El director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Durante la rueda de prensa que acaba de dar esta tarde el director general de la Organización Mundial de la Salud, se ha hecho hincapié en el hecho de la rapidez que está tomando la expansión de la pandemia, y la necesidad de tomar medidas agresivas para frenarla.

Según ha explicado, más de 300.000 casos de infección por coronavirus han sido reportados a la  OMS desde casi todos los países del mundo. Y en base a las cifras que están reportándose, desde la organización confirman que la pandemia está sufriendo un aceleramiento en la propagación. Explican que tardó 67 días desde el primer caso hasta los primeros 100.000 y después, 11 días para llegar a los 200.000. Se ha llegado a los 300.000 casos en cuatro días. Los días se acortan y evidencian que el ritmo de contagios se está multiplicando a una velocidad muy rápida.

Durante la rueda de prensa se ha explicado que hasta el momento, la gente está adoptando medidas de defensa: quedarse en casa, aumentar la higiene, mantener la distancia de seguridad.

Sin embargo, ha hecho énfasis en que ahora es momento de tomar medidas de ataque: haciendo pruebas a todos los casos sospechosos, aislándolos y cuidando de cada caso confirmado.

“Solucionar este problema requiere de coordinación política a nivel mundial”, han señalado. Y han apuntado al G20 como conjunto que debe liderar la puesta en marcha de medidas de trabajo para aumentar la producción, facilitar grupos de expertos y garantizar la distribución de todo lo que sea necesario a todos los países.

Se ha llamado la atención también sobre la necesidad de proteger a los trabajadores y de manera especial a los del sector sanitario: “Si no priorizas la protección de los trabajadores de la salud, muchas personas morirán”.

 

 

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre