miércoles, 17agosto, 2022
24.9 C
Seville

La OTAN se rearma en Madrid

- Publicidad -

análisis

- Publicidad -
- Publicidad-

La OTAN, el aparato imperialista, se rearma por la confrontación militar, en cualquier región del mundo. La cumbre de la OTAN en Madrid, tiene como objetivo aprobar lo que llaman nuevo Concepto Estratégico 2022.

La cumbre de la OTAN servirá para modernizar los arsenales nucleares, introduciendo la Inteligencia artificial y nuevos prototipos, por mucho que el año pasado las organizaciones antimilitaristas consiguieron la aprobación en la Asamblea general de la ONU del Tratado de Prohibición de las Armas Nucleares, que no ha firmado ningún país que las tenga y tampoco el gobierno español.

Se han cumplido treinta y seis años desde aquel día en el que se celebró el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. Fue un 12 de marzo de 1986, aunque ya se pertenecía a la organización desde mayo de 1982, siendo presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo de la UCD. Mucho tiempo ha pasado, pero hoy, como ayer, alzo mi voz para decir ¡OTAN no! ¡Bases fuera!

El PSOE había sido contrario a que España perteneciera a la OTAN, pero con la entrada en la Comunidad Económica Europea, Felipe González, entendió que las cosas eran de otra forma a las que él mismo había entendido y convocó el referéndum prometido sobre la permanencia de España en la organización.

En el referéndum se presentó una papeleta con el siguiente texto y pregunta: El Gobierno considera conveniente, para los intereses nacionales, que España permanezca en la Alianza Atlántica, y acuerda que dicha permanencia se establezca en los siguientes términos: 1º La participación de España en la Alianza Atlántica no incluirá su incorporación a la estructura militar integrada. 2º Se mantendrá la prohibición de instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio español. 3º Se procederá a la reducción progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en España. ¿Considera conveniente para España permanecer en la Alianza Atlántica en los términos acordados por el Gobierno de la Nación?

En 1982 la población española era de 29.024.494. El censo electoral estaba constituido por 17.246.880 personas. La participación en el referéndum fue del 59.42%, de los que el 52,49% dijeron SÍ a la pregunta de marras. El NO representó el 39,85%. Lo que quiero decir es que sólo el 31,19% de la población dijo SÍ y legitimó la permanencia de España en la Organización del Tratado del Atlántico Norte.

Aquel 12 de marzo yo era apoderado en mi distrito, cuando militaba en el PSOE y estuve recorriendo los colegios electorales todo el día junto. En mi bolsillo llevaba un sobre cerrado con la papeleta del NO, que cuando me tocó, la introduje convenientemente en la urna. Según la idea que sobre la OTAN había mantenido el partido hasta entonces. Sigo en el empeño. ¡No a la guerra!

La invasión rusa de Ucrania ha generado el contexto perfecto para la resurrección de la OTAN. Las tornas han cambiado desde 2019 en que el presidente Emmanuel Macron aseguraba que el bloque se encontraba en estado de muerte cerebral. Incluso Finlandia y Suecia, tradicionalmente defensoras de un no alineamiento militar, han pedido integrarse. Desde la defensa de los pueblos contra toda agresión imperialista, hay que reclamar la disolución de la OTAN, como llamamos no a Putin y todo el apoyo a la Paz duradera y a la resistencia del pueblo ucraniano.

El Concepto Estratégico de la Organización de la OTAN, es el documento que, cada diez años, evalúa el entorno geopolítico del momento y marca el rumbo que debe seguir la Alianza Atlántica durante la próxima década. El próximo, describirá cómo hay que dar respuesta a los retos y las amenazas en materia de seguridad y defensa en un momento marcado por la guerra de Ucrania.

La cumbre de Madrid será exitosa si se dan determinadas: circunstancias: que se proyecte una imagen de unidad y cohesión de la Alianza Atlántica con la Unión Europea para seguir dando respuesta a Rusia, que el concepto estratégico sea sólido y que en este se incluya una referencia específica al sur para referirse al Sahel y el norte de África, zonas en las que el terrorismo yihadista y las mafias migratorias están en auge, sin nombrar a países concretos como Marruecos o Argelia.

La pandemia ha desmontado la falacia de que necesitamos un sistema de seguridad militarizado. La Seguridad Humana tiene que ver con la necesidad de vivienda, comida, trabajo digno, agua potable, y sistemas de protección social que garanticen servicios públicos, un sistema de cuidados públicos, con la exigencia de afrontar la emergencia climática, acabar con las desigualdades y el desarrollo efectivo de derechos humanos.

La OTAN es uno de los mayores impulsores de la carrera armamentística mundial. Es inaceptable que el gasto mundial en armamento en 2019 se estimase en 1,63 billones de euros, el 2,2% del PIB mundial (la cifra más alta desde la Guerra Fría). Debido a la estrecha colaboración de la UE con la OTAN, la Comisión Europea presentó en 2018 un presupuesto de 13.000 millones de euros para defensa durante el período 2021-2027.

La cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN,  pretender reeditar una nueva estrategia de Guerra Fría. En 2021 la OTAN aprobó su Plan de acción para la seguridad y el cambio climático. Los países de la OTAN, conscientes del reto que supone la crisis climática, se preparan para apropiarse de las fuentes de petróleo y de gas, y de los recursos necesarios para afrontar el colapso energético y dar una respuesta militarizada a las migraciones climáticas convirtiendo el norte en una fortaleza, mediante agencias como la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex).

Necesitamos avanzar hacia el fin del intervencionismo militar, hacia modelos de justicia social, hacia la justicia climática y hacia un sistema de seguridad desmilitarizado, basado en la prevención diplomática de los conflictos, la multilateralidad y el cumplimiento de la Carta de las Naciones Unidas. La propuesta de militarización de la OTAN va acompañada de un despliegue militar de EEUU por todo el mundo que rechazamos, incluidas las bases en nuestro país de Rota y Morón.

La situación actual en Ucrania, provocada, entre otros actores, por la Federación Rusa y la actitud de la OTAN, evidencia hasta qué punto la Paz no podemos dejarla en manos de militares. Por todas estas consideraciones, la Plataforma Estatal por la Paz, rechaza la cumbre de la OTAN en Madrid, abogando por el desmantelamiento y reconversión de toda la industria militar española, así como exigen al Gobierno que cancele cualquier licencia de exportación de armas vigente a países en conflicto o que vulneran los derechos humanos.

Necesitamos un sistema de seguridad desmilitarizado, sin armas de destrucción masiva, sin bases militares desplegadas en terceros países, que se acompañe de una reducción drástica del gasto en armamento y de la creación de una cultura de paz a la que se dediquen los recursos y los medios que hoy se destinan a la guerra. Estos principios deben guiar las acciones para cualquier acción política propia no basada en los intereses de otros países o grandes potencias. Necesitamos un mundo libre de guerras y destrucción. Más de 1.600 hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas españolas están actualmente desplegados bajo bandera de la OTAN −más del doble que en enero−, en seis misiones internacionales en las que España participa con medios materiales como aviones, buques, helicópteros y carros de combate.

«La verdadera paz no es simplemente la ausencia de tensión: es la presencia de la justicia». (M. Luther King). Hay que promover la disolución de la OTAN y la creación de un nuevo sistema de seguridad desmilitarizado, basado en los conceptos de seguridad humana y de reducción de las violencias (directas, estructurales y culturales), así como renunciar a la violencia y la amenaza del uso de la fuerza como medio de regulación de conflictos, entre países y entre personas. Hay que abogar por el desmantelamiento y reconversión de toda la industria militar.

El Centro Delàs de Estudios por la Paz denuncia que el Gobierno a aumentado el 16,2% en inversiones de armamento. Por no hablar de las autorizaciones a las exportaciones de armas españolas a Arabia Saudí, que las utiliza para cometer crímenes de guerra en Yemen, según ha demostrado el propio centro, en colaboración con Amnistía Internacional y otras ONG. En el acto de los 40 años de entrada en la OTAN, Sánchez se comprometía ante el secretario general Stoltenberg a más gastos militares.

Es necesario un cambio de paradigma que ponga en el centro la vida, acciones contra las políticas que priorizan el armamento y las bases de la OTAN, en detrimento de la igualdad y del cuidado de la vida. ). La OTAN representa la respuesta militarista y colonialista a las relaciones internaciones y la convivencia.

Algunos dicen que la OTAN es necesaria porque no se puede sostener su orden económico sin apuntar a la mitad de la humanidad con una pistola. El Gobierno se subordina a EEUU y la OTAN y dilapida recursos públicos aumentando el gasto militar, cuando deberían destinarse a pensiones, sanidad y educación. ¡OTAN NO!

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

DEJA UNA RESPUESTA

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

lo + leído