La Policía Municipal ha desarrollado un plan de inspección exhaustivo en la venta, suministro y comercialización de bebidas alcohólicas en los diferentes establecimientos comerciales de Madrid, con el objetivo de proteger a los consumidores, principalmente a los menores de edad que asiduamente celebran el botellón.

El consumo de alcohol entre los menores de edad sigue aumentando cada año en España; donde la edad media de inicio en el consumo de bebidas alcohólicas es de 13 años, una de las más bajas de Europa. Además en 2016 se interpusieron 26 denuncias en nuestro país por venta de alcohol a menores, y se elevaron a 106 el número de denuncias por la venta de bebidas alcohólicas en establecimientos no autorizados, que conllevan sanciones de hasta 601.012 euros. Asimismo, el año pasado 263 menores fueron denunciados por consumir alcohol en la vía pública.

El descontrol y la facilidad con la que los adolescentes adquieren alcohol cada fin de semana en los establecimientos no autorizados para después reunirse con los amigos en el ya tradicional botellón, ha provocado que los agentes municipales realicen inspecciones “de manera exhaustiva” para detectar las infracciones a la normativa en relación a la venta de este tipo de bebidas, según ha revelado el Ayuntamiento de Madrid.

A través de una nota, a la que ha tenido acceso Diario16, el organismo que preside Manuela Carmena asegura que la labor policial va más allá de una simple inspección, pues en ella se refleja de manera detallada “todos los aspectos de la intervención como la hora, el responsable a cargo en ese momento del establecimiento, datos sobre si en el momento de la inspección hay menores en el interior, tipo de bebidas alcohólicas a la venta, su graduación, cantidad, etc.” Como también se controla que “se respete el horario de venta de alcohol a los mayores de edad”, que “se denuncie la venta en locales que no dispongan de la correspondiente licencia y que los establecimientos denunciados por proporcionar alcohol a menores tengan “vigilancia de policías de paisano”.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. En España el problema del alcoholismo o abuso del alcohol o perjuicio importante en la vida por causa del alcohol, etc. es muy grave; la verdad es que, como bien sabemos por el psicoanálisis (por ejemplo), PROHIBIR NO SERÁ LA SOLUCIÓN, pues siempre podrán adquirir alcohol aquellos que no puedan ya evitarlo o aquellos que sean tan ignorantes que crean que el alcohol no es un auténtico veneno a la mínima de cambio.

    En fin, lo de siempre, medidas ineficaces de cara a la propaganda, cuando es más que evidente que este grave problema se soluciona antes de que ya sea demasiado tarde como para tener que hacer de perseguidores de comerciantes sin escrúpulos, la cual cosa es lo habitual en cualquier sector comercial.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre