La socialista Mendía se hace indispensable para que el PNV gobierne Euskadi

Bildu se convierte en el líder de la posición con un excelente resultado de 23 escaños y el PSE sube a 10 escaños y permite salvar los muebles

Como estaba previsto, los votos de los socialistas en Euskadi permiten que el PNV gobierne, una vez más, en Euskadi.

La peor noticia de la jornada es la entrada de la ultraderecha, Vox, en el parlamento de Euskadi con un diputado.

Aún así, los resultados para el PSE son malos, con 10  escaños frente a los 23 de Bildu., aunque Mendía recupera uno con respecto a las elecciones de hace cuatro años. Al menos, los socialistas salvan los muebles.

Sube el PNV hasta los 31 escaños, aún así, sin la mayoría absoluta necesaria para gobernar en solitario.

Le ha pasado factura a Idoia Mendía, la líder del PSE, el hecho de su incondicional apoyo al PNV. De hecho, los de Urkullu podrán gobernar en Euskadi gracias a los socialistas.

Bildu se consolida como líder de la oposición indiscutible, frente a Podemos que queda como cuarta fuerza política en el Parlamento vasco.

El verdadero batacazo de estas elecciones en Euskadi se lo da el líder del PP, Pablo Casado, que apostó por una coalición con Ciudadanos, fulminar a su líder natural, el ex ministro Alfonso Alonso, y recuperar a Carlos Iturgaiz. La representación quedaría en cinco escaños.

Dura también la caída de la mitad de escaños de Podemos (de cinco a diez).

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorEl batacazo en Euskadi, para Pablo Casado
Artículo siguienteGalicia sigue confiando en Feijóo y al socialista Gonzalo Caballero sólo le queda la dimisión
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre