El mercado de la financiación y los créditos al consumo se ha disparado en los últimos meses en España. La buena marcha de la economía española, con unas expectativas de crecimiento por encima del 2% para este 2019, ha impulsado la concesión de este tipo de créditos dirigidos a fomentar el consumo entre los clientes por medio de la adquisición de préstamos rápidos.

En concreto, según los últimos datos facilitados por el Banco de España, el crédito al consumo ha crecido alrededor en un 14%, situándose muy por encima de la media del resto de países europeos, que se sitúa en el 7%. Estos datos ponen de manifiesto que los consumidores españoles han perdido el miedo a gastar y están apostando por nuevas formas de financiación para adquirir productos.

Sin embargo, y con respecto a lo que sucedía antes del surgimiento de la crisis económica, la forma en la que los consumidores acceden a este tipo de financiación rápida y en forma de minicréditos ha cambiado en cuanto a las empresas a las que solicitan este dinero. Si en 2008, la mayoría de este tipo de créditos eran cerrados con entidades financieras “clásicas”, hoy en día los nuevos operadores y fintech están ocupando este puesto prevalente, situándose como empresas de confianza a la hora de conceder un minipréstamo.

Estos créditos de bajas cantidades económicas tienen la característica de que la mayoría es un préstamo 3000 euros. Esta cantidad suele ser la media que piden los consumidores en estos nuevos operadores, ya que con ella pueden hacer frente a sus compras de una forma rápida, con seguridad y transparencia. “Además, esta financiación también sirve para que los consumidores abonen imprevistos de última hora como una reparación del coche o en el hogar”, destacan expertos del sector.

Entre las ventajas que ofrecen los nuevos operadores en la concesión de minicréditos destaca, por encima de todo, la velocidad con la que los conceden y el hecho de que no piden aval. Para conseguirlo, estas empresas trabajan con un modelo de negocio en el que prima el servicio al cliente, pudiendo ingresar el dinero en menos de 24 horas si cumplen con los requisitos que establecen.

Estos requisitos de acceso son menores que los que establece la banca tradicional, lo que hace que sean muy atractivos para los consumidores. En concreto, estos nuevos operadores como, por ejemplo, Cofidis tan sólo establecen que el usuario sea mayor de edad y que tenga unos ingresos recurrentes que puedan demostrar para poder acceder al dinero requerido.

Con esta nueva forma de operar agilizan su servicio, ya que todo el trámite se puede hacer de forma online y sin necesidad de acudir a una oficina física donde presentar documentación específica y especificar a qué se va a dedicar el dinero. Asimismo, los consumidores no tiene un mínimo de dinero a solicitar.

La política de devolución del préstamo también es muy atractiva para los consumidores, ya que estos operadores ofrecen muchas facilidades en lo que se refiere al tiempo de devolución. En concreto, algunas de estas empresas permiten devolver el crédito entre un plazo de 12 a 96 meses, pudiendo incluso reducirlo en caso de que sea más conveniente para los clientes.

Consejos a la hora de pedir un minicrédito

Estos préstamos rápidos, a pesar de que las facilidades que ofrecen estos nuevos operadores, tienen que ser devueltos en su integridad, añadiendo un tipo de interés fijado en el contrato firmado entre las dos partes. Por ello, a la hora de pedir un préstamo de estas características, o de cualquier otra, hay que tener en cuenta una serie de consejos para asegurarse de que se va a poder devolver sin problema.

  • Establece el dinero que necesitas. La ventaja que ofrecen estas plataformas es que puede elegir, prácticamente, cuál es la cantidad exacta de dinero que pides. No tienes que pedir un mínimo fijado por ellos, por lo que con estas empresas debes pedir el dinero exacto que necesitas para pagar menos dinero en concepto de interés.
  • Busca y compara. La digitalización ha impulsado el nacimiento de empresas fintech especializados en la concesión de préstamos rápidos. Por ello, existe una amplia oferta de empresas donde acudir. Así que haz un trabajo de investigación premio, busca y compara tipos de interés, así como políticas de devolución y elige la que más se adapta a ti.
  • ¿Cuánto dinero necesitas al mes para devolver el préstamo? Una vez que tienes claro el dinero que vas a solicitar, el tipo de interés y el tiempo en el que lo vas a devolver establece cuál es la cantidad de dinero que deberás dedicar cada vez a la devolución del minicrédito. De este modo podrás organizarte y, en caso de que no te salgan las cuentas, puedes ampliar el número de meses en el que devolver el dinero para que las cuotas sean más bajas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + diez =