No se ha andado con rodeos el secretario general de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, al denunciar el “terrible aumento de la violencia doméstica” a nivel mundial debido a la pandemia de coronavirus que afecta a todo el planeta. Por ello, ha realizado un llamamiento público para proteger a las mujeres y los niños y niñas “en el hogar” de sus maltratadores y ha asegurado que las medidas de confinamiento aplicadas en numerosos países ha disparado los casos de violencia machista en el hogar.

“La violencia no se limita al campo de batalla”, ha señalado Guterres en un mensaje televisivo. “Lamentablemente, muchas mujeres y niñas se encuentran particularmente expuestas a la violencia precisamente donde deberían estar protegidas de ella. En sus propias casas. Por eso hoy lanzo un nuevo llamamiento a la paz en sus propios hogares, en sus hogares, en todo el mundo”, añade.

El máximo dirigente de Naciones Unidas lamenta que “en las últimas semanas, a medida que las presiones económicas y sociales aumentaban y el miedo se apoderaba de la población, el mundo ha visto un terrible aumento de la violencia doméstica”, y por ello insta “a todos los gobiernos a que adopten medidas para prevenir la violencia contra la mujer y a que proporcionen recursos a las víctimas como parte de sus planes de acción nacionales para hacer frente al Covid-19”.

España es precisamente uno de los países que activó inmediatamente tras el confinamiento domiciliario obligatorio medidas concretas de protección a estas víctimas de la violencia doméstica y de género. La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha registrado un aumento del 286% de las consultas online a su servicio de ayuda telefónica del 016 y también el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha detectado un descenso de hasta un 70% de las denuncias por violencia de género en los juzgados desde que se decretó en España el estado de alarma.

El secretario general de la ONU ha reclamado la implantación de “sistemas de alerta de emergencia en las farmacias y tiendas de comestibles”, los únicos establecimientos que permanecen abiertos en muchos países.

“Los derechos y las libertades de las mujeres son esenciales para lograr sociedades fuertes y resilientes. Juntos podemos y debemos prevenir la violencia en todas partes, de las zonas de guerra a los hogares de las personas, mientras trabajamos para vencer al Covid-19”, ha concluido Guterres.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Porqué ningún gobierno dice o hace algo en contra de esta farsa del coronavirus. Este teatro se montó para frenar el auge comercial chino y Estados Unidos y Gran Bretaña son los patrocinadores.
    Sépanse el poder que tienen para manipular al planeta.
    Fuera los grandes monopolios empresariales gringos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre