A las cinco de la tarde, como las corridas de toros, se nos invitó a escuchar en la rueda de prensa que la presidenta Díaz Ayuso, el alcalde Martínez Almeida y el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid han organizado. El objetivo es pedirle al Gobierno de España que levante el Estado de Alarma porque, según han explicado los tres comparecientes, no se dan los requisitos establecidos para seguir en esta circunstancia.

El discurso inicial de Díaz Ayuso, que no ha sido capaz de pronunciar sin dejar de leer mientras movía sus tobillos balanceándose sobre sus largos tacones, estaba cargado de dardos al ejecutivo de Sánchez. En su mensaje prácticamente ha venido a decir, en rasgos generales, que la imagen que se está dando al mundo de Madrid y de España es lamentable al tener un estado de alarma sobre la capital. Pero ha aprovechado para decir que lo están haciendo perfectamente, que incluso la OMS se lo reconoce (sí, lo ha dicho). Y ha hecho referencias una y otra vez a la concordia y la convivencia en España basada en el espíritu de la Constitución. Estaba claro que el mensaje iba más allá del COVID19 y de la gestión de la pandemia.

Mientras leía el texto y doblaba los tobillos, haciendo que mi atención estuviera pendiente de que no se partiera un tacón, el tono no atinaba ni a pronunciar las frases de manera correcta. Me recordaba a los días en el colegio de monjas donde teníamos que leer un trabajo que habíamos hecho en grupo: se notaba perfectamente cuando una salía a leer lo que otras habían hecho y no se imaginaba, ni por asomo, dónde terminaría la frase. Pues Isabel, igual. Que si Sánchez es muy malo y ellos son muy buenos. Así todo el tiempo. Que han recibido a los alcaldes de Madrid y que Sánchez ha tardado seis cartas en contestar… que desde el Gobierno central quieren imponer y no dialogar…

Y bueno, en términos generales, ha aprovechado también para meter cuña patriótica: Ayuso está muy orgullosa de que en Madrid estén las instituciones principales de España. «La libertad de Madrid y los Madrileños» se escuchaba de vez en cuando, y de pronto una cuña sobre el Consejo General del Poder Judicial, que no venía a cuento pero que había que colar.

Los expertos sanitarios, no sabemos cuáles, pero ella los ha citado muchas veces, le dicen a Ayuso que todo va bien. Que tienen al virus controlado y que las cifras cada día son mejores.

Así es como ha llegado Martínez Almeida, que estaba muy cabreado. Sobre todo porque Illa esta mañana ha anunciado que estaban planteando bajar el límite de 500 personas infectadas por cada 100.000 a 200. El rebote ha sido máximo: porque en primer lugar se han enterado porque el ministro de sanidad lo estaba comentando en una rueda de prensa, antes de la reunión que tendrán esta tarde. Pero además, en ese calentón de Almeida ha soltado que mañana las cifras darían 400 positivos. Así, seguro. Algo que han tenido que explicar mejor después porque ha quedado raro que ya se sepa lo que se va a anunciar mañana… Dicen que es porque se van ajustando los datos según se van consolidando.

Después ha intentado mezclar un poco los temas, señalando que por qué otras regiones que tenían más de 500 casos no estaban como está Madrid bajo el foco del gobierno. Que no acusa a nadie, pero que ahí están. Y a continuación, el foco sobre Ceuta y Melilla, que dependen del Gobierno Estatal en cuestión sanitaria.

El Consejero estaba allí para dar fe de que las cifras descienden. De que lo que decía Ayuso era verdad, que se está haciendo todo fenomenal y que los positivos van descendiendo.

Y así, han anunciado que van a comparecer cada día hasta que se levante el Estado de Alarma.

Nos habría gustado preguntar desde Diario16 la siguiente pregunta, pero no ha podido ser, porque han empezado a aparecer preguntas escritas enviadas por nuestros compañeros, y los que estábamos esperando nos hemos tenido que quedar con las ganas.

Llama la atención que de todas las preguntas planteadas, ninguna haya hablado de esta cuestión, que desde Diario16 consideramos muy importante:

Según el informe de Sanidad publicado el pasado viernes 9 de octubre, desde el día 2 de octubre, Madrid ha descendido el número de pruebas PCR. Concretamente la bajada es del 54%  desde principios de octubre. Comparativamente: la semana del 28 de septiembre se inició con 27.000 pruebas diarias. Esta semana del 12 de octubre se están haciendo 9.500 PCR. Se han dejado de hacer 76.000 PCR a la semana. Según informaba Javier Ruiz, Madrid se ha convertido en la cuarta región por la cola en la realización de PCR: la media española es de 200 pruebas por cada 100.000 habitantes. Madrid hace 143.

Se ha hecho referencia a que se están poniendo en marcha test de antígenos, pero en realidad, estos últimos solamente han demostrado eficacia para personas sintomáticas, por lo que para rastrear y poder identificar a personas positivas pero asintomáticas no sirven. Para ello solamente funcionan las pruebas PCR, que detectan positivos de cualquier tipo.

¿Han realizado ustedes menos pruebas PCR en este periodo que coincide con menos positivos por COVID?»

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre