La Policía italiana ha detenido este sábado a la capitán alemana del barco de rescate de migrantes Sea Watch 3, Carola Rackete, poco después de que atracase el buque en el puerto de Lampedusa, donde llegó por su cuenta y riesgo ante la imposibilidad de negociar el desembarco de las más de 40 personas rescatadas a bordo.

“El fiscal me ha abierto una investigación y al mismo tiempo nos han notificado que no tienen intención de sacar a los rescatados del barco. Lo que significa que no tenemos solución a la vista, por lo que he decidido entrar en el puerto, por mi cuenta y riesgo”, ha asegurado la capitana en un vídeo.

Tras esperar en aguas internacionales a que llegase una invitación por parte de Italia o de otro estado de la Unión Europea que quisiese aceptar el barco, Rackete decidió zarpar hacia la isla de Lampedusa, aunque ha sido bloqueada por buques del Gobierno italiano.

Sin embargo, en la madrugada de este sábado, Rackete consiguió entrar al puerto a pesar de la fuerte presencia policial. Posteriormente, un vídeo de televisión ha mostrado como la capitana de este buque era detenida.

“Estamos orgullosos de nuestra capitana. Ha hecho exactamente lo correcto. Ha acatado la ley del mar y llevado a la gente a lugar seguro”, ha añadido el portavoz de Sea Watch, Johannes Bayer.

La televisión estatal RAI ha señalado que Rackete había sido arrestada por “resistirse a un barco de guerra” lo que, según este medio, conlleva una pena de hasta 10 años de prisión. Por el momento los migrantes permanecen en el barco, mientras que Rackete está siendo investigada por infringir las leyes del país sobre los barcos de rescate no gubernamentales.

“En este momento el Sea Watch 3 está entrando en el puerto de Lampedusa. Han pasado casi 60 horas desde que declaramos el estado de emergencia. Nadie escuchó. Nadie asumió la responsabilidad. Una vez más, depende de nosotros, de la capitana Carola Rackete y su tripulación, llevar a las más de 40 personas que hay a bordo a un lugar seguro”, señaló la organización a través de la red social Twitter.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre