Foto: Agustín Millán

Mentiras, populismo, ideas vacías, más mentiras, patrioterismo, más mentiras, pensamientos enterrados por las esencias democráticas nacidas del consenso y, por supuesto, más mentiras, ha sido lo que ha caracterizado la manifestación convocada por Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal en Madrid. Prácticamente todo lo dicho desde el estrado es un ataque contra el orden constitucional establecido y los elementos esenciales de la democracia española. Por tanto, quienes se autodefinen como los defensores de la patria no son más que sus peores enemigos.

Las técnicas de la propaganda de Goebbels han vuelto a ser utilizadas desde primera hora de la mañana a través de las redes sociales. Cuatro ideas simples, fáciles, repetidas hasta la saciedad. A los móviles de los españoles llegaban frases atribuidas a personajes históricos, tal y como hizo en franquismo al tergiversar la historia con falsas hazañas de esos hombres y mujeres de la historia. Pongamos un ejemplo de ello: durante la dictadura se enarboló la figura de los conquistadores de América o de Rodrigo Díaz de Vivar quienes fueron, en realidad, los primeros fueron los que ejecutaron uno de los mayores genocidios de la historia de la Humanidad y, en el caso del Cid, no fue más que un mercenario que vendía sus servicios tanto a moros como a cristianos. Ahora se quiere enarbolarse la figura de Blas de Lezo, un comandante que, además de ir perdiendo partes de su cuerpo en cada campaña en la que participaba, tiene más oscuros que claros en lo referente a su pretendido heroísmo.

La manifestación de hoy en Colón no es más que la expresión de la exclusión en referencia a España y los buenos españoles. Todo aquel que no haya ido hoy a la concentración no es un español de bien, tal y como dio a entender Pablo Casado cuando llamó a manifestarse a la España de los balcones, a los españoles de bien. Por tanto, en este país sólo hay 50.000 ciudadanos de bien, si llevamos ese mensaje a la reducción por el absurdo.

Por otro lado, la concentración convocada por Casado, Rivera y Abascal, es un ataque frontal a la propia democracia, una especie de «Marcia su Roma» del siglo XXI. Los tres líderes del eje de la derecha están intentando presentar un frente común contra los valores democráticos, principalmente contra el diálogo y el consenso. En este país se hizo una transición de la dictadura a la democracia basada en el consenso y en las cesiones. Precisamente, los que mitifican ese periodo histórico para evitar que se implementen las reformas fundamentales que necesita España son los que anulan el espíritu del consenso a través de la imposición de su ideología que, según se ha escuchado en sus manifestaciones o en el manifiesto que a millones de españoles ha amargado el aperitivo, es la única válida. La imposición ideológica es contraria a la democracia y, por tanto, quienes lo pretenden son enemigos de España.

El propio manifiesto estaba plagado de mentiras que enarbolaron a los allí presentes que, por desgracia, están siendo víctimas de la propaganda populista de Vox y que ha sido comprada por Casado y, en ocasiones, por Rivera. El siguiente párrafo del manifiesto lo demuestra: «Cedió al recibir con lazos amarillos al presidente de la Generalitat en Moncloa. Cedió al trasladar a los políticos presos a la cárcel de Lledoners. Cedió al aceptar la bilateralidad entre iguales en la reunión de Pedralbes. Cedió al torcer el criterio jurídico de la Abogacía del Estado. Cedió al aceptar las 21 exigencias del secesionismo. Cedió al iniciar unas negociaciones para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, ofreciendo a cambio la soberanía nacional. Cedió al admitir la posibilidad de que hubiera mediadores, relatores, o cualquier otra figura semejante. Cedió en todas las ocasiones en las que debería haber defendido la dignidad de los españoles ante quienes quieren acabar con nuestra democracia y nuestro orden constitucional. Estas cesiones representan la renuncia del Gobierno de la Nación a cumplir con su obligación de guardar y hacer guardar la Constitución. Su renuncia a preservar la unidad nacional y su incapacidad de garantizar los derechos y libertades de todos los españoles».

Pedro Sánchez no recibió con lazos amarillos a Quim Torra; no ha admitido la presencia de mediadores (como sí lo hizo Aznar en las negociaciones con ETA), tal y como dejó claro el pasado viernes; no cedió respecto a la Abogacía del Estado; no cedió al trasladar a los presos independentistas a Cataluña porque el no hacerlo significaba incumplir con la ley; no ha cedido en ninguna negociación de los presupuestos porque, tal y como dijo el propio Pedro Sánchez, los límites están en la Constitución. Todo este párrafo del manifiesto es una mentira que, por desgracia, mucha gente quiere oír.

Da la sensación de que el único modo en que pretenden los líderes del Eje de la derecha arreglar el problema territorial con Cataluña está basado en la imposición, en la intervención (del tipo que sea, la militar incluida) y en la conquista (por utilizar el lenguaje patriotero barato de Vox). El diálogo democrático queda absolutamente proscrito.

En consecuencia, hoy hemos sido testigos de cómo el Eje, el «trifachito», ha hecho una demostración de que los canales democráticos no les son válidos y sólo quieren elecciones para, a través del sufragio, asaltar el poder como hicieron algunos dictadores en el siglo pasado: utilizar la democracia como herramienta para imponer una dictadura, el mismo sistema del que Hermann Göring hizo alarde en los juicios de Nuremberg.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16? [newsletter_signup_form id=1]

3 Comentarios

  1. José Antonio Gómez si en España no hubiera democracia, tú no podrías verter esta cantidad ingente de estiércol. José Antonio, no lo dudes con la confusión mental que padeces Anita Botin se debe estar dando una orgia a tu consta, José Antonio estés muy cortito y un autentico sectario liberticida que te vayan dando bazofia

  2. Estoy de acuerdo con su artículo,pero decirle que de todo esto hay unos culpables y no son otros que los políticos que han gobernado en este pais durante los últimos 37 años.

  3. Abascal cn tal d acallar qe le financian moros y dejo tiesos sus chiringos…
    Vx apoyado x Stevebanon se forró especulndo cn GoldmanSach=aznar=Vx
    +creadores d la crisis-2011 pacta cn PP (mas de 100 casos corupcion)
    ad+ tiene el mismo programa economico qe PP=traicion sus votants
    En redes sociales todo histerismo
    ….Vx fascista=eliminan prensa qe ls disgusta
    Falseador victimista insultos y triunfalismo de postin pa consolarse
    Financiado x Iran se dicen mu ejpañoles
    Y el dinero de donde trabajo abascal desaparecido = corruPpcion

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + 3 =