las cuentas estaban bien, si la ampliación se hizo con información suficiente y bien elaborada, si lo ratificó con su voto positivo en la Comisión de Auditoría, si nunca impugnó los acuerdos… ¿cómo pudo oponerse a una operación de refuerzo patrimonial con el argumento de que le perjudicaba en el patrimonio de su Fundación? En ese caso, un conflicto de intereses tan agudo hubiese exigido que no votase…, pero lo hizo, eso sí, indicando que salvaba su voto. Pero además, si estuvo presente en los órganos sociales, ¿cómo puede defender una cosa y su contraria?

La salida de Ron y la llegada de Saracho. El papel de Del Valle. Calderón no aparece

Después de enfrentase al espejo de la ampliación, Arias se metió en el charco de la salida de Francisco Gómez y Ángel Ron.

En su relato, la figura de Reyes Calderón se desvanece, aunque la coincidencia de abogados defensores entre los dos –Calderón y Arias- presagiaba algo similar a lo ocurrido.

Aunque dice que no hubo maniobras para cesar a Ron, enseguida cae en un relato inconexo hablando de la amenaza de Del Valle de convocar una Junta General para cesar a los consejeros que se oponían a su voluntad si Ron no se iba.

No pudo explicar muy bien el plan ideado por él y otros consejeros dominicales, se trataba de un movimiento en cadena, destinado en el fondo a descabezar la dirección ejecutiva y contratar a un experto en fusiones y ventas, Emilio Saracho; lo que acabó ocurriendo en perjuicio del propio Arias: muy brillante su maniobra destructiva.

Conjura de necios

Vuelve a la memoria Kennedy con su Conjura de los necios. Efectivamente, el desarrollo del plan, trufado de filtraciones intencionadas a la prensa, mentiras, revelaciones de secretos, desastroso desde el punto de vista de gobierno corporativo, provocó un inmenso daño al Banco, a sus directivos, a los empleados y a los clientes, y acabó con el patrimonio de los promotores. ¿Cabe una conjura más necia?

Su presencia en el Consejo de Saracho y la resolución

Su declaración rozó el esperpento. No le quedó más remedio que cargar contra Saracho, pero lo hizo sin estridencia, pero confirmando los principales aspectos de nuestra tesis sobre la expoliación del Banco Popular.

Aunque los medios han sido parcos recogiendo la declaración de Arias, que siguió siendo consejero con Emilio Saracho hasta la resolución del Banco, hay que reseñar que aún a su pesar cargó con dureza contra la declaración de inviabilidad y contra un informe presentado por Saracho al Consejo del 30 de mayo de 2017, según él, absurdo, lleno de dudas, opiniones subjetivas y falto absolutamente de solidez.

Lo que es realmente relevante para la causa es que Arias reconoció que Saracho no informó al Consejo de Administración de su viaje al Banco Central el 16 de marzo de 2017, en el que barajó que la resolución era una de las alternativas. Es más, Arias negó su apoyo a la declaración de inviabilidad y puso de manifiesto que el acta que recoge la declaración de inviabilidad del Banco del 6 de junio de 2017 omitió el debate entre los consejeros y que Saracho entró con la conocida carta de comunicación de la inviabilidad al BCE diciéndoles a los consejeros “Me han dado media hora para que todos me firméis la carta u os atengáis a las consecuencias”. Criticó duramente a la JUR y el proceso de resolución y la valoración del Banco. El proceso provocado por su torpe actuación, acabó llevando por delante el patrimonio de la Fundación Barrié y del resto de accionistas.

Volviendo a Cipolla, en su teoría de la estupidez humana –juzguen ustedes si es adecuado al caso-, mantiene que:

  • Siempre e inevitablemente cualquiera de nosotros subestima el número de individuos estúpidos en circulación.
  • Una persona es estúpida si causa daño a otras personas o grupo de personas sin obtener ella ganancia personal alguna, o, incluso peor, provocándose daño a sí misma en el proceso.
  • Una persona estúpida es el tipo de persona más peligrosa que puede existir.

¿En quién pensaba Cipolla cuando desarrolló su teoría?

¡Ay sí!, en la mediocridad de la estulticia del Conde de Fenosa, don Pedro, y su benefactor.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

7 Comentarios

  1. me temo que todos los consejeros del popular eran estupidos porque se veia de lejos lo que estaba pasando y no hicieron nada para evitarlo y efectivamente arruinando a los accionistas y algunos a ellos mismos o eso parece aparentemente.
    igual que europa fue estupida dejandose meter un gol detal magnitud o no
    losabian todo y lo hicieron a posta
    2020 a 2022 quebrara europa gracias a barbaridades como el robo de banco popular
    el momento exacto es imposible saberlo .
    por culpa del robo .los bancos europeos son la ciudad sin ley del oeste ni maduro lo hubiera hecho mejor

  2. Nada que proceda del sistema, puede ser otra cosa que una sistematica estafa. Lo asombrosamente estupido, es no ver lo reiterada y aplastantemente evidente. Solo lo mas idiota, puede creer que lo injusto por definicion, o sea, el sistema, pueda generar otra cosa que no sea injusticia, la cual antes o despues acaba alcanzando a todos quienes sostuvieron con su idiotez al sistema

  3. No estaría mal que el pacto PSOE – PODEMOS desenmascarase la MAYOR TRAMA FINANCIERA DE LA HISTORIA PERPETRADA POR EL MINISTERIO DE ECONOMIA DE DE GUINDOX– EL FUTURO DEL BANCO POPULAR LO DECIDIRAN SUS ACCIONISTAS.Y EL FUTURO DE LOS ESTAFADORES ???? ESTE PACTO PUEDE SER LO MEJOR QUE LE HAYA PASADO A ESPAÑA.

  4. Es una vergüenza lo del banco popular, todos sabemos que fue una estafa.
    En fin el poder del dinero y los políticos que no tienen dignidad.
    Que pena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

11 + 9 =